Usa tus ojos para conectar con los demás - La Mente es Maravillosa

Usa tus ojos para conectar con los demás

Gema Diez 8 septiembre, 2013 en Psicología 82 compartidos

Seguro que alguna vez has hablado con personas que durante la conversación no te han mirado a los ojos, o te han mirado unos momentos y enseguida han escondido la mirada, y es que la capacidad de realizar un buen contacto visual es una de las mayores habilidades sociales que toda persona debería de tener, y si no la tiene, debería de trabajarla, ya que se ha demostrado que produce grandes beneficios.

EL CONTACTO VISUAL


Las personas que hacen uso de un mayor nivel de contacto visual con los demás son percibidas como personas cercanas, cálidas, agradables, simpáticas, poderosas, competentes, honestas, sinceras, seguras y emocionalmente estables y parecen más atractivas en todos los aspectos, de manera que las personas que contactan visualmente con ellos sienten emociones muy positivas acerca de su conexión.

Tener un mayor contacto visual con los demás puede aumentar la calidad de las relaciones cara a cara, y mantener la mirada puede ayudar a tener una mejor conexión con otras personas, ya sea a la hora de conseguir un trabajo, exponer una idea en público o conseguir pareja.

CÓMO REALIZAR UN ADECUADO CONTACTO VISUAL


Conoce las siguientes pautas para que el contacto visual sea efectivo:

El contacto engendra contacto, de manera que cuando una persona de la pareja que se encuentra conversando inicia un contacto con los ojos, la otra persona hace lo mismo y aumenta su propio nivel de contacto visual; por eso no tengas miedo de dar el primer paso a la hora de entablar un contacto visual.

No practiques una mirada acosadora; para que el contacto visual sea eficaz, tiene que ser bienvenido y apropiado ya que si el contacto visual no es deseado, hace que la otra persona se sienta incómoda. Para que el contacto visual se produzca, deben de querer ambas personas, si la otra persona no responde al contacto, no insistas.

Inclínate hacia atrás a medida que aumentas el contacto visual, esto permitirá que tu escuchante no se sienta presionado y vaya creciendo paulatinamente el nivel de confianza; en cambio si la persona con la que hablas te es familiar, solicitará constantemente tu contacto visual y tu cercanía, para saber que le prestas toda tu atención.

Centra tu mirada en un sólo ojo a la vez y cámbiala entre ellos sin demasiada frecuencia, porque de lo contrario tu mirada se convertirá para el otro en una experiencia desagradable.

No te excedas en tus miradas; aunque el contacto visual es bueno, no debes de bloquear al contrario durante una conversación; si te sientes perdido, mira a uno de los ojos, luego al otro y más tarde a la boca, para volver a repetir el ciclo.

Si se rompe la mirada entre ambos, nunca mires hacia abajo, sino mira hacia un lado, horizontalmente, porque mirar hacia abajo, expresa muestras de vergüenza o timidez, cuando en realidad no es lo que quieres mostrar.

Imagen cortesía de Nhoj Leunamme == Jhon Emmanuel

Gema Diez

Ver perfil »
Te puede gustar