5 claves para mantener la independencia en la pareja

María Hoyos · 4 mayo, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Andrés Navarro Romance el 3 mayo, 2019
Para el mantenimiento de una relación amorosa sana y duradera, resulta importante lograr cierta independencia en la pareja. Para ayudarte en este objetivo, te presentamos aquí algunas pistas que pueden ayudarte.

A veces, pensamos que la vida en pareja requiere pasar la mayor parte del tiempo con la otra persona. Pero en realidad hay muchas otras formas de concebir una relación. En ocasiones, la independencia en la pareja puede ser la clave de una relación sana y duradera.

Vivir excesivamente anclados a otra persona puede llegar a ser perjudicial. Si actuamos de esta manera, puede que en algún momento nos sintamos saturados, ahogados y a veces sin nuevos planes que hacer. Mantener cierta independencia en la relación permite disfrutar de un tiempo para nosotros, de ese espacio en el que reflexionar y experimentar calma, tanto a nivel personal como laboral.

Por otro lado, también es importante aprender a controlar nuestro ego para que no afecte a la relación de pareja y evitar así anteponer nuestras ambiciones y deseos a los de la otra persona. Ahora bien, esto puede resultar más difícil si compartimos todo el tiempo con nuestra pareja, ya que es posible que esta se sienta obligada a participar en actividades que no le agraden o incluso que en algún momento se lo exijamos.

Pareja mirándose a los ojos en el campo

La importancia de la independencia en la pareja

A menudo, la falta de independencia en la pareja suele correlacionar con una situación de excesiva dependencia. Si no sabemos cultivar y mantener cierta independencia, podemos llegar a esa situación en la que creemos que no sabemos hacer nada sin la otra persona, manteniéndonos así en una peligrosa zona de confort.

Ahora bien, para crecer a nivel personal y saber valorar la relación de pareja, es importante dedicarnos tiempo a nosotros mismos, a salir con nuestros amigos o a hacer otros planes. Pero esto solo es posible desde el suficiente grado de interdependencia en la relación.

La independencia en la pareja nos permitirá aprender que podemos estar bien y ser felices tanto en pareja como a nivel individual.

En definitiva, la independencia en la pareja nos permite disfrutar de la vida mientras nos enseña a valorar el tiempo que pasamos con la otra persona. Por otro lado, también nos ayuda a gestionar los celos y los sentimientos de posesión.

Cómo mantener la independencia en la pareja

Con el fin de disfrutar de una relación de pareja más sana, a continuación explicamos algunos consejos para tratar de tener un buen grado de independencia:

1. Aceptarse para aceptar al otro

Es buena idea hacer un poco de introspección para aprender a querernos y valorarnos y, por extensión, para apreciar más a nuestra pareja. Además, esto nos permitirá establecer relaciones más sanas con nuestros amigos y familiares.

Por otro lado, debemos tratar de ser conscientes de todo aquello que nos diferencia de los demás, como nuestros gustos, opiniones o aficiones. Valorar todos los rasgos que definen nuestra personalidad nos ayudará a entender que no es necesario adecuar todo lo que nos rodea a nuestros gustos.

2. Dialogar con la pareja

Otro aspecto importante consiste en dialogar con nuestra pareja sobre la necesidad de espacio y de independencia.

Así, podremos hacer entender a la otra persona que pasar tiempos separados es, en realidad, algo positivo para la relación y que no hay nada de malo. Porque crecer de forma positiva a nivel individual también influirá en la relación de pareja.

3. Ser sinceros

Cuando pasamos tiempo sin estar con la otra persona es importante mantener una comunicación sincera. De esta forma, será más fácil evitar cualquier malentendido, dudas o incluso algunas dificultades relacionadas con las celos.

Esto no significa que debamos dar explicaciones a nuestra pareja momento a momento o de todo lo que hacemos por separado, sino que no debemos tratar de ocultar cosas importantes, ni tener secretos que puedan comprometer la relación.

4. Conservar el espacio individual

Valorar nuestro espacio personal puede ser algo muy positivo para la relación y para nosotros mismos. Dar un paseo, ver esa película que tanto nos gusta, leer, hacer deporte o cualquier otra actividad que nos guste es importante, ya que contribuyen a nuestro bienestar. Si lo dejamos de lado, en algún momento lo echaremos de menos y comenzaremos a experimentar cierto malestar.

Además, estos pequeños placeres nos permitirán construir una parcela individual en la que nos sentiremos refugiados, así como tranquilos y relajados. 

Mujer leyendo libros de poesía

5. Establecer límites saludables

Los límites protegen nuestro espacio personal. Así, es fundamental dejar claro qué comportamiento nos parecen negativos, abusivos o invasores por parte de la otra persona. De igual forma, debemos ser respetuosos con los gustos de la otra persona, con sus valores, creencias y sentimientos.

Como vemos, el tiempo para uno mismo es esencial a lo largo de la vida. Nos permite, en gran medida, crecer tanto a nivel personal como profesional, además de cultivar una vida social rica y fructífera.

  • Dema Moreno, Sandra (2005): “Entre la tradición y la modernidad: las parejas españolas de doble ingreso”, Universidad de Oviedo, Área de comercialización e Investigación de Mercados. Disponible en: https://www.raco.cat/index.php/Papers/article/viewFile/52753/60703
  • Ajenjo Cops Marc y Joan García Román (2014): “Cambios en el uso del tiempo de las parejas ¿Estamos en el camino hacia una mayor igualdad?”, Revista Internacional de Sociología, Vol 72, No 2. Disponible en: http://revintsociologia.revistas.csic.es/index.php/revintsociologia/article/view/568