7 frases de Suzanne Powell sobre la sabiduría y el amor que te inspirarán

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio De Dios González el 9 febrero, 2018
Valeria Sabater · 9 febrero, 2018

Las frases de Suzanne Powell son aliento para nuestro crecimiento personal y nuestra espiritualidad, donde se nos reclama mayor responsabilidad y concienciación. Esta experta en el campo de la autoayuda y en la filosofía zen nos transmite, con sus palabras, un maravilloso impulso vital con el que “resetearnos”.

Todos sabemos que en la actualidad, si hay algo que abunda en este campo -el del despertar espiritual y la autoayuda-, son los gurús. Ahora bien, podríamos decir, sin temor a equivocarnos, que Suzanne Powell trae nuevos vientos y adecuadas raíces desde las cuales, aprender, crecer, asumir adecuadas estrategias con las que gestionar mucho mejor nuestra realidad y expandirnos de dentro a fuera.

Esta irlandesa afincada en Madrid formada en terapias alternativas, dedica su vida a la formación y a impartir cursos y charlas solidarias desde las cuales, promover un cambio real en el ser humano, un despertar. Así, y a través de libros como “El reset colectivo” da forma a lo que ella denomina una nueva cultura ética, ahí donde cada individuo sea capaz de recibir y a su vez expandir ese amor incondicional con el que favorecer el respeto y un mundo más conectado a lo emocional, a lo espiritual.

El mensaje que se contiene en cada una de las frases de Suzanne Powell nos invita a ello, y estas pequeñas pinceladas que te dejamos a continuación son un ejemplo excepcional.

mirada femenina con mariposa representando las frases de Suzanne Powell

1. Frases de Suzanne Powell sobre el amor

“Amaos los unos a los otros. No hay tiempo, no queda tiempo”.

-Suzanne Powell-

Esta es una de las frases de Suzanne Powell que nos encontraremos en uno de sus libros más recientes “Despertar, humanos, ha llegado la hora”. En sus páginas queda impregnado ese mensaje que actúa casi como una llamada a la acción, a la premura: nos invita a cambiar el lugar en el que nos posicionamos respecto al tiempo.

Nos aguarda un futuro de armonía y de equilibrio, una nueva etapa en el curso de la humanidad en la que solo nos sumergiremos si actuamos con responsabilidad en el aquí y ahora, entendiendo que el amor es la clave, que es ese tendón psíquico y espiritual desde el cual, encontrar la fuerza suficiente para sobrellevar los retos que nos quedan por delante.

2. Aprender a perdonar

“Para vivir en paz hay que perdonar, aceptar y olvidar”.

-Suzanne Powell-

La mayoría de las religiones, así como las filosofías orientales, tienen en su corpus teórico la siempre relevante figura del perdón. Saber perdonar no es solo un acto que mejora la convivencia, es también una forma de liberación, de crecimiento y de expansión.

Así, Suzanne Powell nos enseña a través de su prisma personal la relevancia de este acto, de esta práctica donde perdonar es también saber aceptar lo sucedido, aprender de ese evento o circunstancia para avanzar, sintiéndonos más realizados, a la vez que ligeros.

3. Conectar para descubrir: el autoconocimiento

“Es de suma importancia conectarnos con nosotros mismos para saber quiénes somos, para descubrir la relación que tenemos con lo que nos rodea y hacia dónde vamos. Basta de acumular títulos y diplomas, primero debes descubrir qué tienes dentro”.

-Suzanne Powell-

Esta es una de las frases de Suzanne Powell que sin duda, vale la pena tener presente cada día. A menudo enfocamos gran parte de nuestra vida a formarnos profesionalmente. Acumulamos títulos, competencias técnicas e incluso psicológicas con las que intentar ser más productivos en nuestros entornos laborales.

Ahora bien, en realidad ninguna de estas estrategias revertirá en nuestra felicidad o incluso en nuestro desarrollo personal si primero no cruzamos esa puerta: la del conocimiento personal. Saber conectar con nosotros mismos es esa pasarela que nos llevará realmente hacia lo que deseamos, hacia lo que queremos de verdad en nuestra vida sabiendo dónde están nuestros límites y auténticas necesidades.

mujer rompiendo sus cadenas representando las frases de Suzanne Powell

4. ¿Qué es realmente el Zen?

