5 tipos de curiosidad y sus características

Somos curiosos por naturaleza, buscamos, exploramos y nos acercamos a un mundo lleno de estímulos y posibilidades. Sin embargo, existen 5 tipos de curiosidad. Quédate y descubre cuál es la tuya.
5 tipos de curiosidad y sus características
José Padilla

Escrito y verificado por el psicólogo José Padilla el 07 octubre, 2021.

Última actualización: 07 octubre, 2021

Antes de abordar los tipos de curiosidad, es conveniente definir la curiosidad e identificar los beneficios que puede tener en tu vida.

Entendemos por curiosidad el deseo o la disposición de reconocer y buscar nueva información y experiencia, incluido un interés intrínseco por aprender y desarrollar el conocimiento propio (Kashdan et al., 2013). Podemos decir que es un interés natural hacia algo que, captando nuestra atención, nos atrae y nos mueve hacia él. Es el impulso que nos acerca a lo desconocido.

Una persona curiosa, de acuerdo con Maw y Maw (como se citó en Bernal y Román, 2016), se caracteriza por:

  • Reaccionar positivamente ante estímulos novedosos, aproximándose hacia ellos, observándolos y manipulándolos.
  • Expresar el deseo de saber más acerca de sí mismo o de su entorno.
  • Examinar su entorno en busca de nuevas experiencias.
  • Persistir en el examen y exploración de los estímulos, con el propósito de conocer más acerca de ellos.

La persona curiosa se abre al mundo, a sus posibilidades y sus experiencias. Es una buscadora constante de respuestas que la acercan al objeto o situación que estimula su curiosidad. Es activa, y una exploradora nata de la vida.

Beneficios de la curiosidad

Kashdan (2009), un estudioso de la curiosidad, afirma que puede beneficiar a las personas en diferentes frentes. Así, nos ayudaría a:

  • Reducir el riesgo de enfermedades como el párkinson y el alzhéimer, e incluso puede contribuir a revertir parte de la degeneración natural que se produce.
  • Obtener mejores calificaciones y puntuaciones en pruebas de rendimiento en la escuela. En el aula es un predictor de la voluntad de los estudiantes de transferir el conocimiento aprendido a intereses y carreras a largo plazo.
  • Garantizar la construcción continua de una vida plena. La curiosidad hace que las personas estén más inmersas en el presente, sintiendo que sus vidas están impregnadas de significado.
  • Mejorar las interacciones sociales y la intimidad.
  • Disminuir la agresividad interpersonal.
Mujer con lupa

Los 5 tipos de curiosidad

Kashdan et al. (2018) lograron distinguir cinco dimensiones o tipos de curiosidad:

1. Exploración alegre

Solemos sentir este tipo de curiosidad cuando nos interesamos en buscar nueva información o construir nuevos conocimientos, motivados por la alegría y las ganas de aprender.

La exploración alegre es la clásica concepción que tenemos de la curiosidad. La puedes evidenciar cuando, por ejemplo, quieres saber por qué un avión puede volar o por qué un barco no se hunde en el mar.

Si en tu vida predomina esta forma de curiosidad, eres una persona que está motivada siempre a aprender, a conocer cómo funcionan las cosas y saber el porqué de algunos acontecimientos. Te acercas al conocimiento con pasión y te gusta encontrar respuestas a esas preguntas que te despiertan la curiosidad.

2. Sensibilidad a la carencia

Este tipo de curiosidad es similar a la anterior, la diferencia es que no estás motivado desde la alegría y el gozo, sino desde la tensión, el estrés o la ansiedad.

Si te identificas con esta curiosidad entonces te gusta reflexionar, resolver problemas complejos y reducir la brecha del conocimiento. Buscas el alivio de las tensiones, que te genera la situación problemática, a través de la investigación de nuevas soluciones.

3. Tolerancia al estrés

Esta forma de curiosidad se manifiesta cuando tienes la voluntad de aceptar la duda, la confusión, la ansiedad y otras formas de angustia que sientes al explorar nuevos eventos.

La tolerancia al estrés te ayuda a afrontar los eventos negativos de tu vida y a pensar en qué hay más allá de esas emociones y cambios que estás teniendo. Te mueve a buscar respuestas, a abrirte a esa experiencia y a resistir con valor las situaciones estresantes.

4. Curiosidad social

Sientes el deseo de conocer la vida de otras personas a través de medios de comunicación, redes sociales, revistas de entretenimiento, etc. Quieres saber qué piensan o qué hacen, el estilo de vida que llevan o los motivos que las llevan a comportarse de cierta manera.

Con el avance tecnológico, la globalización y el fácil acceso a fuentes de información, es cada vez más sencillo conocer la vida de las personas, en especial, la de los famosos. Las redes sociales son la ventana perfecta para asomarse a otras vidas y satisfacer nuestra curiosidad social.

Mujer sorprendida por un mensaje de móvil

5. Búsqueda de emociones

Este tipo de curiosidad es la que te lleva a buscar nuevas experiencias, sin importar el riesgo físico, social o financiero. Si eres un buscador de emociones, posiblemente te encantan los deportes de riesgos o viajar a lugares desconocidos en busca de aventuras. El miedo o la adrenalina no son un problema en tus expediciones ni un impedimento para disfrutar de tales experiencias.

Ahora que ya conoces los tipos de curiosidad, ¿cuál es la que más caracteriza tu vida y cuál es la que menos lo hace? ¿En qué tipo de contexto crees que predomina cada una? ¿Te gusta tu forma típica de ser curioso?

Si observas que hay un tipo de curiosidad que casi no experimentas, puedes plantearte estimularla en la situación que más se ajuste a ella, prestando atención a cómo te hace sentir. Recuerda que todos somos curiosos y que podemos serlo de distintas maneras en diferentes contextos.

Te podría interesar...
El valor de la curiosidad
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
El valor de la curiosidad

Decía Saramago que la vejez empezaba cuando se perdía la curiosidad y tenía razón. Dejar de ser curiosos, nos hace perder muchas cosas buenas.



  • Bernal, A. y Román J. (2016). La curiosidad en el desarrollo cognitivo: análisis teórico. Folhmyp, (6), 1-20.
  • Kashdan, T. B., Stiksma, M. C., Disabato, D. J., McKnight, P. E., Bekier, J., Kaji, J. y Lazarus, R. (2018). The five-dimensional curiosity scale: Capturing the bandwidth of curiosity and identifying four unique subgroups of curious people. Journal of Research in Personality73, 130-149. Doi: 10.1016/j.jrp.2017.11.011.
  • Kashdan, T. B., DeWall, C. N., Pond, R. S., Silvia, P. J., Lambert, N. M., Fincham, F. D., ... & Keller, P. S. (2013). Curiosity protects against interpersonal aggression: Cross‐sectional, daily process, and behavioral evidence. Journal of Personality81(1), 87-102. doi:10.1111/j.1467-6494.2012.00783.x
  • Kashdan, T. (2009). Curious? Discover the missing ingredient to a fulfilling life. William Morrow & Co.