Volar con información

Sonia María Cruz Martínez · 17 septiembre, 2012

Hace algunos años tuve la oportunidad de viajar a un país bonito, lejos de mi entorno, que me aportó experiencias inolvidables. Pero el trayecto hacia allí fue largo y tortuoso, porque era mi primer vuelo en avión y padecía aerofobia.

La aerofobia es un miedo irracional a volar en avión. Detrás de esta enfermedad se esconde el 70% de la población, que no se siente totalmente cómoda al subirse en uno. Por otra parte, tiene una intensidad variable que va desde tener pequeñas inquietudes momentos antes de volar, a experimentar verdaderos ataques de pánico ¿Cuál es su causa y cómo se puede combatir?

La fobia a volar puede deberse a múltiples factores, entre los que destacan la desinformación y la acumulación de fobias ( fobia a estar en espacios cerrados, a lo desconocido, al mar…).Como normalmente no se trata simplemente de “miedo a ir en avión” es normal que afecte a una gran parte de la población.

En mi caso, temblaba cada vez que escuchaba un sonido extraño o el aparato se movía de forma inesperada (con turbulencias o giros) . Sentía una inseguridad tremenda, pensando que el avión se caería en cualquier momento. Con el miedo superado, aporto el único remedio que me funcionó: Recopilar información.

Leer sobre el funcionamiento de los aviones, hablar con pilotos y ver documentales me hizo ver que no es nada fácil que un problema en cabina termine en causas mayores. Para que suceda algo no basta con que se detecte una pequeña anomalía. Un pequeño texto que lo explica muy bien es el creado por James Reason, uno de los psicólogos y accidentólogos aeronáuticos más aclamados.

"Un avión está separado de un accidente aéreo por 6 lonchas de queso gruyere. Las lonchas representan a los que intervienen en la seguridad aérea: constructores, compañía, autoridades reguladoras, pilotos, tecnología y reglamentación.

Cada loncha, como es natural en este tipo de queso, tiene unos cuantos agujeros y mayor o menor tamaño; que representan los fallos que pueden tener. Si se agrupan las lonchas en un montón, será muy poco probable que todos los agujeros coincidan; pero si es así, el avión atravesará las lonchas derivando en un accidente aéreo."