“Zen es saber es saber lo que pensamos, saber lo que hablamos y saber cómo actuamos las 24 horas del día”.

-Suzanne Powell-

Cuando pensamos en el zen es común que venga a nosotros todo lo relacionado con su aspecto cultural, como pueden ser las artes marciales, la decoración de interiorismos y jardines, etc. Ahora bien, Suzanne Powell es toda una referencia en este campo. Además de ser la presidenta la presidenta de la Fundación Zen en España y colaborar con distintas causas solidarias, nos transmite la auténtica esencia de de este enfoque budista con el cual, mejorar nuestra vida.

Zen es bienestar, equilibrio para la mente y el cuerpo. Zen es aplicar un enfoque correcto y un sentido de responsabilidad donde generar adecuados cambios. Suzanne Powell nos propone por ejemplo aprender a respirar, y aprender a activar esos “puntos zen” con los que equilibrar nuestros chakras.

5. Sé paciente, sé optimista

“Si no comprendes algo ten paciencia, acepta tus situación con alegría pidiendo saber el porqué de las cosas”.

En un mundo de prisas donde la inmediatez lo devora todo, y donde a menudo nos caracterizamos por tener la misma tolerancia a la frustración de un niño de 5 años, aprender a ser paciente es tan importante como respirar.

Esta es sin duda una de las frases de Suzanne Powell más interesantes, ahí donde se nos invita no solo a saber aceptar ciertas situaciones, esas que nos colocan a veces en cruce de vías, en una antesala rodeados de incertidumbre. Además, debemos saber tolerar esos instantes con optimismo y confianza.

Chico mirando las estrellas representando las frases de Suzanne Powell

6. Sé el mejor ejemplo

“No juzgues a nadie para no ser juzgado, no dañes para no ser dañado. Sé el ejemplo a seguir para los demás”.

-Suzanne Powell-

¿Cómo negarlo? Lo hacemos casi sin darnos cuenta, nuestra mente es muy rápida juzgando comportamientos, palabras, actos y personas conocidas, y sobre todo, desconocidas. Juzgamos por la necesidad de tener un mapa con el que manejarnos en nuestro entorno, clasificado en categorías y con sus correspondientes etiquetas.

¿De qué nos sirve esto? Suzanne Powell lo tiene claro, con este tipo de comportamientos, ahí donde unos se dañan y otros se la devuelven, ahí donde los malos acto se dan y se reciben, lo único que conseguimos es consolidar un mundo de egoísmos. Nada crece en este entorno, la humanidad no avanza poniendo etiquetas simples y que nos e puede reescribir, perfilar, humanizar. Si estamos destinados a lograr un futuro con mayor armonía debemos empezar por nosotros mismos: siendo el mejor ejemplo.

7. Aprovecha el aquí y ahora

“Disfruta del presente, sé tú mismo en cada momento y con todas las consecuencias”.

-Suzanne Powell-

Aprovechar el “aquí y ahora” es sin duda una de las frases más recurrentes y las más utilizadas en la actualidad. Ahora bien, ¿aplicamos de verdad este principio, este pilar del crecimiento personal?

La verdad es que no siempre. No lo hacemos porque arrastramos un exceso de pasado y un exceso de angustia sobre el futuro. Con este enfoque se nos difumina el presente. Por tanto, hagamos caso de una de las frases de Suzanne Powell más valiosas: apreciemos el presente, siendo nosotros mismos con responsabilidad.

Flor de nenúfar representando las frases de Suzanne Powell

Para concluir, estamos seguros de que estas pequeñas pinceladas de sabiduría nos han hecho pensar a todos (la primera, a la que os escribe). Sin embargo, no basta solo con reflexionar, con empatizar con esta serie de ideas. Actuemos, intentemos aplicar de forma real, sentida y vívida cada uno de estos aspectos para crear una realidad mucho más cercana, amorosa y generosa.