5 claves para comenzar a practicar mindfulness - La Mente es Maravillosa

5 claves para comenzar a practicar mindfulness

Pedro González Núñez 26 marzo, 2017 en Psicología 1356 compartidos

Practicar mindfulness requiere de ciertos conocimientos básicos. No obstante, no son complejos. La clave para comenzar con esta técnica la podemos encontrar en las palabras de Amit Ray, “si quieres dominar la ansiedad de la vida, vive el momento, vive en la respiración”.

La práctica del mindfulness implica la meditación y la auto observación, pero también requiere que pongamos nuestros cinco sentidos con atención plena en la vida cotidiana. ¿Te parecen claves demasiado abstractas? En realidad no lo son tanto.

Practicar mindfulness requiere ciertas claves

José María Doria, que es presidente de la Escuela Española de Desarrollo Transpersonal y ha escrito obras como Las 40 puertas, explica en sus textos las bases para iniciarse en la práctica del mindfulness. Al leer a este autor descubrimos que la auto-observación requiere de una mente con presencia plena. Para ello hay que entrenar hasta aprender a vivir solo el momento presente, no el mañana. Es necesario pues abandonar prejuicios y centrarse totalmente en el aquí y ahora.

Hombre autoobservándose

En realidad, a lo que el mindfulness se enfrenta es a la dispersión y la abstracción de la mente. Si pasamos horas divagando sobre lo que ocurrirá mañana, habremos perdido todo nuestro presente, y el mañana, cuando sea presente, lo perderemos divagando sobre lo que será el mañana siguiente… Y así nos perderemos, siguiendo una enorme e interminable cadena por la que se nos escurre la vida velozmente, como si fueran gotas de agua entre los dedos de las manos.

Según los preceptos del mindfulness, la felicidad no está en el mañana, sino en el “aquí y ahora. Por eso se valora por encima de todo el vivir aquí en este mismo momento, durante este instante en que estás leyendo estas palabras. Sé consciente de ello.

La práctica del mindfulness requiere meditación y atención

Es importante recordar que para practicar mindfulness, la meditación es una técnica básica. Es necesario estar presentes y conscientes plenamente, observando cuanto acaece, pero sin intervenir, solo practicando nuestra propia consciencia.

Una vez hemos sido capaces de auto-observarnos y meditar, tenemos que prestar atención consciente a la vida cotidiana. Es decir, tenemos que hacer un esfuerzo por evitar esos momentos de disociación, en los que actuamos como si fuésemos autómatas. El propio Doria explica que incluso pelar una cebolla requiere de nuestra total atención y concentración.

Si crees que eres capaz de dejar de comportarte en ciertos momentos como un autómata, ya tienes el primer pilar sólido para comenzar con el mindfulness. Ahora bien, ¿por dónde seguir construyendo? Existen 5 claves básicas que tienes que conocer. A continuación las describimos en forma de pasos.

Detente y observa

Este primer paso reclama que te detengas y te observes. Es decir, para un momento y sé consciente de qué sucede en tu cuerpo y qué pasa por tu cabeza. Céntrate en la tarea que realizabas y en qué sentimientos y emociones te está provocando. De este modo saldrás de la inconsciencia y permitirás que tu mente se relaje.

Mujer joven con los ojos cerrados

Da un paso hacia atrás

Una forma diferente de observar es dar un paso hacia atrás. En este caso hemos de intentar vernos como si fuésemos espectadores de nuestra propia vida. Sal de tu mente y obsérvate desde fuera para ser más consciente de cómo eres. No te instales en este “modo espectador”, pero sí que es positivo que sepas pasar a él rápidamente: en determinadas situaciones puede enriquecer mucho la perspectiva desde la que abordas los problemas.

Vuelve al ahora

La tercera clave propuesta por Doria para entrar en el mundo del mindfulness requiere un retorno periódico a la consciencia. Para ello invita a poner una alarma varias veces al día que nos recuerde la importancia de parar, respirar de forma consciente y volver a la tarea.

Respira

Hablábamos al comienzo del artículo de la importancia de la respiración para el mindfulness. En este caso, Doria comenta la necesidad de realizar a diario una actividad consistente en hacer 40 respiraciones de manera totalmente consciente. Cuenta cada una cuando exhales y no varíes el ritmo para lograr que la mente quite la tensión que todos los pensamientos de alarma y alerta han ido creando.

Acepta tus nuevos pensamientos y tus emociones novedosas

Por muy consciente que seas de ti, las emociones y los pensamientos llegarán a tu mente de forma constante, y si no los gestionas bien, muchos intentarán alejarte de este estado. Sean buenos o malos, dales la bienvenida y atiéndelos. Según Doria, es bonito estar agradecidos por cuanto venga.

¿Te parece atractivo practicar mindfulness? Pues estas cinco claves serán básicas para que aprendas a auto observarte, meditar y atender a la vida cotidiana. Los beneficios de esta técnica aparecerán a medida que vayas mejorando en la práctica de cada una de ellas.

Además, en La Mente es Maravillosa disponemos de un curso on-line para aplicar el Mindfulness en nuestro día a día impartido por Félix Torán que puede ayudarte a potenciar tu bienestar y despertar tu conciencia sobre el presente.

mindfulness

Pedro González Núñez

Escritor, amante de la vida, de mi chica y de mi gente. La filosofía y la psicología, especialmente infantil, son mi auténtica pasión. Me encanta la libertad que me dan mis ideas.

Ver perfil »
Te puede gustar