¿Tienes calidad de vida laboral?

Edith Sánchez·
09 Marzo, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Sergio De Dios González al
09 Marzo, 2020
La calidad de vida laboral es un factor fundamental para tener un equilibrio adecuado en nuestras vidas en general. Esa calidad depende tanto de la organización, como del trabajador mismo. Te damos algunos parámetros para que evalúes si estás en un ámbito laboral con suficiente calidad.

La mayoría de nosotros pasamos buena parte de nuestra vida trabajando, pero no siempre nos detenemos a pensar si en realidad tenemos una buena calidad de vida laboral o no. Aunque estamos en pleno siglo XXI, sigue muy extendida la idea de que el trabajo necesariamente genera sacrificios e incluso sufrimientos.

La principal fuente de ingresos para la mayor parte de los habitantes del planeta es el trabajo. Por eso, la motivación fundamental para muchos es simplemente tener los recursos necesarios para subsistir y satisfacer sus necesidades de consumo. Sin importar si esto es o no así, lo cierto es que todos tenemos el derecho y el deber de tener una buena calidad de vida laboral.

El trabajo más productivo es el que sale de las manos de un hombre contento”.

-Victor Pauchet-

Una parte de esa calidad de vida laboral la aporta el empleador; otra, está a cargo de los compañeros de trabajo. Así mismo, la actividad y las condiciones en las que se realiza, tienen que ver con esto; finalmente, nosotros mismos enriquecemos o no ese ámbito del trabajo.

Equipo de trabajo hablando

¿Qué es la calidad de vida laboral?

No es fácil definir el concepto de calidad de vida laboral, ya que son muchos los factores involucrados en esto y varios de ellos son estrictamente subjetivos. En términos generales, podríamos decir que la calidad de vida laboral existe cuando un trabajador experimenta básicamente sentimientos positivos hacia la labor que realiza y hacia la organización en donde la lleva a cabo.

Hay que decir que esos sentimientos positivos nacen de muchos factores, que no solo dependen del trabajador, sino también de la organización. Implica la existencia de unas condiciones objetivas y subjetivas, que en conjunto lleven al trabajador a hacer y sentir su balance como positivo.

Hay algunos conocedores del tema que no ponen tanto énfasis en el aspecto emocional, sino que se remiten a otros parámetros para definir la calidad de vida laboral. Desde esa perspectiva, dicha calidad tiene que ver con las posibilidades que ofrece el trabajo para que una persona pueda y quiera desarrollar sus potencialidades en todas las dimensiones de su vida.

Los factores objetivos de la calidad de vida laboral

Para que haya calidad de vida laboral se deben reunir unas condiciones objetivas mínimas. Estas son las que generan, en principio, el sentimiento positivo en el trabajador y la percepción de estar en un proceso de crecimiento a partir de su trabajo.

Los factores objetivos más destacables son los siguientes:

  • Medio ambiente físico. Se refiere a las instalaciones en las que el trabajador lleva a cabo sus tareas. Incluyen aspectos como ergonomía del puesto de trabajo, luz, temperatura, espacio personal, distancia al sitio de vivienda, etc.
  • Medio ambiente tecnológico. Tiene que ver con los equipos que emplea el trabajador para realizar su labor y la eficiencia o funcionalidad de estos.
  • Medio ambiente contractual. Básicamente incluye dos componentes que son definitivos en el sentimiento de satisfacción del trabajador. Uno es el salario y otro es la estabilidad laboral.
  • Medio ambiente productivo. Se refiere al volumen de labores que debe realizar un trabajador y a los horarios en que debe llevarlas a cabo. También incluye un elemento crucial que es la posibilidad de ascenso o promoción.
Mujer con gafas trabajando con el ordenador

Los factores subjetivos

Para que haya una buena calidad de vida laboral también hay todo un conjunto de factores subjetivos, que inciden en la satisfacción y bienestar del trabajador. Son subjetivos porque dependen más de la percepción personal que de datos medibles. Los factores subjetivos son:

  • Actividad profesional. Este factor está relacionado con el grado de satisfacción que la labor le proporciona a cada trabajador.
  • Relaciones entre el equipo de trabajo. Hace referencia a la calidad de los vínculos que se establecen con los compañeros de trabajo y con los directivos.
  • Percepción del liderazgo. Una persona se siente mejor en su trabajo cuando percibe que quien dirige su labor es una persona valiosa y muestra dotes para el liderazgo.
  • Esfera privada. Cuando hay problemas en la vida personal, lo más habitual es que la calidad de vida laboral se vea deteriorada.
  • Esperanza. Hace alusión a la forma en la que el trabajador imagina su situación dentro de la organización, en tiempo futuro. Entre más esperanzador sea ese futuro, más satisfacción habrá.

La calidad de vida laboral es fundamental para el equilibrio personal. También es un factor determinante para la buena marcha de una organización y está probado que incide en su productividad. Así mismo, a largo plazo le genera mejor reputación a una empresa, reduce el absentismo y promueve la creatividad.

Segurado Torres, A., & Agulló Tomás, E. (2002). Calidad de vida laboral: hacia un enfoque integrador desde la Psicología Social. Psicothema, 14 (4).