6 claves para evitar despertarse cansado

Óscar Dorado · 19 mayo, 2018

¿Te despiertas constantemente cansado y con la sensación de que podrías dormir algunas horas más? Es posible que incluso cuando te acuestas temprano, con el fin de levantarte con energía, no lo consigas. Ciertamente, el tiempo que duermes es muy importante para despertarte con la sensación de estar descansado, pero existen otras claves para evitar despertarse cansado que quizás ignoras.

En este sentido, pensemos que a menudo se subestima la importancia del sueño y no se reconoce la influencia negativa que tiene la ausencia de un buen descanso sobre la memoria, la irritabilidad constante, la sensación de no llegar a ningún sitio…

Si leemos algunos estudios respecto a esta cuestión, nos daremos cuenta que, por ejemplo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda descansar al menos 6 horas diarias. El organismo apunta que la alimentación y la actividad física son factores que influyen sobre la calidad del sueño. La OMS insiste en que dormir no es un placer sino una necesidad, ya que influye en el rendimiento y en la sensación de fatiga.

Mujer apagando el despertador

6 claves para evitar despertarse cansado

Afortunadamente, hay muchos ajustes en el estilo de vida que puedes poner en práctica para combatir la fatiga y recuperar tu energía. Por ello, ponemos a tu disposición algunos consejos que te permitirán empezar el día con energía. ¡Toma nota, ya que influirán en tu bienestar de manera considerable!

1.-Incluye buenos alimentos en tu dieta

Para obtener más energía, lo primero que te recomendamos es que te concentres específicamente en aquellos alimentos que incluyan magnesio y hierro, como pueden ser las nueces, el pescado o las verduras.

El desayuno es un momento importante, en el cual un tazón pequeño de cereal o una rebanada de pan tostado, pueden reactivar tu metabolismo y marcar el punto de partida para que tu cuerpo se despierte.

2.-No cenes justo antes de acostarte

El proceso digestivo lleva tiempo. Por este motivo, debes intentar comer cada tres o cuatro horas al día, evitando los grandes atracones cuando llega la noche.

Aunque en un principio pueda no parecer importante, se trata, sin lugar a dudas, de una de las claves para evitar despertarse cansado. Ten en cuenta que cenar justo antes de ir a la cama va a retrasar el momento en el que nos quedemos dormidos, ya que el cuerpo necesita de un grado alto de activación para poder hacer la digestión.

3.-No tomes café por la tarde

Si bien muchos de nosotros necesitamos nuestro café para pasar el día, está demostrado que tomar cafeína después de las 14 h afecta al sueño. Ciertamente, la cafeína puede disminuir la calidad y la cantidad del descanso y, en consecuencia, que te levantes cansado.

Si eres un adicto al café, no debes preocuparte, ya que no pretendemos privarte de tu inyección de energía matinal. Solamente te proponemos cambiar el hábito y asegurarte de no tomar más cafeína a partir del mediodía, con el fin de que no te afecte a la hora de conciliar el sueño.

“La enfermedad hace a la salud buena, el hambre a la hartura, el cansancio al descanso”.

-Heráclito de Efeso-

Taza de café

4.-No utilices dispositivos electrónicos

Los dispositivos electrónicos estimulan la mente y nos mantienen despiertos. Debes tener en cuenta que la luz de estos aparatos puede alterar los niveles de melatonina, la hormona responsable de controlar los ciclos del sueño.

Por ello, te recomendamos que antes de acostarte no utilices dispositivos electrónicos, como puede ser el ordenador o el teléfono móvil. En su lugar, te recomendamos llevar a cabo otro tipo de actividad, como puede ser leer un libro.

5.-Incorpora el ejercicio a tu rutina diaria

Puede parecer contraproducente, aunque se trata de una de las claves para evitar despertarse cansado. Ciertamente, el ejercicio regular puede ayudar a equilibrar las hormonas, mejorar la resistencia a la insulina y ayudar a conciliar el sueño, con lo cual es importante para combatir la falta de energía.

Tu cuerpo está hecho para moverse. Así, la falta de actividad puede ocasionar problemas en estado de ánimo, además de lentitud y fatiga.

Chica joven haciendo ejercicio

6.-Mantén un horario de descanso

Una de las claves para evitar despertarse cansado es mantener unos horarios fijos para dormir y despertar. Ten en cuenta que llevar una rutina en el descanso hace que tu cuerpo sepa cuándo toca descansar y cuándo estar activo. Asimismo, mantener un horario adecuado te ayudará a promover un sueño de mayor calidad, siempre y cuando respetes el mínimo número de horas recomendado.

Quizás cumplas ya con la mayoría de estos puntos, pero si no es así, ahora tienes en tu mano seis sencillas claves para que no te despiertes cansado. Hacerlo no sólo mejorará tu calidad de vida, sino que también te dará más energía para enfrentar los retos que te propongas.