Una solución que funciona, ¿es siempre la mejor? (efecto de focalización)

El efecto de focalización o Einstellung es más común de lo que piensas. Reflexiona, ¿alguna vez te has empeñado en aplicar una solución que lleva tiempo sin funcionar? Pues sigue leyendo.
Una solución que funciona, ¿es siempre la mejor? (efecto de focalización)
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez.

Última actualización: 30 septiembre, 2022

El efecto de focalización es la confirmación científica del dicho “más vale malo conocido que bueno por conocer”. También llamado efecto Einstellung, es el encargado de dotar de eficiencia a la búsqueda de soluciones ante un problema.

Así, el cerebro trata de encontrar estrategias basadas en los conocimientos y experiencias anteriores en las que el éxito es la nota de corte para proceder. El problema ocurre cuando este proceso mental también bloquea la exploración de alternativas y el progreso. Básicamente: si no está roto, ¿para qué arreglarlo?

¿Qué es el efecto de focalización?

Se trata de un sesgo cognitivo por el cual una persona se aferra a soluciones conocidas para un problema, cerrándose a explorar otras más novedosas o alternativas. Este heurístico tiene una parte inconsciente, en la que el cerebro ataja para solucionar un contratiempo de forma eficiente, y otra consciente, en la que entra en juego la obstinación y el miedo a lo desconocido.

Como todos los sesgos, este también es adaptativo. Trabajar con la realidad inmediata es muy costoso a nivel cognitivo, pues requiere de analizar cada situación de manera individual. Gracias este sesgo, se emplean la memoria y el pensamiento abstracto para resolver problemas similares con la misma solución.

El efecto Einstellung se intensifica a medida que aumenta la dificultad del problema al que se enfrenta el sujeto.

Mujer preocupada pensando
El efecto de focalización es la tendencia del cerebro a aferrarse a la solución más conocida.

Efectos perjudiciales en diferentes ámbitos

Como podrás imaginar, empecinarse en aplicar la misma solución a varios problemas o utilizar el mismo método durante años lleva inevitablemente al fallo o la falta de eficiencia. Los tiempos avanzan y parte de la capacidad de supervivencia del ser humano es renovarse y adaptarse a esos cambios.

El efecto de focalización se puede observar en prácticamente todos los ámbitos de la vida. Aquí tienes algunos ejemplos:

  • Relaciones: la educación y las vivencias personales juegan un papel fundamental en la resolución de conflictos. Así, es común ver como algunas personas siguen aplicando las mismas soluciones a problemas tan diferentes como los celos y la comunicación, aunque no obtengan resultados.
  • Trabajo: ¿cuántas veces has comenzado en un trabajo nuevo y has escuchado la frase “siempre lo hemos hecho así y funciona”? No importa que se tarde el doble que con otros métodos o que sea más costoso, el caso es que nunca ha fallado.
  • Ocio: probar nuevas actividades a veces es costoso a nivel cognitivo. Si ya sabemos que algo nos entretiene, es más probable que lo mantengamos como forma de ocio principal en lugar de arriesgarse a explorar campos que quizá no nos gusten.
  • Desarrollo personal: las dinámicas internas a la hora de gestionar las emociones y los pensamientos también beben mucho de lo aprendido y lo que ha sido eficaz en el pasado. Aquí se encuentran todos esos mecanismos automáticos que parchean nuestros problemas en lugar de darles una solución definitiva.
Hombre pensando
Si queremos resultados distintos, tendremos que optar por soluciones diferentes.

¿Cómo evitar el efecto Einstellung?

Al final, este atajo cognitivo puede anclarnos en acciones y decisiones que no terminan de manera definitiva con nuestros problemas. Reprimir emociones, mentir, dejar trabajos a medias, todo ello nos saca de apuros inmediatos, pero seguramente estamos ignorando soluciones alternativas que podrían mejorar nuestro bienestar.

Por ello, el primer paso es tomar consciencia de este sesgo, pues el autoconocimiento es la base de cualquier cambio personal, en especial cuando se trata de abrir la mente a la novedad. Aquí tienes algunos consejos adicionales:

  • Expande tus horizontes: habla con gente que trabaje en lo mismo que tú, acude a conferencias, haz amigos, adquiere nuevos pasatiempos. Enriquece tu vida y muchas ideas novedosas acudirán por sí mismas.
  • No te dejes llevar por la rutina: aunque cierto orden vital produce seguridad y estabilidad, dejar que los contratiempos se conviertan en parte de esa rutina no es sano. Explora qué partes de ella no te convienen y cámbialas.
  • No caigas en el conformismo: muchas veces, problemas que podrían eliminarse nos acompañan durante años escudados en el “es lo que hay”. Busca siempre maneras de resolverlos, pues nunca dejarán de aparecer nuevos retos.
  • Toma distancia emocional de los problemas: este planteamiento te ayudará a salir de las dinámicas automáticas que estás aplicando. Observarlo “desde fuera”, como si fueras otra persona, y aconsejarte algo que le dirías a un amigo.

Y, por supuesto, si crees que te has anclado en dinámicas y rutinas que no te benefician, siempre te ayudará acudir al psicólogo. No es fácil librarse de aprendizajes tóxicos que llevan contigo toda la vida, así que no temas pedir ayuda: el efecto Einstellung es inherente al funcionamiento de la mente, pero todo el mundo puede desactivarlo un momento para seguir creciendo.

Te podría interesar...
El efecto de verdad por repetición, ¿cómo opera?
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
El efecto de verdad por repetición, ¿cómo opera?

El efecto de verdad por repetición es un mecanismo por el cual la reiteración de una afirmación poco a poco lleva a que muchas personas la acepten ...



  • Torres-Barneto, L. (2016). Experiencia y flexibilidad en la resolución de problemas.
  • Nizharadzei, G. A. (1990). The Einstellung-effect. Theory and experiment. Mexican Journal of Behavior Analysis16(1), 55-70.
  • Ellis, J. J., & Reingold, E. M. (2014). The Einstellung effect in anagram problem solving: evidence from eye movements. Frontiers in psychology5, 679.