5 impactantes frases de Wisława Szymborska

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Sergio De Dios González el 17 diciembre, 2018
Edith Sánchez · 17 diciembre, 2018
Lo que más llama la atención de las frases de Wisława Szymborska es la nitidez con la que comunica su forma de pensar y de ver. Su visión poética es inteligente y franca. Es, sin duda alguna, una de las mejores voces de la poesía contemporánea.

Las frases de Wisława Szymborska suelen referirse a aspectos cotidianos, o que quizás deberían ser cotidianos, a menudo olvidados. Esta escritora polaca estaba dotada de una sensibilidad impresionante. Eso le permitía ver y describir el mundo rutinario de una forma muy particular.

Lo que más caracteriza a las frases de Wisława Szymborska es la sencillez y la autenticidad. En ellas vierte su vena poética, pero al mismo tiempo establece un vínculo con el lector. Su obra no es hermética o erudita, sino todo lo contrario. Permanece abierta a cualquiera que quiera leerla. Estas son algunas de sus afirmaciones más recordadas.

Esta maravillosa poeta ni siquiera concluyó sus estudios universitarios. De cuna humilde, la estrechez económica la acompañó en su infancia y juventud. Aún así, llegó a ser una de las escritoras más leídas de un tiempo que hoy queremos hacer un poquito nuestro.

Nada es regalo, todo es préstamo. Estoy de deudas hasta el cuello. Conmigo misma deberé pagar por mí misma, dar la vida por mi vida”.

-Wisława Szymborska-

1. El mundo es cruel

¿Cuántas veces hemos escuchado la expresión “el mundo es cruel”? Seguramente la hemos oído, o dicho, en cientos de oportunidades. Es una de esas frases cliché que hacen carrera y se convierten en una suerte de explicación para los sucesos o realidades negativas.

Una de las frases de Wisława Szymborska retoma esa expresión, pero la lleva a otra dimensión. Esa frase dice: “El mundo es cruel, pero merece también otros calificativos más compasivos”. Lo maravilloso de su afirmación es que muestra la contradicción que hay entre el sentido de la afirmación y la crueldad que la propia sentencia entraña.

Personas con bolas del mundo en las manos

2. Una de las frases de Wisława Szymborska sobre el tiempo

Una de las frases de Wisława Szymborska dice: “Todo principio no es más que una continuación, y el libro de los acontecimientos se encuentra siempre abierto a la mitad”. Se refiere a que el tiempo es un fenómeno constante, en donde, en estricto sentido, no hay comienzo ni final.

Al comenzar algo, solo se le está dando continuidad a otra realidad preexistente. Todo lo que nace ya tiene un pasado detrás. Por lo tanto, tampoco nada finaliza. Cada suceso, cada hecho, siempre forma parte de una línea de tiempo que le precede y le sucede.

3. Ni siendo malos alumnos…

Esta es otra de esas reflexiones de Wisława Szymborska que se refiere al tiempo. Señala lo siguiente: “En esta escuela del mundo, ni siendo malos alumnos repetiremos un año, un invierno, un verano”. Nos recuerda en esta frase que cada vivencia es única e irrepetible.

Significa que cada oportunidad es única. El tiempo se va y nada vuelve a ser lo mismo. Aunque lo hayamos hecho mal y merezcamos una oportunidad, en realidad nunca la tendremos. El tiempo no vuelve y lo que ha sido ya nunca volverá a ser.

4. El amor feliz

Esta es una frase que Wisława Szymborska le dedica a todas esas personas que proclaman la inexistencia del amor verdadero. Dice así: “Que quienes desconocen el amor feliz sostengan que no existe en ningún lugar del mundo. Con esa fe les será más fácil vivir y morir”.

En esta frase hay un cuestionamiento a quienes dicen no creer en el amor. Esa es quizás, una convicción, que parte solo de su experiencia particular. La extienden a todo el mundo, porque así les resulta más fácil sobrellevar la vida. Si no existe el amor verdadero en ninguna parte, no es su responsabilidad el no haberlo construido.

Corazón de luces

5. La poesía es amor

Wisława Szymborska hizo de la poesía una forma de vida. No fue una escritora distante. Por el contrario, siempre mantuvo comunicación con sus lectores y fue sensible a sus inquietudes y razonamientos. Entendía que ser poeta es algo más que escribir versos.

Esta postura se refleja en la siguiente afirmación: “Todos los poemas nacen del amor; incluso aquéllos que transmiten el mal tienen en el fondo una forma de amor hacia el mundo”. En una palabra, la poesía es amor.

Muchos celebraron que en 1996 le concedieran el Premio Nobel de Literatura. Para ese entonces, ya era una de las escritoras más leídas en el mundo. También fueron muchos los que lloraron su muerte en 2012, porque el pensamiento como luz para el camino perdió una de sus más fulgurantes luces.

  • Szymborska, W., Poniatowska, E., & Beltrán, G. (2008). Poesía no completa (No. 821.162. 1). Fondo de Cultura Económica.