5 ventajas de salir de la rutina

Raquel Lemos Rodríguez·
29 Junio, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Sergio De Dios González al
29 Junio, 2020
Apatía, desinterés, falta de motivación... La manera de combatir estas emociones es saliendo de la rutina. ¿Quieres saber cómo?

Parece imposible hacer cambios en nuestra vida. Todo está perfectamente planificado. Nos levantamos por la mañana, vamos a trabajar y regresamos cansados con ganas de no hacer nada más. Algunas veces puede que saquemos algo de tiempo para ir al gimnasio. Por eso, una de las ventajas de salir de la rutina es que hacen posible introducir más cambios.

Es cierto que nos acostumbramos muy pronto a repetir los mismos hábitos todos los días. Esto puede acabar generándonos apatía o desinterés. En este sentido conviene que conozcamos las ventajas que tiene salir de la rutina y también algunas formas de comenzar a disfrutar de ellas.

Mujer que madruga levantándose

1. Nuestra inspiración aumenta

La inspiración es una de las primeras ventajas de salir de la rutina, ya que nos permite tener ideas nuevas, ser más productivos en nuestro trabajo y disfrutar de los que estamos haciendo. Pero es imposible sentirnos inspirados si hacemos lo mismo todos los días.

Para conseguir esto, Manuela Romo, profesora en la Facultad de Psicología de la Universidad Autónoma de Madrid, deja claro en su libro Psicología de la creatividad que la dedicación y el esfuerzo son claves para que la inspiración aparezca. ¿Cómo podemos lograrlo? Asistiendo a una conferencia, ponencia o charla con los compañeros de trabajo (o solos), por ejemplo.

2. Evitamos el estancamiento

Una de las segundas ventajas de salir de la rutina es que evitamos estancarnos. En más de una ocasión seguro que hemos tenido la sensación de que no avanzábamos hacia ninguna parte. Es en esos momentos en los que empezamos a desmotivarnos y a perder la pasión por aquello que hacemos. Para evitar que esto ocurra, debemos salir de nuestra rutina a menudo.

No todo tiene que estar relacionado con el trabajo, claro está. El estancamiento lo podemos sentir en nuestra vida en general porque ya no tenemos objetivos que cumplir (al menos, eso pensamos). ¿Qué tal si nos apuntamos a un curso para aprender un nuevo idioma? ¿Y si intentamos tras salir del trabajo dar un paseo de cinco minutos cada día? Con esto sentiremos que progresamos.

“Solo las personas que se atreven a ir demasiado lejos logran descubrir hasta dónde pueden llegar”.

-T.S. Eliot-

3. Potenciamos nuestra creatividad

Es cierto que hay ocupaciones más creativas que otras. Quizás, si trabajamos en una gestoría en la que cada día nuestro cometido es hacer facturas, presupuestos y realizar transferencias, el clima no es el propicio para ser creativos. También, puede que nosotros mismos pensemos que no tenemos esta cualidad. Pero.., ¡no es cierto!

Todos somos creativos, lo que pasa es que solemos olvidarnos de esto. ¿Cuánto hace que no dibujamos o, al menos, coloreamos? Hacer un puzzle, tocar ese instrumento que hace años hemos dejado que cogiese polvo tras abandonar el conservatorio o empezar con el punto de cruz. Todo esto, desatará nuestra creatividad y hará que nos sintamos muy bien con nosotros mismos. Si tenemos un trabajo creativo, como ser diseñador web, esto nos beneficiará.

4. Vencemos la pereza

Una cuarta de las ventajas de salir de la rutina es que conseguiremos vencer esa sensación de pereza que muchas veces no logramos sacudirnos de encima. Levantarnos por las mañanas se convierte en un esfuerzo descomunal, pues ya sabemos cómo se va a desarrollar el día. Afortunadamente, esto puede cambiar.

Correr por la naturaleza, por ejemplo, puede hacernos sentir muy bien. Este cambio que puede parecer insignificante, pero tendrá un impacto importante en la pereza. Nos sentiremos con más ganas de afrontar cada día.

“La pereza no es más que el hábito de descansar antes de estar cansado”.

-Jules Renard-

Hombre corriendo pensando en las ventajas de salir de la rutina

5. Reducimos el estrés

Finalmente, no podemos olvidarnos de un aspecto importante como es el estrés. El exceso de trabajo, el cuidado de los niños o los problemas que podemos tener con relación al dinero, la pareja, los amigos, etc., pueden generarnos mucho estrés. Como bien indica el Instituto Nacional de Salud Mental (NIMH) esto puede causarnos varios problemas a largo plazo que afecten a nuestra salud.

Por esta razón, conviene que salgamos de nuestra rutina de manera habitual. De hecho, podemos ponernos una meta personal como hacer algo diferente cada día. Puede ser aprender una receta nueva, planear ver un documental a la semana, empezar a practicar yoga (en casa o asistiendo a clases en el gimnasio), organizar una salida entre semana de forma imprevista…

Estas ideas nos permitirán obtener las 5 ventajas de salir de la rutina que hemos tratado. Nuestra actitud cambiará, notaremos que tenemos más energía y más ganas de levantarnos por la mañana. Es muy fácil caer en la monotonía y mantener una rutina insoportable. Pero, a partir de hoy, podemos conseguir que esto no sea así.

¿Qué harás diferente mañana?

  • Aguilar, J. G. (2010). La crisis nos hace salir de la rutina. Actualidad jurídica Aranzadi, (796), 14-15.
  • Engram, B. W., & Allen, N. S. (2010). Cinco claves para salir de la rutina. Nursing28(1), 33.
  • Palmero, F. (2005). Motivación: conducta y proceso. Revista electrónica de motivación y emoción8(20-21), 1-29.