Los 8 tipos de mentirosos

La mentira es un recurso del que todos nos valemos; sin embargo, no todos mentimos con la misma frecuencia ni con el mismo propósito. ¿Qué tipos de mentirosos existen?
Los 8 tipos de mentirosos
Laura Ruiz Mitjana

Escrito y verificado por la psicóloga Laura Ruiz Mitjana el 30 junio, 2021.

Última actualización: 30 junio, 2021

La mentira se define como ‘algo que no es verdad’ y como la ‘expresión o manifestación contraria a lo que se sabe, se piensa o se siente’. Todos mentimos en mayor o menor medida, pero no todos lo hacemos de la misma manera. ¿Qué tipos de mentirosos existen?

¿Cómo se pueden clasificar a los mentirosos? En este artículo reflexionamos sobre algunos tipos de mentirosos, según sus objetivos y propósitos, tipos de mentiras que dicen o frecuencia de sus mentiras.

La mentira

Lo cierto es que la mentira es un fenómeno universal. Según algunos estudios, las personas mentimos de varias veces al día. Lo hacemos, sobre todo, cuando conocemos a alguien.

¿Por qué mentimos?

¿Qué nos lleva a mentir? Existen muchas razones para hacerlo: para ofrecer una imagen más positiva de nosotros mismos, para no afrontar alguna realidad dolorosa (para evadirnos de ella), para evitar algún tipo de daño, para que nos acepten, para obtener algún beneficio, etc.

“Mentimos cuando sabemos que la verdad puede destrozar anímicamente al otro, y cuando la persona no puede cambiar algo que podríamos criticar”.

-Luis Muiño-

Hombre cruzando los dedos

Tipos de mentirosos

¿Qué tipos de mentirosos existen? Hablamos de algunos de ellos: ¿cómo son y por qué mienten? ¿Es fácil descubrirlos? ¿Por qué?

1. Mentiroso natural

El mentiroso natural miente con mucha frecuencia, con mucha naturalidad, e incluso ellos mismos pueden llegar a creerse sus propias mentiras. Es decir, mientan con tanta naturalidad que pueden llegar a confundirse ellos mismos y a no distinguir lo que es real de lo que no.

Caen fácilmente en contradicciones, aunque no resulta sencillo desenmascararlos. Son muy buenos con su lenguaje no verbal (que les acompaña la mentira), ya que han integrado este elemento en su vida, siendo algo que “forma parte” de ellos mismos (por lo que no es fácil “pillarlos”).

2. Mentiroso ocasional

El mentiroso ocasional es aquel que, por norma general, no suele mentir. Sin embargo, sí miente en algunas ocasiones, ya sea para protegerse a sí mismo, para no enfrentar algún temor o parte de su realidad, etc.

En general, se trata de personas que piensan muy bien sus argumentos pero, como no están acostumbradas a mentir, su cuerpo (lenguaje no verbal) les delata.

3. Mentiroso frecuente

Otro de los tipos de mentirosos es el mentiroso frecuente. En este caso, son personas que analizan muy bien qué dicen, porque la mentira forma parte de su vida, y además saben cómo hacerlo.

Mienten con mucha más frecuencia. Sin embargo, a pesar de que mienten mucho, también pueden ser descubiertos, sobre todo por sus expresiones físicas o cuando se contradicen con sus actos y palabras.

4. Mentiroso profesional

El mentiroso profesional miente para conseguir un objetivo en concreto. Son personas que tienden a estudiar los argumentos del interlocutor para saber qué les conviene decir, aunque se trate de una mentira.

Suelen entrenarse para ofrecer la imagen que desean transmitir, tanto a nivel verbal como no verbal. Pueden dedicarse a actividades ilegales o pueden ser profesionales con éxito que dependen de la mentira para “vender” o mantener su trabajo (por ejemplo, algunos comerciales y políticos).

5. Mentiroso compulsivo

El mentiroso compulsivo es otro de los tipos de mentirosos que existen. Se trata de personas que no “pueden” evitar mentir, y que lo hacen una y otra vez, de manera constante.

Tras sus mentiras suelen esconderse miedos, baja autoestima o algún tipo de trastorno psicológico. Mienten incluso cuando es evidente que lo están haciendo, o cuando es más “fácil” decir la verdad.

6. Mentiroso descuidado

También existe el mentiroso descuidado, que miente con más o menos frecuencia, pero que no se esfuerza en construir mentiras sólidas o contundentes. Les es indiferente que les descubran, y por ello no esconden mucho sus mentiras (aun y cuando estas no tienen mucho sentido).

7. Mentiroso blanco

El mentiroso blanco miente con engaños que esconden buenas intenciones. Las mentiras blancas (mentiras piadosas) son aquellas que surgen cuando desarrollamos sentimientos de empatía hacia los demás; las decimos cuando queremos evitar el sufrimiento ajeno.

8. Mentiroso sociópata

Otro de los tipos de mentirosos es el mentiroso sociópata. Son personas que tienen la intención de, a través de sus mentiras y engaños, ejercer la manipulación sobre los demás para conseguir lo que quieren.

No muestran sentimientos de empatía alguna, ni se preocupan por el bienestar ajeno. Su único propósito es aprovecharse de las situaciones o de las personas, por eso mienten de forma premeditada. No sienten tampoco culpa, y la mentira los define como sociópatas.

Hombre con máscara

Hemos visto algunos de los tipos de mentirosos que existen, aunque pueden existir aún más. Desde la psicología podemos afirmar que, la mentira y, sobre todo, el autoengaño, dañan mucho a quienes la ejercen y a las “víctimas” de esas mentiras.

“Muchas veces, empezamos a mentir y cada vez necesitamos más mentiras para sostener la mentira inicial”.

Lógicamente, no es lo mismo mentir de forma “piadosa”, para evitar algún tipo de sufrimiento, que mentir de forma premeditada o para hacer daño a alguien. Sin embargo, las mentiras son peligrosas, porque nos alejan de nuestra propia realidad.

Te podría interesar...
La mentira, enemiga de la autoestima
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
La mentira, enemiga de la autoestima

Muchas son las formas de la mentira. Quita de problemas, desvía la atención y libera nuestra mente. Sin embargo, es un recurso "cortoplaCista"



  • DePaulo, B. & Kashy, D. (1998). Everyday lies in close and casual relationships. Journal of Personality and Social Psychology, 74, 63–79.
  • Ekman, P., O´Sullivan, M. & Frank, M. (1999). A few can catch a liar. Psychology Science. 10 (3).
  • Gray, R. (2011). Lies, Liars, and Lie Detection. Federal Probation.
  • Kashy, D., & DePaulo, B. (1996). Who lies? Journal of Personality and Social Psychology, 70, 1037–105.
  • Martínez, J. (2005). La psicología de la mentira. España: Editorial Paidós.