6 grandes maneras de empezar el día - La Mente es Maravillosa

6 grandes maneras de empezar el día

Eva Maria Rodríguez 25 enero, 2016 en Psicología 2951 compartidos
Reloj despertador sobre mesilla

La manera de comenzar la mañana establece el tono para el resto del día. Cuando desde que te levantas experimentas una sensación estresante, lo más probable es que la arrastres a lo largo del día si no haces nada. Por el contrario, si encuentras la forma de empezar el día centrado será más fácil que puedas manejar el estrés diario y disfrutar del resto de la jornada.

Pero, empezar el día con buen pie no siempre es fácil, especialmente si te levantas con prisas o después de pocas horas de sueño. Pero, incluso si has dormido menos de lo necesario, es posible comenzar la mañana de manera positiva para enfrentar el día con vitalidad, emoción y motivación.

Si quieres comenzar bien el día tendrás que cambiar algunos hábitos. No siempre es fácil, especialmente en los casos en los que tengas que levantarte antes. Pero merece la pena el esfuerzo de madrugar para darle a tu mañana el impulso necesario para convertir la jornada en un gran día. 

Programa el despertador antes

Levantándote un poco antes podrás levantarte con más calma, sin tensión y sin prisas. Puedes escuchar la radio en la cama, estirarte poco a poco y prepararte para comenzar el día. Despertarte antes no solo te permitirá disfrutar de unos minutos en la cama, sino que también te da la oportunidad de crear una rutina más relajada para comenzar el día.

Reloj en una ventana mientras amanece

Comienza el día bajo la ducha

La ducha matutina no es solo una forma de despejarse. El tiempo que pasas bajo el agua es un tiempo relajante y energizante. Para ello, antes de comenzar con el aseo, siéntate el chorro de agua caliente un minuto y deja que el agua corra por tu espalda, masajeándola.

El agua caliente relajará tus músculos y tu mente. Ese minuto también te permitirá pensar en las posibilidades que tienes por delante y sentirte agradecido por el nuevo día. Cuando el estrés aparezca a lo largo de la jornada, podrás evocar estas sensaciones para relajarte y retomar el control sobre tus emociones.

Lee algo inspirador

Desde una cita motivadora a un fragmento de autoayuda, la lectura matutina te ayudará a encontrar un nuevo foco de motivación. Leer por la mañana te mantendrá inspirado todo el día y te permitirá mantener una conversación positiva contigo mismo, evitando así los pensamientos negativos.

Mujer leyendo para empezar el día

Regala un abrazo

Los abrazos generan una explosión hormonal que nos ayuda a sentirnos bien y a superar los miedos. Por eso, comenzar la mañana con un abrazo es una forma estupenda de empezar el día.

La “abrazoterapeuta” Lía Barbery, autora del libro El lenguaje de los abrazos, dice que al abrazar no solo segregamos oxitocina, sino que también se libera serotonina y dopamina, lo que genera una agradable sensación de bienestar, armonía y plenitud cuando nos abrazamos.

Toma un desayuno completo y equilibrado

El desayuno es la comida más importante porque lo que comemos nada más empezar el día nos ayuda a equilibrar los niveles de azúcar de la sangre y nos ofrece energías para gestionar el estrés físico y mental. Sin un buen desayuno eres más vulnerable, tanto física como mentalmente. 

El problema es que muchas personas ponen la disculpas de que no tiene tiempo para desayunar o de que por la mañana no tiene apetito. Esto se debe a que se levantan con prisas y estresados. Pero si aplicas los consejos anteriores, especialmente el de levantarte antes, verás cómo podrás hacer y tomar un buen desayuno.

Desayuno equilibrado para empezar el día

Pero no vale desayunar cualquier cosa. El desayuno tiene que contener todos los grupos de nutrientes necesarios para el cuerpo, es decir, hidratos de carbono -especialmente complejos, evitando abusar de los azúcares simples-, proteínas, vitaminas, minerales y grasas saludables (evitando las saturadas).

Muévete

El ejercicio moderado despertará tu metabolismo y le proporcionará energía tanto a tu cuerpo como a tu mente. Dar un paseo o practicar yoga son algunas opciones.

En cualquier caso, hacer ejercicio por la mañana te motivará para no perder de vista que tu salud es lo primero, lo que te ayudará a sentirte mejor contigo mismo y a mantener un estilo de vida saludable.

Eva Maria Rodríguez

Profesora, escritora, blogger y madre de dragones. Espero que mi experiencia como madre, como educadora y como mujer sea de utilidad para tod@s los que leéis este blog.

Ver perfil »
Te puede gustar