5 motivos para hablar de sexo con tus hijos

Raquel Lemos Rodríguez · 6 marzo, 2016

Como padres, tenemos el deber de educar a nuestros hijos lo mejor que podamos. El problema es que a veces tan solo nos centramos en aspectos que tienen que ver con el saber estar, comportarse bien ante los demás, relacionarse de la forma adecuada. Pero… ¿qué ocurre cuando se trata de hablar de sexo?

Siempre intentamos rehuir ese tema. Evitamos hablar de él porque aún hoy en día nos da un poco de reparo tratar ciertos asuntos tan íntimos y más con personas sobre las que habitualmente pensamos que son más pequeñas de lo que son. A pesar de esto, debemos aprender a tratar el sexo como un tema más. Un tema muy importante y necesario que nuestros hijos deben conocer.

No permitas que tu hijo piense el día de mañana: “y si alguien me hubiera dicho…”. Enséñale que eres lo suficiente adulto como padre para hablar de sexo con él

Es por esto, por lo que si aún te quedan dudas, te daremos al menos 5 motivos por los cuales es necesario que hables de sexo con tus hijos. ¡Vamos allá!

persona con botas ante margaritas en el suelo

1. Favoreceremos el sexo seguro

Estamos hartos de lamentarnos por embarazos no deseados y contracción de enfermedades de transmisión sexual, algo que es ¡normal! Si no hablamos de sexo con nuestros hijos, estos no van a saber qué medidas de protección deben llevar a cabo para mantener relaciones sanas y seguras.

A veces, como padres, damos por sabidas ciertas cosas. Quizás, porque en el colegio ahora hay charlas sobre educación sexual o porque los niños aprenden más rápido y hay amigos que ya saben de estas cosas. A pesar de esto, no viene mal que los padres hablen con naturalidad de estos temas.

De esta forma, aunque no lo creas, estarás protegiendo a tus hijos. Además les estás demostrando que estás preparado o preparada para crecer con ellos y no para preguntarles eternamente sobre lo que comen o dejan de comer igual que si fueran unos niños.

2. Serás su mejor fuente de respuestas

Por mucho que reciban una educación sexual en la escuela o por parte de sus amigos, nunca habrá nadie que les pueda facilitar las mejores respuestas como los padres. Quizás pienses que esto no es así, pero vuestra propia experiencia en este aspecto lo corrobora.

Habla con tu hijo de sexo y afectividad antes de que lo hagan los demás

Sé que a veces puede dar algo de reparo tratar un tema tan controvertido como el sexo, pero es necesario dejar de lado esas vergüenzas que hemos aprendido y que, en realidad, no benefician a nuestros hijos. Los adolescentes necesitan tener respuestas reales a la cantidad de dudas que vienen a la cabeza. Piensa en ti cuando tenías su edad.

¿A qué te hubiese gustado que tus padres te hablasen con sinceridad sobre este tema?

Adolescente con ramo de flores en las manos pensando en el sexo

3. Evitarás que sean fácilmente influenciables

El hecho de que puedas comunicarte abiertamente con tus hijos sobre cualquier tema, hará que estos no sean fácilmente influenciables. Piensa que cuanto más desconoces sobre un tema más influenciable vas a ser, porque el desconocimiento solamente nos lleva a ese camino.

Los medios de comunicación, los mitos que se pueden transmitir sobre este tema, las mentiras que nos pueden decir nuestros amigos, etc. Todo esto debe tener un filtro, y como padres tenemos que ser nosotros quienes les enseñemos a ponerlo.

4. Crearás una gran confianza con tus hijos

Hablar de un tema que se suele evitar por tradición, resolviendo todas las dudas que puedan tener tus hijos, sin temores, sin vergüenzas, sin evitar temas escabrosos, hará que la confianza entre vosotros se haga más fuerte.

Si quieres ganarte la confianza de tus hijos empieza por darles educación sexual en casa

Pensad que nuestros hijos nos ven a nosotros como los mejores profesores que puedan tener, profesores de la vida, realmente. Si no pueden confiar en nosotros, que somos sus padres ¿en quiénes podrán hacerlo? No podemos fallarles, debemos confiar en ellos y que ellos confíen en nosotros.

pareja de amigas adolescentes riendo

5. Necesitan disfrutar plenamente de su sexualidad

No tratar el tema del sexo, evitarlo constantemente, estará llevando a nuestros hijos a un ámbito de inseguridades y miedos que les impedirá disfrutar plenamente de su sexualidad. El sexo es algo que debemos disfrutar, pues naturalmente estamos preparados para ello.

Es cierto que quizás nos mostremos un poco recelosos al respecto al pensar en nuestros hijos disfrutando de su sexualidad. Pero, qué mejor que enseñarles nosotros el mejor camino para hacerlo. Tú puedes evitar que tu hijo se muestre inseguro en este ámbito resolviendo todas sus dudas y hablando con sinceridad y naturalidad de este tema.

Es el momento de eliminar la idea de que hablar de sexo debería ser algo que nos de vergüenza. Eso ya quedó en el pasado

chica pelirroja

Por suerte, ahora mismo, tenemos muchos menos prejuicios a la hora de hablar de ciertos temas con nuestros hijos. Pero, aún así, debemos seguir esforzándonos y aprendiendo a hacerlo mejor. Los padres forman a sus hijos en todos los sentidos de la palabra. Tenemos una gran labor por delante.