6 infusiones para relajarse

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio De Dios González el 1 mayo, 2018
Sara Clemente · 1 mayo, 2018

Vivimos apresurados, sin tiempo y estresados. El ritmo trepidante de nuestro día a día nos consume. Por eso, al llegar a casa o antes de acostarnos es conveniente reservar unos minutos para liberar todo el estrés que hemos acumulado. Una de las mejores maneras que tenemos para recuperar el aliento es a través de la ingesta de líquidos. Y más concretamente, haciendo uso de ciertas infusiones para relajarse.

Sin duda, es una de las opciones más rápidas, cómodas y saludables. Las tisanas tienen propiedades naturales que, además de ayudarnos a conciliar mejor el sueño, alivian la tensión y el nerviosismo. No obstante, hay que saber regular las dosis, puesto que, en exceso, todo puede llegar a ser perjudicial para nuestra salud.

Valeriana

Aunque ya se ha extendido a todas las partes del mundo, esta famosa planta es de origen europeo. Actualmente, es una de las más utilizadas para tratar principalmente la ansiedad y los problemas de insomnio. 

Taza con valeriana

La valeriana es una de las mejores infusiones para relajarse por su efecto sedante. Sus propiedades inciden directamente sobre el sistema nervioso central, permitiendo aliviar, además de la ansiedad, sensaciones de tristeza, nerviosismo o angustia. De ahí que se la considere una buena aliada para dejar de fumar.

Además, la valeriana disminuye la cantidad de tiempo que una persona tarda en dormirse, lo que hace que se descanse un mayor número de horas y mejora la circulación al estabilizar el ritmo cardíaco, luchando contra posibles arritmias. Por todo ello, esta infusión de sabor agradable es muy recomendada para estudiantes que se encuentran en época de exámenes y para todas aquellas personas a las que cuesta conciliar el sueño o padecen ansiedad.

Melisa o toronjil

Esta planta aromática tiene múltiples beneficios para la salud y el bienestar mental. Es un potente remedio contra el nerviosismo, la ansiedad y el estrés. Además, sirve para tratar un gran número de afecciones y dolencias. También cuenta con propiedades sedantes y antiespasmódicas, que contribuyen a mejorar el funcionamiento digestivo e intestinal.

Es curioso cómo esta infusión para relajarse es especialmente útil a la hora de aliviar dolores musculares y evitar calambres y contracturas. Para ello, se puede echar un poquito de melisa al agua de la bañera y disfrutar relajado de todos sus beneficios.

Tila

De origen oriental, al igual que la valeriana, es una de las mejores tisanas para calmar los nervios y conciliar el sueño, además de otras aplicaciones. Por ejemplo, problemas digestivos o procesos catarrales. Incluso puede funcionar como antiinflamatorio natural, ya que al mezclarla con manzanilla o melisa actúa como analgésico contra los dolores de cabeza. 

Si se tienen problemas de insomnio o ansiedad, la tila es es muy recomendable. Basta con tomarla 15 minutos antes de entrar en la cama para descansar profundamente.

Tila

Kava

Algo más desconocida que las anteriores, la kava, originaria del Pacífico Sur, es una elección muy eficaz para luchar contra la ansiedad. Es una especie de submenta y tiene propiedades relajantes, sedantes e hipnóticas, pero también algunas contraindicaciones.

La kava es empleada por toanos, fiyianos o samoanos desde hace más de 2.000 años, es la bebida fetiche de sus ceremonias y fiestas de bienvenida. Su utilidad reside en su alta capacidad para generar y mantener un buen humor y una actitud positiva. Al mismo tiempo, no produce euforia, sino una sensación de relajación muy placentera. Es por esto por lo que es una de las infusiones para relajarse por excelencia.

Pero, ¡cuidado! Su uso máximo diario recomendado oscila entre los 30 y los 70 mg. Hay indicios de que puede tener contraindicaciones hepáticas y es preferible que personas con enfermedades neurodegenerativas como la enfermedad de Parkinson no la ingieran.

Lúpulo

Puede que el lúpulo no se conozca por sus características relajantes, ya que es uno de los cuatro ingredientes básicos de la cerveza. Además, su sabor amargo característico proviene de una planta parecida a la viña, relacionada con la del cannabis, pero sin ninguna propiedad estupefaciente de esta última.

El lúpulo es una hierba muy eficaz para luchar contra alteraciones del sistema nervioso que provocan un estado de alerta, ansiedad, nerviosismo, depresión o estrés. También tiene capacidad para aliviar calambres musculares, facilitar la digestión y combatir el insomnio.

Manzanilla

Además de “asentar el cuerpo” tras una mala digestión, la manzanilla tiene propiedades calmantes, sedantes y antioxidantes. En combinación con la lavanda, su incidencia sobre la ansiedad y el estrés es mayor. Por eso, se sitúa también como potente conciliador del sueño y tiene un papel relajante durante el resto del día.

Mujer tomando manzanilla

Todas estas infusiones para relajarse puede tomarse tanto frías como calientes ya que no se alteran sus propiedades por ello. Basta con saber elegir las hierbas que más se adecúen a nuestros gustos y objetivos y disfrutar de todas sus ventajas. Entre ellas, el hecho de que no contengan químicos y que, por tanto, todos los beneficios que nos reportan son naturales.