Sencilla técnica japonesa para eliminar el estrés

Una sencilla técnica japonesa para eliminar el estrés

Valeria Sabater 10, Marzo 2017 en Curiosidades 3523 compartidos

El “Jin Shin Jyutsu” es un arte japonés y un tipo de filosofía de vida que nos enseña a desbloquear el estrés y amortiguar el peso de las presiones cotidianas utilizando únicamente las manos. Se trata de una interesante técnica de autosanación que busca re-equilibrar el bienestar físico y mental a través de los dedos y lo que cada uno de ellos representa.

Estamos ante un enfoque poco conocido para el mundo occidental y que posiblemente a más de uno le parezca extraño o poco creíble. Ahora bien, a la hora de gestionar muchos de los padecimientos más comunes en nuestra sociedad, como pueden ser el estrés, la ansiedad o la depresión, necesitamos diferentes estrategias. Por otro lado, para conocer cuál es la que mejor se adapta a nuestras necesidades personales lo mejor es que conozcamos varias y experimentemos con ellas.

Para tratar una dolencia cualquiera no basta con un fármaco, y en lo que se refiere a la tensión física, al cansancio mental o a esos desequilibrios hormonales y neuroquímicos que se asocian al estrés, nos pueden ir muy este tipo de técnicas ancestrales. Son fáciles de llevar a cabo, no requieren entrenamiento y en un momento puntual de sobracarga son capaces de traernos un gran bienestar en poco tiempo.

El estrés, ese enemigo implacable

Uno de los planos que más solía utilizar Alfred Hitchcock en sus películas era ese donde la cámara se colocaba en la posición de un dios para darnos una panorámica inmensa a vista de pájaro. De ese modo, el protagonista quedaba empequeñecido ante la inmensidad, demostrando así su infinita fragilidad.

Lo mismo nos ocurre a nosotros. En medio de esta vasta y compleja sociedad envuelta en frenéticas dinámicas, nos hemos vuelto pequeños. La vida a veces nos sobrepasa y el cerebro no hace más que detectar potenciales peligros, ocasionando así un desequilibrio en nuestro sistema nervioso autónomo que impacta en muchas de nuestras funciones básicas (respiración, digestión, circulación sanguínea…)

Algo que no podemos olvidar es que el estrés, por sí mismo, siempre será positivo si es justificado (la amenaza existe), moderado en intensidad y no muy largo en el tiempo. Es un modo de conseguir energía, de pensar más rápido y de activarnos. Ahora bien, el auténtico problema acontece cuando esta especie de epidemia moderna se vuelve crónica. Nuestro cuerpo no está preparado para una acumulación excesiva de adrenalina y cortisol, y los efectos son implacables.

A continuación, te explicamos una sencilla técnica que puede ayudarte de diferentes momentos. ¿Quieres conocerla?

La técnica japonesa para eliminar el estrés

Es muy posible que ya hayas oído hablar alguna vez de esta técnica. De hecho, es común que se diga de ella que puede eliminar el estrés en solo 5 minutos. Bien, conviene ser cautos en este aspecto. El estrés, en los casos más serios, requiere también de nuevos enfoques mentales y de una revisión de nuestro estilo de vida. Esta técnica es solo un punto de partida, un alivio momentáneo donde permitirnos estar más presentes y reequilibrar muchas de esas tensiones que nos atenazan.

En qué se basa la técnica del Jin Shin Jitsu

Según el arte del Jin Shin Jitsu cada dedo está alineado con dos órganos del cuerpo humano. Este sistema es similar al de la reflexología, donde el toque manual es suficiente para activar las conexiones entre los puntos de energía de la propia extremidad con el órgano correspondiente.

Esta técnica, a su vez, puede permitir que la persona acceda a determinadas emociones gracias a esa interacción con ciertos órganos. No podemos olvidar que según la cultura nipona, cada órgano está relacionado con un determinado universo emocional.

Cómo llevar a cabo el método japonés para aliviar el estrés

Para poder llevar a cabo este mecanismo, solo tienes que cerrar tu puño izquierdo cogiendo en su interior un dedo determinado de la mano derecha. El dedo que deberemos coger y presionar durante 30 segundos es aquel que más se relacione con nuestra dolencia o nuestro problema en concreto.

Estas son las orientaciones en las que deberemos basarnos:

  • Pulgar: preocupaciones, nervios y estrés.
  • Mayor: ira, enojo y cólera.
  • Anular: depresión, tristeza y falta de decisión.
  • Meñique: pesimismo, falta de energía y ansiedad.

Una vez hayas identificado la dimensión emocional que te caracteriza, envuelve y presiona ese dedo en series de 30 segundos (presión-descanso-presión-descanso) a lo largo de cinco minutos.

La mano y sus puntos de presión: solución rápida a momentos de tensión

Quizás hayas oído hablar alguna vez de la acupresión, una técnica tradicional de oriente que consiste en hacer presión en determinados puntos del cuerpo, tales como la planta del pie, el pabellón auricular, la boca del estómago… El método basado en el arte del Jin Shin Jitsu que acabamos de explicarte, está basado en ella, y más allá de lo que muchos puedan creer, también tiene su base biológica y su propósito.

Bajo nuestra piel se extiende una compleja ramificación de nervios llamado fibras C. Estas fibras se encargan de transmitir información sensorial a través de un tipo de células muy concretas: las células de Merkel. Gracias a este tipo de presiones localizadas, podemos aliviar tensiones, sobrecargas e incluso molestias físicas. 

estrés

Todos tenemos claro, no obstante, que estás técnicas no curan enfermedades, y que por sí mismas no dan una respuesta integradora a ese veneno implacable que supone el estrés crónico. Sin embargo, son una herramienta maravillosa para encontrar alivio en un momento puntual cuando estamos en el trabajo o cuando llegamos a casa con las tensiones del día anudadas a nuestra espalda.

A veces, solo con presionar durante unos segundos el centro de nuestra mano nos sume en un estado de relajación tan placentero como liberador. Son pequeñas estrategias que no cuestan nada y de las que se puede conseguir mucho. 

¿Te animas a descubrir esta técnica japonesa para aliviar el estrés?

Valeria Sabater

Soy psicóloga y escritora. La curiosidad por el conocimiento humano es mi cerradura particular, la psicología mi llave, la escritura, mi pasión.

Ver perfil »