Cómo mantener una actitud positiva - LMEM

Cómo mantener una actitud positiva

Okairy Zuñiga 19, Febrero 2015 en Psicología 1205 compartidos
mujer adoptando una actitud positiva

Durante años, hemos escuchado, leído y conversado sobre la importancia de mantener una actitud positiva frente a las dificultades que la vida nos presenta. Pero es tiempo de renovar nuestra forma de pensar al respecto y generar nuevos hábitos que nos permitan lograr lo que queremos.

Una verdad bien conocida es que si dejas que te invadan los pensamientos negativos o si permites que la depresión te domine, pasarás la vida sin enterarte de lo bueno de tu vida. Por otro lado, el exceso de pensamiento positivo, te puede desvirtuar también la realidad.

Los excesos y los extremos no son buenos compañeros. Debes cambiar tus hábitos de pensamiento, tus mecanismos de “defensa” frente a las frustraciones y encontrar la llave para encender tu motor interior. Todo esto te permitirá tener una vida más plena. Pero, ¿cómo hacerlo? Siguiendo estos sencillos pasos que a continuación de presentamos.

“La actitud es una pequeña cosa que marca una gran diferencia”

-Winston Churchill-

Identifica la causa de tu infelicidad

hombre infeliz

Siempre hay una causa para tu frustración, miedo, tristeza o enojo. Es lo primero que debes hacer. No siempre es fácil, pero enfócate en encontrar la verdadera causa de tu frustración, lo que te paraliza y no te permite llegar a tu objetivo. Algunas veces se trata de cuestiones que van más allá de lo que quieres o puedes aceptar.

El resultado de este paso puede ser el pesimismo. ¡No te desanimes! Este solo es el primer paso para un cambio de hábitos de pensamiento. Al enfrentarte con una dificultad, puedes hacer dos cosas: evadirla o contrarrestarla. Evadir sólo va a prolongar tu agonía por lo que te recomiendo que la enfrentes.

Si no analizas qué es lo que te hace infeliz, no podrás llegar a tener una actitud positiva
Compartir

Fija una meta corta pero posible

Imagina los beneficios de lograr tu objetivo. Comienza por crear hábitos muy básicos y sencillos. Por ejemplo, si quieres bajar de peso y comes comida chatarra a diario, disminuye la frecuencia a solo una vez por semana y pide la mitad de lo que siempre consumes.

Los primeros días te costará bastante iniciar los cambios. Luego de lograrlo varias veces, vas a sentirte mejor contigo mismo y mucho más estimulado. Ese será el momento de ponerte una meta mayor para lograr algo más grande, algo que te acerque más a tu objetivo y aumente tu exigencia.

hombre fijando metas

Encuentra cuál es la acción más importante al momento de alcanzar realmente tu meta. Cuando tengas bien definida tu acción, podrás pensar en positivo y realizarla con todo el entusiasmo posible. Así, te mantendrás estimulado y verás nuevas acciones posibles. Recuerda que la buena voluntad o pensar en positivo, no es efectivo si no actúas.

Identifica las cosas buenas que tienes en tu vida

Uno de los elementos que más te ayudarán a mantener una actitud positiva es agradecer lo bueno. Se vale enumerar todo lo que consideres adecuado: bienes materiales, personas, oportunidades, experiencias, etc.

Es común, concentrarnos tanto en lo que deseamos cambiar, que pocas veces nos paramos a ver lo bueno a nuestro alrededor. Esto es una pena porque la mayoría trata de llegar al día siguiente, sin valorar el hoy y esto se vuelve una carrera sin fin.

Valorar lo que hoy tienes será un paso muy importante para ser más feliz
Compartir

Aligera tu carga emocional

Al tiempo que identificas lo bueno, también encontrarás cosas y personas que te dañan. Es importante que pienses por qué están en tu vida y si de verdad te hacen daño, lo mejor será terminar con ello.

mujer rompiendo con relaciones que no le convienen

Desde luego que esto no es sencillo. Terminar relaciones de años o deshacerse de bienes que realmente no te satisfacen pero que te dan un cierto estatus, no es fácil. Al contrario, cuanto más pesada es la carga emocional, más importante nos parece la persona o cosa. Pero también tendrás más libertad al dejarlo ir.

El cambio de hábito lo lograremos, si luego de focalizar lo que nos paraliza, nos sinceramos con nosotros mismos y fijamos metas alcanzables. Así encontraremos la acción que nos lleve a vencer ese obstáculo y lograr una vida mejor con una actitud positiva.

Tener una actitud positiva será tu motor para el cambio
Compartir

¿Te has dado cuenta de que tu vida simplemente no es lo que buscabas y estás cansado de tener una perspectiva negativa? Los consejos anteriores te ayudarán a mejorarla. De esta manera, podrás sentirte más feliz y tener una perspectiva más agradable de la vida, mejorando tu actitud cada día.

Okairy Zuñiga

Mis pasiones son leer, escribir, viajar y aprender todo lo posible. Siempre me verás con un cuaderno o un libro en la mano :)

Ver perfil »
Te puede gustar