Superando obstáculos

12 Abril, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el psicólogo Bernardo Peña Herrera
La vida nos pone a prueba constantemente. Los problemas, obstáculos y dificultades forman una parte esencial de la misma. ¿Cómo afrontarlos?

Muchas veces se nos presentan problemas y obstáculos que nos detienen y no sabemos manejar de forma apropiada por diferentes razones. La forma en la que actuamos para superar estos obstáculos en la vida es fundamental. De hecho, marcará un punto de inflexión en nuestra vida y nos imprimirá un carácter particular.

Esto sucede siempre en nuestras vidas y si no suceden no es natural. Los obstáculos son algo normal, puesto que la vida está llena de ellos, y como muchos dicen nada es fácil y todo requiere de trabajo y esfuerzo. A todos se nos presentan diariamente en el trabajo, al lidiar con otras personas o en algún punto de nuestra vida.

Estos pueden ser bien sea una ruptura, algún examen en la facultad, la toma de una decisión importante, el desempleo, etc. Unos serán más complicados que otros, pero al fin y al cabo vivir es una lucha constante, una lucha por imponer nuestra voluntad pese a las circunstancias adversas. 

¿Cómo se presentan los obstáculos?

Los obstáculos pueden ser externos, como enfrentarse a situaciones o decisiones importantes. O, por el contrario, pueden ser internos, lo que se conoce como la lucha contra el dragón, dentro del mito del héroe. Ambas circunstancias cursan con la misma ansiedad, pues son importantes y representan puntos de inflexión en nuestras vidas.

Esto los vemos como barreras que no nos permiten avanzar en nuestro camino del día a día, provocando que nos atasquemos por momentos en dicho problema sin ver lo demás que está ocurriendo en nuestra vida, y muchas veces tampoco podemos encontrar la solución de forma rápida ni sencilla. Esto nos impide concentrarnos y tomar buenas decisiones.

¿Por qué se nos presentan?

Siempre estamos planeando nuestra vida, teniendo metas y tomando decisiones, pero estos obstáculos aparecen muchas veces cuando menos lo esperamos, como si fueran pruebas que debemos superar para obtener eso que más anhelamos.

Es completamente  normal y parte de la vida. Si bien estamos dotados de ciertas habilidades para resolver problemas es cierto que se nos escapa de las manos alguna situación y no sabemos cómo solventarla.

Estas situaciones nos molestan, nos deprimen, nos preocupan y llenan de miedo por no saber cómo superarlas. Es comprensible, puesto que todos pasamos por esto alguna vez en nuestra vida o mejor dicho muchas veces. Porque estamos vivos y, por tanto, en constante prueba.

No reces por una vida fácil, reza para tener la fortaleza de afrontar una vida difícil – Bruce Lee

¿Cómo superar obstáculos?

Lo principal es no dejarnos llevar por el ánimo del momento. El ánimo implica ser abrumado por el elemento irracional que llena de caos la vida externa. Dejarse llevar por el ánimo es robarle a uno la capacidad de discernimiento.

Por el contrario, lo que se debe hacer es sentir. Esto es la capacidad de evaluar. El arte sublime de tener una estructura de valores y un sentido sobre el significado de las cosas. Por tanto, a través del sentimiento llegaremos a la profundidad de las cosas, y que podamos dar una respuesta acorde a nuestras capacidades, valores y necesidades del momento.

Es importante sentarnos a analizar dicha situación y ver las formas en que podemos superarla, tranquilizarnos y saber que contamos con las herramientas necesarias para afrontar lo que se nos ponga en nuestro camino.

En resumen, es cierto que no somos seres perfectos y muchas veces necesitamos ayuda, por eso cuando veamos que algo se escapa de nuestras manos no temamos pedir ayuda siempre habrá alguien cerca que quiera tenderte la mano, puede ser nuestra pareja, un amigo, la familia  o incluso un terapeuta que tiene herramientas necesarias para orientarte.