3 maneras de aprovechar el poder de tu mente

Belén Gisbert Vercher · 24 julio, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el psicólogo Alejandro Rodríguez

Gracias a disciplinas como la psicología, la medicina y la neurociencia, sabemos mucho acerca de la mente humana. Existen numerosos estudios que revelan la cantidad de energía que tiene nuestro cerebro, el cual puede conseguir algunas proezas que en principio parecen imposibles. A continuación, veremos algunos de los descubrimientos y de los ejercicios más sorprendentes que nuestras mentes pueden realizar.

Fortalecer los músculos y aumentar su capacidad

En un estudio realizado en el año 2004 por Raganathan (EE.UU) un grupo de personas escucharon un audio que guiaba a sus mentes para que estas imaginaran que estaban haciendo ejercicio. Otro grupo control escuchó una conferencia que no tenía nada que ver con el deporte. El estudio posterior de los valores musculares de los dos grupos reveló diferencias significativas: era como si las personas que se hubieran imaginado haciendo ejercicio hubieran entrenado realmente

Los científicos creen que el proceso mental de imaginar una sesión de ejercicio libera las mismas hormonas para construir el músculo que se liberan durante una sesión de ejercicio real.

¿Cuál es la lección? Tu mente es mucho más poderosa de lo que puedes imaginar en un principio. De hecho, diferentes estudios sobre el entrenamiento han mostrado que durante las primeras semanas en que una persona comienza a entrenar, sus ganancias de fuerza son muy superiores a las que conseguirá más adelante debido principalmente a que su cerebro aprende a cómo mover el cuerpo de forma más eficiente.

Transforma una debilidad en una fortaleza

Pero el poder de la mente no solo tiene un efecto significativo sobre el cuerpo. En un fascinante estudio, llevado a cabo en Wesnousky (EE.UU), se reveló que cuando las personas creen que hay un lado positivo en un defecto de su personalidad o una debilidad, comienzan a mejorar su autoestima y a sentirse más cómodas consigo mismas.

Por ejemplo, en el estudio se le comunicó a un grupo de personas muy impulsivas que esta característica tenía la ventaja de ayudarles a ser más creativos. Las pruebas que se realizaron posteriormente con este grupo de personas indican que sus niveles de creatividad habían aumentado significativamente después de haber escuchado esta información de una fuente fiable.

Algo similar es lo que afirma el famoso efecto Pigmalión: cuando creemos que algo será cierto, lo más probable es que realmente lo sea. Por eso, controlar nuestra propia mente puede ayudarnos a conseguir resultados más positivos en la vida real.

Fortaleza

Mejora drásticamente tu rendimiento con solo imaginarlo

Múltiples estudios han demostrado que en diversas profesiones complejas, los profesionales imaginándose a sí mismos en repetidas ocasiones realizando su trabajo con detalles realistas mejoran mucho en su rendimiento.

Muchos profesionales que tienen que llevar a cabo actuaciones de alta presión, utilizan el poder de su imaginación para sobresalir y perfeccionar sus habilidades. Esto les sirve de gran ayuda a la hora de realizar sus tareas, ya que imaginándose a sí mismos relajados al llevar a cabo trabajos complicados son capaces de sentirse más cómodos al realizarlos en la vida real. De esto puedes aprender que tu imaginación tiene el poder de mejorar significativamente tu capacidad para realizar una tarea compleja.

3 maneras de aprovechar el poder de tu mente para cambiar tu vida

– Sé dueño de tu poder de cambiar. Muchas personas usan su propio poder contra ellas mismos. Si crees que no puedes cambiar, tu mente te impedirá hacerlo. Es fundamental darle la vuelta a esa falsa idea que albergas en tu cabeza. Reclama tu poder, sé el dueño de este y empieza a convertirte en quien quieres ser.

– Decide cómo quieres ser diferente e imagínatelo. Por ejemplo, si quieres llegar a ser más extrovertido, imagínate a ti mismo riendo y hablando con un grupo de compañeros de trabajo, o socializándote animadamente en una fiesta, repetidamente. Combina la práctica mental con la real en situaciones cotidiana. Tu progreso probablemente será más rápido si combinas ambos métodos.

– Cree en ti mismo. Decenas de personas agradables se sienten indignas, no válidas, o invisibles. Otras pueden sentirse sin derecho a ser amadas, ansiosas, enojadas o desesperadas. Si alguna de estas palabras te describe, puedes comenzar a usar el poder de tu mente para solucionarlo. Imagínate en colores vivos, con confianza y fuerza. Imagínate a ti mismo siendo aquello que realmente quieres ser.

Recuerda, el poder de tu mente puede ayudarte o volverse en tu contra. No desperdicies la oportunidad de aprovecharlo a tu favor.