Mindfulness en la depresión - La Mente es Maravillosa

Mindfulness en la depresión

Ana Elisabet Amarilla 20 agosto, 2018 en Investigación 0 compartidos
Mujer practicando mindfulness

Realizar mindfulness en la depresión, como parte de una intervención estructurada, puede favorecer su efectividad. Esto cobra trascendencia cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) informa que la depresión es un trastorno mental frecuente, afectando al menos a 300 millones de personas en el mundo. Asimismo, asegura que es la principal causa mundial de discapacidad, además de aumentar la morbilidad directa e indirectamente.

La OMS sostiene que, en el peor de los casos, la depresión puede llevar al suicidio. Sin embargo, existen tratamientos eficaces para tratarla de manera adecuada. Asevera que cada año se suicidan más de 800 mil personas, siendo la segunda causa de muerte en el grupo de 15 a 29 años.

Si bien existen diferentes tipos de tratamientos para afrontar la psicopatología, no todos tienen la misma eficacia en el paciente. Encontrar el que mejor se adapta a las necesidades es la mejor manera de curarse sin ningún efecto colateral.

Harvard investiga los efectos del mindfulness en la depresión

Una investigación llevada a cabo por la prestigiosa Universidad de Harvard estudia cómo cambia el cerebro en pacientes deprimidos gracias al mindfulness. Benjamin Shapero, instructor de psiquiatría de la Facultad de Medicina de Harvard (HMS), asegura que muchas personas no responden adecuadamente a la primera intervención que se plantea. De este modo, buscar elementos que la complementen puede resultar sumamente enriquecedor para la salud pública.

Shapero sostiene que, si bien la terapia cognitivo-conductual es útil, como así también los medicamentos antidepresivos, estos enfoques funcionan mejor y consiguen resultados más rápidos si en el marco de la terapia se implementan otros recursos, como puede ser el mindfulness. Por otro lado, cada paciente responderá mejor si sigue una intervención adaptada a sus necesidades.

Practicar mindfulness en la depresión cambia la actividad cerebral

Gaëlle Desbordes, neurocientífica en el Martinos Center for Biomedical Imaging de MGH, trabaja junto al doctor Shapero en este proyecto. El punto de partida del interés de Desbordes es absolutamente personal, pues comenzó a meditar durante su época de estudiante.

Harvard informa que la investigación llevada a cabo utiliza imágenes de resonancia magnética funcional (fMRI) para observar la actividad cerebral. De este modo, la universidad asegura que en el año 2012 se ha demostrado que los cambios conseguidos en la intervención propuesta, en la que estaba incluido el mindfulness, se mantenían incluso cuando no estaban realizando meditación.

No obstante, en la actualidad se está llevando a cabo la investigación en pacientes a los que se les ha diagnosticado una depresión. Se explora cuáles son los efectos de la meditación en el cerebro de los respectivos pacientes, los cuales demuestran que realmente es efectiva.

La investigación realiza escaneo de imágenes antes y después de hacer un curso de ocho semanas de terapia cognitiva de atención plena. De este modo, se observan los cambios diferenciales en los pacientes que practican mindfulness en la depresión.

Mujer haciendo mindfulness

Realizar mindfulness en la depresión evita la rumiación mental

Desbordes desea probar la hipótesis que asegura que practicar Mindfulness en la depresión garantiza que los pacientes puedan desvincularse más rápidamente de los pensamientos negativos. El entrenamiento tiene como objetivo centrar la atención en el aquí y ahora, evitando el ciclo yo-rumia.

Asimismo, otros investigadores están estudiando cuáles son los efectos de la meditación y las variaciones existentes en dichas prácticas. En uno u otro sentido, la investigación se puede mejorar significativamente la calidad de vida de las personas a escala global.

Efectuar mindfulness en la depresión no solamente ayuda a los pacientes a enfrentar situaciones límites sino que además mejora su calidad de vida. Incluso, en depresiones leves puede ayudar a que el paciente se recupere sin necesidad de consumir psicofármacos. No obstante, siempre se aconseja que ante cualquier patología se realice la consulta al médico, para participar de una intervención que se adapte a sus circunstancias.

Ana Elisabet Amarilla

Licenciada en Comunicación Social, cursando el posgrado de especialización en Comunicación Digital e interesada en el bienestar del alma.

Ver perfil »
Te puede gustar