Un cuerpo sano nos ayudará a conseguir una mente sana - La Mente es Maravillosa

Un cuerpo sano nos ayudará a conseguir una mente sana

Fátima Servián Franco 25 julio, 2016 en Psicología 2131 compartidos
Mujer haciendo deporte

El popular dicho “mente sana en cuerpo sano” de la época romana, cobra ahora más sentido que nunca. Nuevos estudios han abordado estas cuestiones concluyendo que la duración y la intensidad de la actividad física pueden, sin lugar a dudas, mejorar nuestra agilidad cognitiva.

Maren Schmidt-Kassow, profesora en el Instituto de Psicología Médica en la Universidad Goethe de Frankfurt, afirma que el efecto beneficioso probablemente responde al nivel de intensidad del ejercicio. “Una actividad suave en intensidad implicará niveles de excitación psicológica bajos pero notables, lo que ayudará a preparar al cerebro para la entrada de nueva información y para la codificación de dicha información en recuerdos”.

En cambio, un ejercicio demasiado enérgico puede estimular en exceso el cuerpo y el cerebro, monopolizando todas las fuentes de atención cerebrales y dejando poca energía para la creación de recuerdos sólidos. Por lo tanto, lo ideal es hacer ejercicio suave para mejorar la capacidad de aprender y recordar.

Una mente sana nos permitirá mantener un cuerpo sano

La salud tiene que ser integral y para ello no podemos desatender ninguno de los aspectos que forman el concepto de salud: física, emocional y mental. Una persona que quiera cuidar su salud, necesitará una mentalidad fuerte y consistente para que el deporte pase a ser un hábito y encontrarse bien en todos los aspectos de su vida. El trabajo diario en esa fortaleza mental les hará tener más posibilidades de conseguir sus objetivos personales y profesionales.

Cómo incrementar tu salud mental

Conseguir un estado de bienestar y equilibrio mental nos ayuda a generar la energía necesaria para ser más estables en nuestros propósitos, siendo más fácil así conseguir un cuerpo saludable. La salud mental y la actitud son factores clave para una mayor resistencia, solidez y productividad.

Hacer una rutina de ejercicios mentales a primera hora de la mañana, horas más tranquilas y silenciosas, es ideal para empezar a planificar el día y fortalecer el cerebro para aumentar nuestra agilidad mental. Numerosos estudios han demostrado que a mayor agilidad y estabilidad mental más posibilidades existen de conseguir y mantener un cuerpo sano.

Seguir incluso cuando creas que no puedes más, es lo que te hará diferente a los demás
Compartir

Hábitos para mantener la mente sana

¿Cuantas veces le echamos la culpa a la falta de tiempo para no empezar a cuidarnos? Es verdad que el frenético ritmo de vida que llevamos dificulta cuidarnos como debiéramos, pero cuidarnos debería de ser una obligación, debería ser lo primero.

Para mantener una mente sana el apoyo social y la capacidad de integrarse en cualquier grupo con el que uno se identifica son básicas para mantener la salud mental. Para muchos neurocientíficos, el amor es una de las actividades más importantes de la mente, lo que implica, entre otras cosas, la comprensión intelectual y la disponibilidad emocional.

La actividad física, otro de los hábitos más importante para mantener una mente saludable, estimula la producción de sustancias que promueven el bienestar psicológico, como las endorfinas, hormonas relacionadas con la sensación de placer. Para cultivar una mente sana, las mejores actividades que se  pueden realizar son al aire libre, combinando la exposición a la luz solar con el contacto con la naturaleza y con los demás.

Mujer subiendo una escalera

Por último, dormir bien es esencial para mantener y equilibrar las funciones del cerebro. Durante el sueño, además de las áreas que eran hiperactivas durante el día, el cerebro tiene la oportunidad de activar otras áreas que están subutilizadas y que, según se cree, ayudan a equilibrar las funciones de la mente.

Solo con una rutina diaria seremos capaces de motivarnos y lograr una salud global que se vea reflejada en todas las áreas de nuestro bienestar.

El ejercicio no sólo cambia tu cuerpo; cambia tu mente, tu actitud y tu humor
Compartir

Fátima Servián Franco

Psicóloga General Sanitaria. Profesora colaboradora en la Universidad Internacional de Valencia y directora del centro de Psicología, Renacer.

Ver perfil »
Te puede gustar