7 sorprendentes frases de Salvador Dalí

Edith Sánchez · 16 febrero, 2018

Las frases de Salvador Dalí son como su autor: sorpresivas e ingeniosas. Y contundentes, casi siempre. No podría ser de otra manera con un personaje que siempre llamó la atención y despertó toda suerte de polémicas.

Este artista catalán nació en 1904 y era el tercer “Salvador” de su familia. El primero era su padre. El segundo su hermano mayor, que murió antes de que el pintor naciera. De hecho, sus padres lo llevaron hasta la tumba de este y le dijeron que era su reencarnación. Esas afirmaciones marcaron toda su vida. Llegó a tener serios problemas de identidad por ello.

El canibalismo es una de las manifestaciones más evidentes de la ternura”.

-Salvador Dalí-

Salvador Dalí es considerado uno de los máximos exponentes del surrealismo, tanto de España como del mundo entero. Aunque su producción pictórica es lo más conocido de su obra, también fue fotógrafo, escenógrafo, escultor, grabador y escritor. Estas son algunas de las frases de Salvador Dalí que más se recuerdan.

Una de las frases de Salvador Dalí sobre la diferencia

Esta es una de las frases de Salvador Dalí que habla de quienes son diferente a uno. Dice así: “Me interesa mucho más hablar, o estar en contacto con la gente que piensa lo contrario de lo que yo pienso, que de los que piensan lo mismo que pienso yo”.

Una posición muy interesante con la que coinciden muchos de los grandes pensadores. Aunque Dalí no era precisamente un monumento a la modestia, con esta frase demuestra que intelectualmente no quería reafirmaciones, sino contrastes.

Salvador Dalí

Inteligencia y ambición

Es bien cierto que Dalí tenía una faceta muy pragmática. Más de una vez fue acusado de utilizar sus excentricidades como método para hacerse propaganda y valorizar su obra. Esta frase, por ejemplo, se refiere al tema entre líneas: “La inteligencia sin ambición es un pájaro sin alas”.

Muchas de las frases de Salvador Dalí muestran a alguien de mente práctica, que tiene los pies sobre la tierra, a pesar de las apariencias. A juzgar por esta frase, la ambición tuvo para él un valor enorme.

El surrealismo

El surrealismo fue, sin duda alguna, una de las corrientes más impactantes en la cultura del siglo XX. Varias de las frases de Salvador Dalí pretenden explicarlo o postularlo. Esta dice así: “El surrealismo es destructivo, pero destruye solo lo que considera que limita nuestra visión”.

Lo más interesante de la frase es el concepto de destrucción que lleva implícito. No le otorga una connotación negativa, sino que lo plantea como una condición creativa. Se destruye para construir, para depurar, para limpiar el camino.

El payaso y la locura

Más de una vez Dalí fue tildado de loco. Él no ocultaba el placer que le producía desconcertar a todos y sobresalir en cualquier circunstancia. Sin embargo, detrás de esa actitud, también estaba un hombre reflexivo y, por qué no, sensato.

Esta es una de las frases de Salvador Dalí que muestra esa faceta: “El payaso no soy yo, sino esa sociedad tan monstruosamente cínica e inconscientemente ingenua que interpreta un papel de seria para disfrazar su locura”. Es un bello cuestionamiento a la idea de que lo serio es razonable, en oposición a la idea de que la seriedad es un disfraz.

Dalí

El verdadero pintor

No podíamos dejar de mencionar una de las frases de Salvador Dalí sobre la pintura. Esta es muy hermosa y dice: “El verdadero pintor es aquel que es capaz de pintar escenas extraordinarias en medio de un desierto vacío. El verdadero pintor es aquel que es capaz de pintar pacientemente una pera rodeado de los tumultos de la historia”.

A diferencia de otros artistas, Dalí siempre trató de mantener una postura denominada como “apolítica”. Aunque fue acusado de simpatizar con el régimen nazi, él siempre lo negó. La frase anterior nos muestra que, de un modo u otro, ponía al arte y a la imaginación por encima de los acontecimientos “reales” que tuvieran lugar.

La juventud actual

Tampoco podía faltar una de esas frases en la que se note el espíritu juguetón y divertido de Salvador Dalí. Esta se refiere a la juventud actual y afirma: “La mayor desgracia de la juventud actual es ya no pertenecer a ella”.

Como se ve, Dalí también era capaz de burlarse de sí mismo. En este caso, a través de una ironía deja ver una de sus flaquezas. Visto con la distancia que dan los años, a veces pareciera que su narcisismo exacerbado fue más un mito que una realidad.

Interesar a los demás

Si de algo sabía Salvador Dalí era de llamar la atención. Con total honestidad hizo la siguiente afirmación: “El que quiere interesar a los demás tiene que provocarlos”. Nadie tenía más autoridad que él para decir esto.

Dalí fue siempre un provocador. Adoraba desafiar prejuicios y protocolos. Lo suyo era tratar de jugar con la realidad a su antojo. Tanto en su vida diaria, como en la maravillosa obra que le legó a la humanidad. En eso estaba, precisamente, mucho de su genialidad.

imagen representando las frases de Salvador Dalí

Las frases de Salvador Dalí no alcanzan a reflejar la grandeza de ese artista, amado por unos y odiado por otros, pero de gran trascendencia histórica en todo caso. El de hoy es apenas un pequeño homenaje para uno de esos personajes que cambió nuestra forma de ver la realidad.