15 tipos de conflictos: características y cómo resolverlos

Los conflictos surgen por diferencias interpersonales, por malentendidos, por incompatibilidades... En este artículo, hablaremos de 15 tipos de conflictos, identificando sus principales características.
15 tipos de conflictos: características y cómo resolverlos
Laura Ruiz Mitjana

Escrito y verificado por la psicóloga Laura Ruiz Mitjana el 11 julio, 2021.

Última actualización: 11 julio, 2021

Un conflicto es la ‘oposición’ o ‘el desacuerdo entre personas o cosas’. Implica una incompatibilidad, disputa o desencuentro. Los conflictos están presentes en todos los ámbitos: laboral, académico, personal, social… En este artículo hablaremos de 15 tipos de conflictos, según sus propiedades, su causa y las personas implicadas.

Como veremos, los conflictos varían mucho entre sí. ¿Qué los caracteriza? ¿Cómo resolverlos? ¡Vamos a descubrirlo!

¿Qué es un conflicto?

Los conflictos aparecen cuando se identifican elementos incompatibles dentro de la propia persona, en el seno de un grupo, de una sociedad…

Es importante diferenciar los conflictos de las competiciones. La competición supone ‘una oposición en cuanto a la consecución de los objetivos por parte de las personas que participan en una situación competitiva’. Por norma, en el marco de la competición, la victoria de una persona o grupo es incompatible con la victoria de otra persona o grupo.

Así, la competición produce conflicto, podríamos decir que es potencialmente conflictiva, pero no es el conflicto en sí (y no todo conflicto refleja una competición). El conflicto tiene que ver con el poder, con la probabilidad de que una parte influya en otra modificando o controlando su comportamiento.

Pareja enfada

6 tipos de conflictos según sus propiedades

Existen diferentes tipos de conflictos. Los conflictos pueden ser intrapersonales, intragrupales, intranacionales, interindividuales, intergrupales e internacionales. Además, pueden dividirse según sus propiedades en:

Conflicto verídico

Es un tipo de conflicto que existe objetivamente. Es percibido exactamente por las partes que intervienen en él; no depende de alguna característica fácilmente modificable del ambiente, y tampoco es fácil de resolver sin un juez imparcial.

¿Cómo resolverlo? Precisamente puede venir bien la ayuda de alguien externo al conflicto, de un juez imparcial.

Conflicto contingente

Son conflictos que dependen de circunstancias relativamente fáciles de cambiar, aunque esto no sea reconocido por las partes. Así, a la hora de resolverlos, conviene cambiar las circunstancias que los rodean.

Conflicto desplazado

Otro de los tipos de conflictos es el conflicto desplazado. En este caso, las partes en conflicto utilizan erróneamente los argumentos, verbalizando un tipo de conflicto (manifiesto) que en realidad es un desplazamiento del conflicto real (subyacente).

A la hora de resolverlo, será imprescindible averiguar cuál es el conflicto real (subyacente) y abordar el problema de raíz.

Conflicto mal atribuido

Es aquel que realmente no enfrenta a las partes; así, en este tipo de conflicto, en realidad, existe una tercera instancia que es la responsable de que acontezca esta situación. Para resolverlo, conviene conocer esta tercera instancia y descubrir si realmente existe conflicto.

Conflicto latente

En contraposición a un conflicto manifiesto, en este caso hablamos del conflicto que debería ocurrir abiertamente pero que, sin embargo, no sucede así. Para resolverlo será importante sacarlo a la luz.

Conflicto falso

Otro de los tipos de conflictos es el falso conflicto. Son conflictos que se dan sin una base objetiva, que son generados por malas interpretaciones, incomprensiones, malentendidos… Conviene evaluar qué sucede exactamente y si se trata o no de un conflicto, a fin de “resolverlo”.

5 tipos de conflictos según su causa

Según su causa, encontramos también diferentes tipos de conflictos. Entre ellos:

Conflicto de valores

Son los que surgen por diferentes criterios de evaluación de ideas, creencias o comportamientos que se perciben como incompatibles. Así, el conflicto surge cuando dichos valores se intentan imponer a la fuerza por la otra parte, por ejemplo. Pueden resolverse a través del diálogo y la negociación.

