10 consejos de Walter Riso para no morir de amor - La Mente es Maravillosa

10 consejos de Walter Riso para no morir de amor

Arantxa Alvaro Fariñas 28 diciembre, 2015 en Emociones 2427 compartidos
Mujer con muchos corazones en la cabeza

El amor es uno de los sentimientos que más alegrías y tristezas nos hace sentir. Nuestra sonrisa nos delata cuando alguien nos gusta, cuando nos enamoramos todo es bonito, es arrebatador. La tristeza nos embriaga cuando esa persona a la que queremos nos deja, no nos trata bien o simplemente sabemos que ha dejado de querernos.

El amor no es sufrimiento, no debemos morir de amor, el amor romántico que todo lo puede, que todo lo vence, es un ideal que es conveniente verlo desde un punto de vista más racional. El amor es compartir, es ser nosotros mismos y que la otra persona nos respete, es ser independientes y a la vez tener algo en común. El amor es un difícil equilibrio entre el yo y el nosotros.

El psicólogo argentino Walter Riso, ha analizado el sentimiento del amor en muchos de sus libros, y en especial nos parece interesante su “Manual para no morir de amor”. Walter Riso reflexiona sobre todas las creencias equivocadas que nos llevan a sufrir por otra persona, a tener apego hacia alguien y a no valorarnos en una relación de pareja. Vamos a analizar cada uno de sus principios o consejos para aprender un poco sobre el sentimiento del amor:

Si ya no te quieren, aprende y retírate dignamente

Cuando ya no te quieran, lo sentirás en lo más profundo de tu ser. Pero en lugar de luchar por algo que ya no existe, Walter Riso, nos aconseja aprender a perder. No tiene sentido perseguir a alguien que ya no quiere estar a nuestro lado, ni convencer a alguien para que nos quiera.

Es esencial hacer valer nuestra autoestima con una frase como: “Si alguien no me quiere, no sabe lo que se pierde.” Con el tiempo probablemente agradezcamos la ruptura, porque podremos encontrar a alguien que nos valore o disfrutar de nuestra soledad.

chica con corazón dice adiós a una relación (1)

Casarse con el amante es como echarle sal al postre

Muchas personas casadas o con pareja, tienen relaciones clandestinas, en las que se crea un mundo totalmente idealizado entre los dos amantes, por lo tanto, antes de sacar a la luz la relación clandestina, Riso, propone cinco preguntas que pueden servir de guía ante esa decisión:

  • ¿Amante o no amante? Antes de nada, debes preguntarte por qué necesitas un amante, porque sin resolver el problema de fondo este subsistirá y nunca habrá claridad emocional ni con tu amante, ni con tu pareja.
  • ¿Hay algún riesgo de que te quedes sin amante y sin pareja? Riso sostiene que sí lo hay, porque manejar la convivencia con tu nueva pareja y la separación a la vez, puede ser complicado.
  • ¿Conoces a tu amante lo suficiente para saber si sois compatibles para una vida de pareja? Afirma Riso, que si lo único que tienes son hermosas anécdotas de cama, no tienes nada.
  • ¿Puedes construir algo positivo donde se infligió tanto dolor a otros? Algunos piensan que no, puede ser cierto o quizás no, pero merece la pena analizarlo y reflexionar sobre ello.
  • ¿Eres capaz de confiar en la fidelidad del que fue tu amante y ahora comparte tu vida? Piensa si es posible que pases de cómplice a víctima.

¿Ni contigo ni sin ti? ¡Corre lo más lejos posible!

Es posible que hayas vivido o estés viviendo ese tipo de relaciones en las que te dicen que te aman y al momento siguiente no quieren saber nada de ti. Es un desgaste continuo que debe tener un límite. Cuando tu pareja entre en la fase de rechazo, aléjate, no permitas que te desprecie. Tus actos hablarán por ti y podrás ver todo con perspectiva.

El poder afectivo lo tiene quien necesita menos al otro

El “desapego” a la hora de amar, supone amar con independencia, sin dejar de ser nosotros mismos, sin posesiones y sin la necesidad imperiosa del otro. Se trata de hacer lo que te gusta y poder disfrutar de tu tiempo, de tu soledad, de poder andar sólo por la vida. Eso es madurez afectiva.

Niña feliz abrazando un corazón

Un clavo no siempre saca a otro clavo: a veces los dos se quedan dentro

Si has roto hace poco tu relación de pareja, no busques otra pareja inmediatamente, disfruta de tu situación, aprende a caminar por la vida haciendo lo que te gusta. Tenemos una baja tolerancia al dolor afectivo, pero necesitamos valorar nuestro espacio y nuestra soledad.

Por otra parte, es importante analizar por qué buscamos rápidamente otra pareja, a lo mejor es por venganza hacia nuestra anterior pareja y esa no es una buena razón.

Evita el sacrificio irracional: no te anules para que tu pareja sea feliz

Muchas personas entienden que el amor verdadero, conlleva la pérdida de la identidad personal. En realidad, estar en pareja con otra persona no significa que debas anularte, simplemente se trata de hacer algunos ajustes en determinados aspectos, pero nunca de anularte o sacrificarte para que la otra persona sea feliz.

Si el amor no se ve ni se siente, no existe o no te sirve

El amor no sólo se nutre de palabras, sino de hechos, de caricias, de comprensión. El amor lo debes sentir en cada poro de tu piel. Es importante comunicarte, decir lo que piensas si algo no te hace feliz, decir lo que necesitas.

En este sentido, debemos realizar un análisis de nuestra relación y ver si es realmente lo que deseamos, pero debe ser un análisis muy sincero y realista.

No idealices al ser amado: míralo como es, crudamente y sin anestesia

Al comienzo de una relación, tendemos a idealizar al ser amado, a no ver sus defectos o a excusarlos, pero es un signo de madurez afectiva aprender a mirar a quien amamos tal y como es, con sus defectos y virtudes. Piensa si a quien amas es a tu pareja o a alguien que has imaginado.

pareja besándose con cabeza en forma de mariposas

El amor no tiene edad, pero los enamorados sí

Nos podemos enamorar a cualquier edad, siendo adolescentes, adultos o ancianos. Pero debemos tener en cuenta también las diferencias de edad entre la pareja. En este sentido, a pesar de lo idealizada que podemos llegar a tener la relación, es necesario hacer una reflexión seria y pensar bien en lo que queremos: ¿aventura o estabilidad emocional?

En cualquier caso, siempre deberá haber ajustes en la relación, y más en casos con diferencias de edad importantes, ya que los momentos vitales serán totalmente distintos.

Algunas separaciones son instructivas: te permiten saber lo que no quieres del amor

De amor, y de todas las relaciones de pareja que tenemos a lo largo de nuestra vida, aprenderemos lo que no queremos, lo que no deseamos que se repita. Piensa en tus “no quiero” relativos al amor y ordénalos como una lista de prioridades, esos serán tus límites, lo que no vas a tolerar, porque no deseas volver a vivirlo.

Arantxa Alvaro Fariñas

Escritora y licenciada en derecho, apasionada por la literatura y por la psicología. Dejo volar mi imaginación para mantener los pies a unos centímetros del suelo y poder hacer realidad mis sueños.

Ver perfil »
Te puede gustar