3 estrategias estoicas para ser más feliz

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Sergio De Dios González el 4 febrero, 2019
Pedro González Núñez · 4 febrero, 2019
El pensamiento estoico pretendía encontrar la felicidad a través de la valentía de dar lo mejor en toda situación adversa.

Hemos descubierto que podemos mejorar la forma en la que trabajamos en el plano mental; así, para muchos, este es un objetivo que ha pasado a formar parte de sus agendas. Para ello, contamos con rutas y herramientas que pueden ayudarnos en este sentido. Siguiendo esta línea, te vamos proponer una serie de estrategias estoicas para ser más feliz. ¿A ver qué te parecen?

Es curioso cómo, a pesar de los siglos que han pasado, esta corriente cuyo origen se data en la Antigua Grecia sigue vigente. Un ejemplo muy claro de ello es el mindfulness. Hoy nos ofrecen esta terapia como si fuera un invento moderno, aunque hace varias decenas de siglos que apareció en las culturas asiáticas. Con el estoicismo sucede lo mismo.

¿Quiénes eran los estoicos?

Antes de exponer las estrategias estoicas para ser más feliz, quizás te preguntes qué es el estoicismo. Es lógico, de hecho, merece la pena saber qué fue este movimiento y por qué tiene vigencia incluso hoy.

El estoicismo fue la escuela filosófica fundada en el año 301 a.C. por Zenón de Citio. Hace 2300 años, este filósofo griego se convirtió en el precursor de toda una corriente de pensamiento que tuvo mucha presencia en la cultura grecorromana. Según las tesis de los estoicos, su forma de vida se basa en una doctrina filosófica centrada en el control y dominio de lo propio. Así, la pasión, como incitación al abandono de los deseos, sería una de las principales enemigas de nuestra felicidad.

Para cumplir con su doctrina, los estoicos se valían de dos herramientas básicas, la razón y la valentía inherentes al carácter personal. Así alcanzaban o trataban de alcanzar la sabiduría y la felicidad. En el camino, prescindían de todo bien personal.

Estrategias estoicas para ser más feliz

Ahora, has de ser consciente de que, si quieres poner en marcha alguna de estas estrategias estoicas para ser más feliz, te sumarás a una corriente filosófica que ha tenido grandes pensadores entre sus filas. Destacan figuras como la de Cicerón, Séneca o Marco Aurelio.

Nosotros nos hemos centrado en las teorías del coach Alberto Blázquez para darte a conocer estas estrategias que antaño usaron los estoicos para buscar la felicidad. Toma nota.

No existen obstáculos, solo caminos

La primera estrategia que, a priori, puede parecer compleja, en realidad es muy sencilla. Cuando encuentres un obstáculo, conviértelo en una oportunidad para aprender, desarrollarte, ganar en fuerza y usarlo como apoyo para seguir creciendo.

Así que, si sucede algo que consideras un obstáculo, evita la espiral de pensamientos tóxicos. Es decir, intenta no perder el gobierno de tu mundo interior. Quizás no puedas controlar lo que sucede fuera, pero sí lo que pasa dentro de ti.

Regresar al equilibrio como reto

Según los expertos, esta era una estrategia muy usada por Marco Aurelio. ¿En qué consiste? Cada vez que una situación amenace o rompa nuestro equilibrio, uno de nuestros objetivos más inmediatos será protegerlo o recuperarlo.

¿Cómo retornar al equilibrio? Sencillo, tomándolo como un reto. De esta forma, nuestro cerebro se beneficia de esa disposición competitiva con nosotros mismos por lograr un objetivo. Por eso, una vez logrado, se activan los mecanismos de recompensa, por lo que, hasta puede ser que lo busquemos de forma inconsciente en el futuro para repetir el refuerzo y la sensación de bienestar.

Pies andando sobre el agua

Buscar un referente

Esta estrategia estoica no solo procede de aquella línea de pensamiento, también muchos profesionales de la PNL o expertos como Anthony Robbins la usan. Cuando nos sentimos desestabilizados, hemos de buscar un referente y tratar de imitarlo.

Es decir, pongamos por caso que nos hemos desviado y no estamos bien. En ese momento, podemos pensar: ¿Qué haría esta persona a la que admiro en esta situación? O también: ¿Qué haría ahora la mejor versión de mí?

Una vez hemos lanzado esta línea de pensamiento, el resto es sencillo. Tan solo hay que comenzar a adoptar acciones en esa dirección para encauzar la realidad hacia esa versión deseada que nos lleve al estado de felicidad que queremos.

Así eran los estoicos. Personas de gran sabiduría centradas en buscar siempre la mejor versión de sí mismos para ser felices y encontrar el equilibrio. Si sientes que tu vida se desestabiliza, puedes probar con estas estrategias estoicas para ser más feliz y reconducir la situación. Como puedes observar, siempre estará en tu mano. Solo tienes que dar lo mejor de ti, el resto irá llegando poco a poco.

“Tienes poder en tu mente, no fuera. Sé consciente de esto y encontrarás las fuerzas”.

-Marco Aurelio-