Conflicto de roles

Los conflictos de roles surgen por la desigualdad entre el poder y la autoridad, por pautas destructivas del comportamiento… Así, se relacionan sobre todo con el poder, la autoridad y el acceso a los recursos.

Pueden resolverse de diferentes maneras: aceptando las normas (y lo que dice la autoridad), no aceptándolas pero cambiando de lugar, etc.

Conflicto de información

Surgen debido a una falta de información, siendo esta necesaria para tomar las decisiones adecuadas, que hace que se interprete de forma diferente la situación. Se resuelven informándose.

Conflicto de intereses

Otro de los tipos de conflictos es el conflicto de intereses que surge por la competición entre necesidades no compatibles (o percibidas de esta forma). Pensemos, por ejemplo, en una persona que tiene una empresa y cuya pareja trabaja en una empresa del mismo sector. En algún momento podría tener que tomar una decisión que directa o indirectamente perjudicara a su pareja.

Además, pueden ser de tipo psicológico, y comportar percepciones de desconfianza, intolerancia, “juego sucio”, etc. Se resuelven cambiando los intereses personales, negociando, cediendo o abandonando la situación.

Conflicto de relación y comunicación

En este caso, surge por emociones negativas fuertes, por percepciones falsas, estereotipos, una mala comunicación… Para abordarlos, lo mejor es hablar las cosas de forma clara y sin “segundas” o indirectas.

Amigas discutiendo

4 tipos de conflictos según los participantes

Finalmente, según los participantes implicados, encontramos 4 tipos de conflictos. Estos son los siguientes:

Conflicto intrapersonal

Es el conflicto que surge de forma interna, dentro de nosotros. Así, su origen se encuentra en los eventos privados (pensamientos, emociones…). Se resuelve a partir de un buen proceso introspectivo y de la toma de conciencia, así la persona pueda averiguar qué quiere y qué está dispuesta a hacer para conseguirlo.

Conflicto interpersonal

Son los que se producen en los procesos de interacción con los demás. Suelen aparecer de forma rápida; por ejemplo, cuando la persona se siente atacada. Se resuelven a través del diálogo y de la empatía.

“El diálogo, basado en sólidas leyes morales, facilita la solución de los conflictos y favorece el respeto de la vida, de toda vida humana. Por ello, el recurso a las armas para dirimir las controversias representa siempre una derrota de la razón y de la humanidad”.

-Juan Pablo II-

Conflicto intragrupal

Son conflictos que se dan entre miembros de un mismo grupo (o equipo). Surgen por varias razones: diferencias interpersonales, por no compartir las ideas del líder del grupo o de otros de sus miembros, etc.

¿Cómo resolverlos? A través de la negociación y de buscar los puntos en común con los demás.

Conflicto intergrupal

Este tipo de conflicto se da entre grupos; puede derivar, en casos extremos, en una gran violencia. Sus causas suelen radicar en cuestiones ideológicas, prejuicios, estereotipos…

A la hora de revolverlos, el diálogo resulta fundamental; si no se puede llegar a un acuerdo, lo mejor es retirarse e intentar conectar con grupos más similares al nuestro.

Y tú, ¿has vivido alguno de estos conflictos? ¿Cómo lo gestionaste? Lo cierto es que nos encontraremos con conflictos a diario, en diferentes terrenos de la vida.

Los conflictos son un proceso natural, propio de la psicología social, que surgen porque somos diferentes (¡por suerte!), o por muchas otras razones, como hemos visto.

Te podría interesar...
Conflictos laborales en el teletrabajo
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
Conflictos laborales en el teletrabajo

Los conflictos laborales en el teletrabajo van a darse cada vez con mayor frecuencia. La instauración de esta modalidad laboral presenta nuevos des...

 

 



  • Hogg, M. (2010). Psicología social. Vaughan Graham M. Panamericana. Editorial: Panamericana.
  • Morales, J.F. (2007). Psicología social. Editorial: S.A. McGraw-Hill / Interamericana de España.