Sueños vívidos matinales, un fenómeno común

Los sueños lúcidos son más frecuentes durante las mañanas, justo en esa frontera en la que estamos a punto de despertarnos.
Sueños vívidos matinales, un fenómeno común
Valeria Sabater

Escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater.

Última actualización: 08 febrero, 2022

Los sueños vívidos matinales son experiencias oníricas en las que la persona es consciente de que está dormida y puede, hasta cierto punto, tener control sobre aquello que sueña. Si añadimos a esta definición la etiqueta “matinal” es por un hecho. Es habitual tener sueños lúcidos justo antes de levantarnos, es decir, por la mañana.

Esto se relaciona a su vez con otra evidencia que todos hemos experimentado alguna vez. Aquello que soñamos antes de que suene el despertador lo recordamos muchísimo mejor. El origen de todo ello reside en las propias fases del sueño. Resulta interesante saber que pasamos más tiempo en la etapa REM (rapid eye movement) justo cuando amanece, cuando se hace de día.

En este fragmento de tiempo cuando el cerebro está increíblemente activo, el universo onírico se hace más intenso, más perceptible y vívido, pero a su vez está cerca la frontera del despertar. Lo inconsciente y el mundo consciente se solapan, y justo en esa finísima línea, disponemos de una breve oportunidad para guiar a nuestro antojo algunos de nuestros sueños.

“La esperanza es un sueño despierto”.

-Aristóteles-

Mujer en medio de los sueños vívidos matinales

¿Qué son los sueños lúcidos?

Los sueños lúcidos suceden cuando una persona está dormida, pero a la vez es consciente de que está soñando. Ahora bien, resulta interesante saber que la primera figura que los definió o habló de ellos fue Aristóteles. Fue en Los tratados aristotélicos sobre el sueño donde explicó que hay veces en que el durmiente percibe que está dormido, y esa percepción de la mente es la que otorga nuevas facultades.

Bien es cierto que no habló exactamente del “control” de los sueños, pero le llamó la atención la experiencia del despertar de la conciencia en medio de un sueño. El hecho es que ese curioso y llamativo mecanismo es el que más atrae la atención de la ciencia. Tanto esa sí que estudios, como los realizados en la Clínica Neurológica de la Universidad de Frankfurt, señalan algo relevante.

Durante el sueño lúcido, activamos en realidad un estado “híbrido” de conciencia. Este estaría mediado por las áreas frontales cerebrales y se relaciona con la metacognición humana. Es decir, con esa facultad que permite reflexionar sobre los propios procesos mentales, sobre lo que pasa en nuestro universo mental.

Una competencia que unos tienen más desarrollada que otros y que, según parece, les permitiría tener más sueños lúcidos.

A medida que se acerca la mañana, se eleva la probabilidad de que aumente el sueño o REM y con ello, los sueños lúcidos

¿Por qué ocurren?

Hay un hecho evidente y es que la mayoría de sueños lúcidos acontecen en la frontera de la vigilia, casi en el despertar. Por ello, hablamos casi siempre de sueños vívidos matinales, porque en realidad es en ese momento cuando los solemos experimentar.

Fue durante las décadas de los 60 y los 70 cuando empezó a usarse el electroencefalograma junto al electrooculograma, un instrumento de la oftalmología que sirve para estudiar el movimiento de los músculos del ojo. Gracias a estos instrumentos, se descubrió la relación entre la fase REM del sueño, los movimientos oculares rápidos y ese despertar híbrido de la conciencia que daba paso a los sueños lúcidos.

Asimismo, también pudo apreciarse que los ciclos de sueño duran de media unos 90 minutos. Sin embargo, y aquí llega el dato interesante, a medida que se acerca la mañana, los períodos NO REM se acortan y los períodos REM se alargan.

