¿Cuándo terminar una relación de pareja?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gema Sánchez Cuevas el 25 junio, 2018
Okairy Zuñiga · 3 noviembre, 2013

Las relaciones de pareja son una parte importante de nuestra vida y todos hemos pasado por al menos una ruptura amorosa. Identificar el momento en que hay que terminar una relación de pareja puede ser crucial para nuestra salud física y mental. Pero ¿cómo estar seguros de que esa relación ya no tiene futuro?

Pensar en terminar una relación de pareja y realmente hacerlo son dos cosas muy diferentes. En algunas ocasiones, simplemente nos quedamos planeando el final, pensando en la mejor opción para hacer más fácil esta decisión o, simplemente, nos quedamos congelados por el miedo a herir a la otra persona.

Sin amor no hay relación

Es triste, pero todos podemos dejar de amar a la persona con la que estamos. En esta situación no suele haber culpables, tan sólo es parte de la evolución natural  que todos tenemos. Muchas veces, la culpa ataca y no queremos herir a nuestra pareja, sin embargo, esto generalmente causa mayor dolor. Siempre se debe recordar que una relación carente de amor puede tener muchas consecuencias negativas para la pareja.

Se debe terminar una relación de pareja cuando ya no hay amor. Esto no es culpa de nadie, sino que forma parte de un proceso natural que hay que respetar y que nos tiene que permitir soltar la relación. Mantenerse en ella puede hacernos mucho daño.

Chica ya no siente amor por su pareja

La confianza es un elemento clave

La infidelidad, los engaños o las mentiras son factores que pueden hacer que cualquier relación se desestabilice y que uno de los miembros de la pareja no confíe más en la otra persona. En algunas ocasiones se puede tratar salvar la relación, pero si el daño es muy profundo ésta nunca será igual. Cuando el daño ha sido muy profundo habrá peleas constantes y celos, lo que hará que la pérdida de confianza sea cada vez mayor.

Ya no hay relación de pareja

Una relación de pareja requiere de un enorme trabajo para funcionar. Cuando alguna de las partes ya no pone interés y todo recae sobre la otra persona, la relación ha llegado a su final. Esta situación suele generar resentimiento en quien siente lleva todo el peso de la relación. La pareja puede intentar hablar para tratar de solucionar la situación, pero si  no hay resultados positivos, puede ser hora de finalizar la relación.

Hay que terminar una relación de pareja cuando solo uno de sus miembros da el 100%. Una relación saludable, incluso de amistad o familiar, tendría que basarse siempre en un 50% que aportase cada persona. Cuando se da demasiado, esto provoca desgaste y puede derivar en recriminaciones y rencor.

No toleras aquello que antes te atraía

Puede parecer raro o irónico, pero con el tiempo podemos llegar a odiar esas pequeñas cosas o detalles de nuestra pareja que en un inicio nos atrajeron. Antes de terminar una relación por este motivo, es importante hablar con la otra persona y explicarle la situación. Si la persona no está dispuesta a cambiar y ya no toleramos esa actitud, lo mejor es terminar la relación.

Pareja con problemas

Diferencias irremediables

Una relación de pareja debe estar conformada por dos personas con metas, sueños, ideas y valores similares. Cuando alguno o algunos de estos elementos ha cambiado y ya no buscan lo mismo e momento de terminar con la relación.

En algunas ocasiones estos detalles simplemente sufren algunas variaciones y la pareja puede seguir funcionando cuando llegan a acuerdos. Sin embargo, si las diferencias son muy grandes, lo más recomendable sería dar por terminada la relación.

Terminar una relación de pareja no es fácil. Hay mucho cariño, muchas experiencias vividas y superadas en común que hace difícil dejar atrás lo que con tanto esfuerzo y amor se ha ido construyendo. No obstante, si nos encontramos en alguna de las situaciones anteriores no lo dudemos. Es mejor terminar este capítulo y empezar un nuevo libro.