21 frases irrepetibles de la historia del cine

21 frases irrepetibles de la historia del cine

Raquel Aldana 10 junio, 2015 en Cine, series y psicología 0 compartidos

No conozco a ninguna persona que no le guste disfrutar del placer de una buena película, de salirse un ratito de sus vidas y de meterse en la historia de otros. Pues bien, hoy vamos a hablar de algunas de las frases más conocidas que han quedado para la historia.

“Siempre nos quedará Paris”

…y el banco del parque, y la heladería de la esquina, y la farola que corta la oscuridad de la calle y la oscuridad entre una calle y otra… Asociamos lugares a recuerdos de los que no nos queremos desprender y que nos unen de manera invisible con quienes somos.

No en vano, parte de lo bueno del recuerdo de París es que siempre podremos volver a vivirlo dentro de nuestra mente.

“Puede que nos quiten la vida, pero jamás nos quitarán la libertad”

Hay ideales que han costado vidas. Latidos que han hecho posible que hoy tengamos un mundo mejor. Algunas de esas historias son famosas y las conocemos muchos pero otras son anónimas y han sido los granos de arena que forman la playa de cosas tan maravillosas, como la libertad.

“Francamente, querida, me importa un bledo”

En la frase aparece “querida”, pero perfectamente podrían aparecer otras personas. Hay veces que nos cuentan cosas que nos importan en absoluto, especialmente cuando son cotilleos o cosas que atañen a terceros.

La frase pertenece a la película “Lo que el viento se llevó” y fue pronunciada por el actor Clark Gable. Fueron sus últimas palabras a Scarlett O’Hara (Vivien Leigh) cerca del final de la película, cuando Scarlett le pregunta a Rhett: «¿A dónde iré? ¿Qué haré?», cuando él la abandona. Le responde la famosa frase antes de cerrar la puerta.

“Mi mamá dice que la vida es como una caja de bombones, nunca sabes lo que te va a tocar”

La frase de la madre del gran Forrest Gamm es, sin duda, una de las definiciones más hermosas y ciertas que se han pronunciado nunca. En ella se reconoce una ignorada realidad, muchas de las decisiones que tomamos, las tomamos a ciegas. Por otro lado, habla de la vida como una caja de bombones, ¡como un dulce regalo!

¿Qué tramáis, morenos? ¿Nunca os habéis cruzado con alguien al que no deberíais haber puteado?

Walt Kowalski, en “Gran Torino” pronuncia esta frase para enfrentarse a tres jóvenes que tenían como costumbre practicar la intimidación. Con esta frase no solamente llama su atención sino que también les dice que no se va a dejar intimidar y que conoce muy bien su juego.

¡Una película que os recomendamos!

En ocasiones, veo muertos…

No es muy habitual ver muertos, pero sí lo es más ver cosas que no existen. Nuestros sentidos están muy lejos de ser infalibles y no solamente omiten sensaciones sino que en alguna ocasión que otra también se las inventan!

El sexto sentido se ha popularizado como ese sentido que recoge información de no se sabe qué manera y qué información pero que tiene peso en la decisiones que tomamos. Llamémosle intuición…

A veces, aún bailo bajo la nieve…

–  ”Nunca más volvió a verle, nunca después de aquella noche”
+ ‘‘¿Cómo lo sabes?”
–  ”Porque yo estaba allí”
+ ‘‘¿Porqué no volviste a la mansión? Aún podrías ir”
–  ”No, cariño…ahora soy una anciana; prefiero que siga recordándome como era entonces.
+ ”¿Cómo sabes que sigue vivo?”
–  ”Pues no lo sé, no estoy segura, pero presiento que lo está; verás…antes de que el viniera, aquí no nevaba nunca; en cambio después, sí nevó; si no siguiera vivo, ahora no estaría nevando. 
A veces, aún bailo bajo la nieve…”

Al igual que Eduardo Manostijeras todos somos seres inacabados cuando llegamos a este mundo. Son nuestras decisiones a lo largo del sendero de la vida las que van terminando de configurarnos y completarnos…y una gran decisión es permitirnos el placer de disfrutar de esta película.

“ET, mi casa, teléfono…”

Para muchos una historia de ciencia ficción, para otros la mejor historia de amistad que se ha contado en la gran pantalla.

Como una de las muchas anécdotas de la película os contaremos que E.T. comenzó a rodarse en septiembre de 1981. El proyecto fue filmado bajo el nombre encubierto de A Boy’s Life, porque Spielberg no quería que cualquiera lo descubriera y plagiara el argumento. Los actores tenían que leer el guion a puerta cerrada y todos en el plató tenían que usar una tarjeta de identificación.

“Que la Fuerza te acompañe”

Siempre, ¡que la fuerza os acompañe siempre queridos lectores! Porque la Fuerza será lo que os mantenga en pie cada día de vuestra vida…

Nosotros hemos seleccionado algunas para comentar, pero aquí os dejamos las 16 frases que nos recomiendan grandes películas según el American Film Institute (AFI):

  1. “Le hare una oferta que no podrá rechazar.” El Padrino
  2. “¡Tú no lo entiendes! Pude haber tenido clase. Pude haber sido un contendiente. Pude haber sido alguien, en vez de un tonto, que es lo que soy.” La ley del silencio
  3. “A Dios pongo por testigo de que jamás volveré a pasar hambre” Lo que el viento se llevó (1939).
  4. “Mi tesoro…” El Señor de Los Anillos
  5. “Oh Capitán, mi Capitán…” El Club de los Poetas Muertos
  6. “Dar cera, pulir cera” Karate Kid
  7. “Houston, tenemos un problema” Apollo 13
  8. “Ajusten sus cinturones. Va a ser una noche dura.” Eva al desnudo
  9. “Mantén cerca a tus amigos, pero más cerca a tus enemigos” El Padrino
  10. “Lo que tenemos aquí es una falla de comunicación.” Cool Hand Luke 
  11. “Un mago nunca llega tarde, ni pronto: llega exactamente cuando se lo propone”. El Señor de Los Anillos
  12. “Amar es no tener que decir nunca ‘lo siento'” Love Story
  13. “El material del que están hechos los sueños.” The Maltese Falcon
  14. “¡Lo logre, mamá! ¡La cima del mundo!” Al rojo vivo
  15. “¡Estoy muy enfadado y no voy a tolerar esto más!” Un mundo implacable
  16. “Louis, creo que éste es el inicio de una hermosa amistad.” Casablanca

Ahora os queremos escuchar a vosotros, queridos lectores, ¿Cuáles son vuestras frases de cine favoritas?

Raquel Aldana

La psicología no es solo mi profesión, es mi vida y mi pasión. Creo que comprender nuestras emociones nos ayuda a girar con el mundo y estoy convencida de que los pequeños detalles son los que marcan la diferencia.

Ver perfil »
Te puede gustar