5 despertadores para el deseo

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio De Dios González el 10 enero, 2015
Eva Maria Rodríguez · 10 enero, 2015

 

Una sexualidad sana tiene muchos beneficios para la salud física y también para la salud emocional. Aumentar el deseo sexual y mejorar las relaciones de pareja no solo es una buena manera de tener una relación feliz, sino también de vivir más y mejor.

Sin embargo, las relaciones de pareja pasan por etapas en las que el deseo sexual se reduce. Esto está relacionado con factores diversos, como son el estrés, la ansiedad, las preocupaciones (laborales, familiares, económicas, de salud, etc.) y el ritmo de vida.

 

Beneficios de la sexualidad para la salud

 

Los principales beneficios que la sexualidad tiene para la salud son los siguientes:

  1. Mejora el sistema inmunitario
  2. Reduce la tensión arterial
  3. Refuerza el suelo pélvico de la mujer (lo que ayuda a evitar problemas de pérdidas de orina)
  4. Hacer ejercicios (y, por lo tanto, disfrutas de todos sus beneficios)
  5. Reduce el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares
  6. Disminuye las dolencias
  7. En hombres, disminuye el reisgo de cáncer de próstata
  8. Mejora la calidad del sueño
  9. Alivia el estrés
  10. Aumenta la autoestima

 

Cómo aumentar el deseo sexual

 

Aumentar el deseo sexual para lograr una sexualidad sana y plena es una herramienta fabulosa para luchar contra el estrés, lo cual mejora indiscutiblemente la salud física y emocional. Y ¿Por qué no? Simplemente para disfrutar.

 

Pero, ¿Qué puedo hacer para aumentar el deseo sexual?

 

#1 – Ser atrevido/a y tomar la iniciativa

La falta de actividad sexual puede hacerte sentir tímido/a, y a pensar que la pareja no quiere mantener relaciones. Pero eso no lo sabrás si no se lo propones. Ser atrevido es una buena manera de sorprender y de tener una velada exitosa.

 

#2 – Ser creativo

Uno de los motivos que justifican la falta de actividad sexual en las parejas es la monotonía y el aburrimiento. Ser creativo ayuda a despertar el deseo y el interés.

La creatividad puede implementarse en muchos aspectos: desde la forma de sugerírselo a la otra persona hasta el lugar o el momento que has elegido para dar paso al deseo.

 

#3 – Buscar el momento

No siempre se puede improvisar, sobre todo si hay niños. Por eso es importante buscar el momento de estar a solas en casa, o salir un fin de semana en el que los niño puedan quedarse con alguien.

 

#4 – Usar afrodisíacos

No es necesario tomar productos químicos y ni elaborar complejas comidas. Higos, plátanos y aguacates son sólo algunos de los alimentos que pueden ayudar a nuestro deseo perezoso. Además, estos alimentos también proporcionan vitaminas y minerales importantes que potencialmente pueden aumentar el flujo sanguíneo a los genitales y promover una vida sexual sana.

 

#5 – Hacer un masaje

Un masaje es una forma excelente de entrar en contacto y aliviar las tensiones previas. No es necesario preparar nada y puede surgir de manera natural. No obstante, preparar aceites especiales y hacerlo en una ambiente diseñado para la ocasión puede ayudar mucho.

 

Consideraciones finales

 

La vida en pareja no siempre es fácil y muchos factores pueden intervenir en el deterioro de una relación. Sin embargo, mantener una relación activa sexualmente puede ayudar a superar otros problemas y a aceptar los cambios que se producen a todos los niveles en las personas, tanto los propios como los del otro.