Vivir o sobrevivir

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio De Dios González el 25 noviembre, 2015
Sonia Viéitez Carrazoni · 10 diciembre, 2012

El año 2013, puede ser el mejor momento para iniciar un proyecto  y cerrar capítulos, puertas, ventanas, círculos. CERRAR Y CONCLUIR en definitiva, con todo aquello que no nos permita vivir con alegría, con intensidad y con ilusión. Es ABSOLUTAMENTE IMPRESCINDIBLE, obligarnos a  finalizar cualquier etapa  ingrata o dolorosa de nuestra vida en la que estemos inmersos, y no seamos capaces de finalizar. Fracasó tu relación de pareja?, Debes abandonar el país?, Debes desalojar tu domicilio?,

La unidad familiar se rompió? Una enfermedad limitó tu vida? Perdidas, abandonos?. Aunque dediquemos todo nuestro tiempo en preguntarnos los porqués,  y tratemos de buscar explicaciones a lo acontecido, solo conseguiremos  frustrarnos hasta el agotamiento. Nuestra salud mental depende exclusivamente, de CERRAR capítulos  con momentos de nuestra vida y caminar.   No podemos vivir el presente, añorando tiempos pasados.

Lo acontecido ya sucedió y hay que desprenderse de él. No podemos ser eternamente niños ni adolescentes maduros, ni podemos estar unidos a quien no quiere unirse a nosotros, Ni podemos trabajar con empresarios que no cuentan con nuestra valía. Las cosas suceden y tenemos que dejarlas ir. Por eso a veces, es sumamente enriquecedor hacer cambios en casa, romper papeles, tirar lo acumulado e inservible, destruir recuerdos incómodos , regalar, vender… en definitiva  desprenderse de lo dañino y buscar una meta interior  de superación para  VIVIR  en lugar de SOBREVIVIR. En la vida hay que ganar y perder, y una de las cartas para ganar es siempre la misma: vivir sólo lo que forma parte de nuestro  presente. Nadie te devolverá el pasado. El daño cerebral que produce acumular en nuestra vida capítulos de  resentimiento, solo conseguirán dañar aun mas nuestro cuerpo con veneno y amargura.

¿Necesitas tener una puerta abierta, por si acaso…? ¿Para qué? ¿Hay posibilidades de recuperar una relación que fracaso? ¿Necesitas aclaraciones de discusiones? ¿Palabras que no se dijeron? ¿Amistades que no se acaban? Puertas abiertas que tu puedes cerrar.

HAZLO AHORA, enfréntate a ello. Convéncete de que no te permitirás fracasar. Hazlo sin orgullo, sin rencor, tan solo porque TÚ puedes decidir que ya no encajas en ese lugar, con esa persona, en esa situación, en ese corazón, en esa oficina, en ese paisaje. Tú no eres la misma persona de hace dos días, dos meses o hace un año.

Todo queda por cerrar. Se denomina amor mental por uno mismo. Desprenderse de lo que ya no está en tu vida. Nada ni nadie es indispensable (personas, lugares, trabajo) hemos nacido sin etiqueta de imprescindible, y es un trabajo profundo, aprender a vivir sin ese adhesivo del que es obligatorio desprenderse. Solo tenemos costumbres, necesidades, vínculos. Muchos términos,  podrían limpiar nuestra mente y nuestro cuerpo. pero yo el próximo año 2013, escogería:  CLAUSURAR, CERRAR, CONCLUIR, OXIGENAR, LIMPIAR, DESPRENDER, ELIMINAR, SACUDIR. Cualquiera de ella que escojas que sirva para VIVIR TÚ VIDA y no para SOBREVIVIR A ELLA.