¿Vuelas junto a tu compañero de viaje ideal?

Pedro González Núñez · 30 diciembre, 2016

Una de las frases más bellas sobre el amor fue la que pronunció el gran Pablo Neruda al decir “en un beso, sabrás todo lo que he callado”. ¿Crees que hay alguien en tu vida merecedor de tales palabras? Tal vez sí, por eso proponemos hacer hoy un simple test para saber si viajas junto a tu compañero de viaje ideal.

Al fin y al cabo, una de las comparaciones más famosas del mundo es decir que la vida es como un viaje. Es evidente que toda escapada, si se realiza en buena compañía, es mucho más divertida y agradable. Pero si se hace con la persona amada, puede ser maravillosa.

El test para saber si vuelas con tu compañero de viaje ideal

Sin entrar en motivos concretos, es una evidencia que la mayor parte de las personas tendemos a emparejarnos. No obstante, no siempre es la mejor solución. A veces no nos conocemos lo suficiente a nosotros mismos. Otras, tenemos tendencia a buscar a alguien por el simple hecho de no sentir la soledad. Todo ello nos aboca a relaciones que terminan naufragando.

Pareja adolescente triste

Con el tiempo, las relaciones poco adecuadas desembocan en situaciones desagradables de soledad, dolor, incomprensión o malestar. Una factura que no siempre es fácil de pagar y tiene compleja digestión.

Por eso Borja Vilaseca, experto en desarrollo personal, nos propone poner en práctica la teoría de las cuatro C. En este caso se trata de un simple test de compatibilidad. Sin embargo, dicho cuestionario nos va a facilitar gran información sobre nuestra afinidad con una persona o pareja.

De todas formas, dicho test no servirá si no se realiza en un marco de comprensión profundo. Así pues, antes de nada, asegúrate de que estás en un estado sosegado y reflexivo. Solo así calibrarás con acierto la afinidad emocional, espiritual, intelectual y física con otra persona.

El test de compatibilidad de las cuatro C

Para saber si volamos con el compañero de viaje ideal, vamos a observar en qué consisten las cuatro C. Así pues, arrancamos esta aventura en busca de la afinidad íntima con el ser amado. Da respuesta sincera a cada una o obtendrás el resultado de tu relación con la persona amada.

Cama

La primera C está relacionada con la compatibilidad física. En esta etapa primaria e instintiva, hemos de descubrir qué reacciones se producen en el cerebro en torno a la excitación sexual. Pero ten en cuenta que no solo nos podemos quedar con las sensaciones iniciales. Es bueno que el deseo se alargue en el tiempo. De ahí que haya que analizar la calidad y cantidad de todos los encuentros en la cama para saber si existe química real.

“No olvides nunca que el primer beso no se da con la boca, sino con los ojos”

-O. K. Bernhardt-

Corazón

Una segunda C se centra en la compatibilidad emocional. En este caso se relaciona con el afecto y cariño existente en la pareja. Si hay una comunicación cercana y la simple presencia del otro te alegra el día, estáis bien conectados. Con el paso del tiempo, todavía disfrutas de los silencios, los abrazos, los olores y las caricias.

Besos inesperado pareja

Cabeza

Vamos ya con la tercera C, relacionada con la compatibilidad intelectual. No quiere decir que tengáis que pensar igual, pero sí que haya complicidad. En realidad, una pareja sólida tiene entre sus cimientos una amistad, que a su vez se erige sobre la confianza. Por eso una pareja es alguien con quien compartir alegrías, expresar pesares y tener inquietudes e intereses comunes. No hace falta estar siempre de acuerdo, pero sí es necesaria afinidad en ciertos temas y gustos.

“Amar no es solamente querer, es sobre todo comprender”

-Françoise Sagan-

Consciencia

Finalmente, encontramos la cuarta C, que se relaciona con la compatibilidad espiritual. ¿Cómo observas tu existencia? ¿Tienes sueños y aspiraciones? ¿Hacia dónde se dirigen tus objetivos? Es evidente que un compañero de viaje ideal debe ir en la misma dirección que tú. Por ello es importante que compartáis motivaciones, necesidades y un marco de convivencia y crecimiento personal común.

Así pues, a modo de conclusión, una pareja debe tener amor como ingrediente principal. Después, este test de compatibilidad puede ser útil para conocer el resto de aspectos que rigen la relación. Si en todos ellos te identificas positivamente, probablemente estés con tu compañero de viaje ideal. Cuida tu mundo y disfruta la experiencia.