A final de la noche y antes del despertar, territorio de sueños lúcidos

La Universidad de Nueva York realizó un estudio a mediados de los años 90 para profundizar en los sueños vívidos matinales. Algo que pudo clarificarse una vez más es que estos aparecen en la fase REM y que su aparición es más frecuente al final de la noche y justo antes de despertarnos durante la mañana.

Es en esta etapa cuando se experimenta una activación subcortical y cortical y se genera la probabilidad de aparición de estas experiencias. Es un momento, una frontera sutil en la que soñamos mucho más, pero llega el momento de despertar y nuestra conciencia lo sabe. Esto hará que o bien recordemos más fácilmente lo que estamos soñando o que de pronto sintamos que podemos controlar lo que hay en ese sueño…

Mujer dormida

¿Por qué hay personas que tienen más sueños lúcidos?

En la actualidad no hay datos claros que nos digan por qué hay quien experimenta más sueños vívidos matinales. Se cree que aquellas personas con mayores competencias en metacognición (reflexionar sobre el propio pensamiento) tienen mayores probabilidades de experimentarlos.

Sin embargo, ha podido verse que pacientes con apnea o con ansiedad también evidencian dichas vivencias en la fase REM. También consumir determinados fármacos, como los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina o los betabloqueadores beta, se relacionan con los sueños vividos.

Asimismo, y como curiosidad, es común que las mujeres embarazadas tengan este tipo de sueños durante su primer trimestre. Los cambios hormonales mediarían en este tipo de situaciones siempre tan llamativas y sugerentes para el ser humano.

Te podría interesar...
Trastornos del despertar del sueño NO REM: qué son, tipos y causas
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
Trastornos del despertar del sueño NO REM: qué son, tipos y causas

Trastornos del despertar del sueño NO REM se dividen en terrores nocturnos y sonambulismo. Analizamos las causas y características.



  • Antrobus J, Kondo T, Reinsel R, Fein G. Dreaming in the late morning: summation of REM and diurnal cortical activation. Conscious Cogn. 1995 Sep;4(3):275-99. doi: 10.1006/ccog.1995.1039. PMID: 7497109.
  • Aspy DJ. Findings From the International Lucid Dream Induction Study. Front Psychol. 2020 Jul 17;11:1746. doi: 10.3389/fpsyg.2020.01746. PMID: 32765385; PMCID: PMC7379166.
  • Aspy D. J. (2016). Is dream recall underestimated by retrospective measures and enhanced by keeping a logbook? An empirical investigation. Consciousness Cogn. 42 181–203. 10.1016/j.concog.2016.03.015
  • Aspy D. J., Delfabbro P., Proeve M., Mohr P. (2017). Reality testing and the mnemonic induction of lucid dreams: findings from the national australian lucid dream induction Study. Dreaming 27 206–231. 10.1037/drm0000059
  • Voss, U., Holzmann, R., Tuin, I., & Hobson, J. A. (2009). Lucid dreaming: a state of consciousness with features of both waking and non-lucid dreaming. Sleep32(9), 1191–1200. https://doi.org/10.1093/sleep/32.9.1191
  • La berge SP, Nagel LE, Dement WC, Zarcone VP. Lucid dreaming verified by volitional communication during REM sleep. Percept Mot Skills. 1981;52(3):727-32. doi:10.2466/pms.1981.52.3.727
  • LaBerge S. Lucid dreaming in Western literature. In: Gackenbach J., LaBerge S. (eds) Conscious Mind, Sleeping Brain. Springer, Boston, MA. 1988. doi:10.1007/978-1-4757-0423-5_2
  • Saunders DT, Roe CA, Smith G, Clegg H. Lucid dreaming incidence: A quality effects meta-analysis of 50years of research. Conscious Cogn. 2016;43:197-215. doi:10.1016/j.concog.2016.06.002
  • Vallat R, Ruby PM. Is it a good idea to cultivate lucid dreaming?. Front Psychol. 2019;10:2585. doi:10.3389/fpsyg.2019.02585