7 temas de conversación que te ayudarán en cualquier situación - La Mente es Maravillosa

7 temas de conversación que te ayudarán en cualquier situación

Edith Sánchez 12, Agosto 2017 en Curiosidades 3038 compartidos
Chica alcanzando sombreros que representan nuevas temas de conversación

La conversación es la principal vía para conocer a otros y darte a conocer. Muchos dicen que es un arte y a fe que tienen razón porque no todo el mundo tiene temas de conversación interesantes. Especialmente en estos tiempos, cuando escasean los encuentros cara a cara y las palabras tienden a ser en extremo sintéticas.

Una buena conversación debe tratar sobre temas que despierten el interés de ambos interlocutores. Nada más aburrido que “conversar” con alguien que pretende dar cátedra sobre algo, o está interesado solo en convencer al otro de sus propios puntos de vista. Para que sea una conversación realmente ambos deben tener la oportunidad de escuchar y de hablar.

Hay temas de conversación que son infalibles para dar inicio a una buena conversación. Giran alrededor de asuntos que le interesan a la mayoría de las personas. También se prestan para que casi cualquiera pueda intervenir. Son pequeños dispositivos que facilitan la interacción y crean una atmósfera propicia para que dos o más personas entren en confianza. Estos son 7 de esos temas de conversación.

Una buena conversación debe agotar el tema, no a los interlocutores”.

-Winston Churchill-

1. Una conversación que no falla: los temas de infancia

Una conversación en torno a los temas de infancia no es solamente entretenida, sino que además te permite ahondar mucho en la vida de otra persona. La niñez es una etapa que deja grandes huellas en la vida de las personas. Por difícil o dura que haya sido, siempre involucra episodios fantásticos y enternecedores que a todos nos gusta evocar.

niños comiendo nubes de algodón

Lo ideal es que la conversación se centre en las anécdotas de la infancia. Seguro que todos tenemos algo que contar sobre los primeros años de escuela, nuestros primeros amigos, los juegos que nos divertían, los personajes que admirábamos, las reprimendas que nos dieron o aquellas de las que escapamos… En fin, hay mucha tela que cortar.

2. Las anécdotas de viaje

Por más que alguien sea del tipo de personas que rara vez salen de su casa, difícilmente no tiene algún viaje para recordar. Los viajes siempre son una excursión a lo desconocido y por eso traen de vuelta muchos descubrimientos, sorpresas y conocimientos. Hablar de viajes siempre es divertido.

Este tema tiene un plus adicional: generalmente resulta muy útil para todos los que participan en la conversación. No se trata solo de compartir experiencias, sino que toda la información puede ser empleada eventualmente en una próxima travesía. También permite conocer mucho a las personas. Te da pistas sobre cómo es su actitud frente a la novedad y al cambio.

3. Películas y libros

Las películas son otro de esos temas de conversación que a nadie le resulta ajeno. Para hablar de películas no se necesita ser un cinéfilo. Todos alguna vez hemos visto alguna cinta que nos removió las entrañas, nos hizo llorar de la risa, o nos reveló alguna verdad que iluminó el camino. El cine es un punto de encuentro y también el punto de partida de muchas amistades.

película la la land

Asimismo, por supuesto, es posible hablar de la televisión. Hay series de todos los tiempos que reunieron a su alrededor a millones de seguidores. También hay telenovelas, canales o producciones especiales que han sido vistas por muchos. Toda buena producción suscita comentarios a favor o en contra y da pie para que se tengan interesantes conversaciones.

4. Música

¿A quién no le gusta la música? Es un arte que existe casi desde que existe el hombre mismo. Está presente en todas las culturas y en todos los tiempos. Evidentemente se trata de un lenguaje universal, en el que no hay nivel social, ni raza, ni religión, ni ideología. Dos personas pueden pensar muy diferente en una gran cantidad de aspectos, pero al mismo tiempo ser afines musicalmente.

Si lo que se desea es tener una conversación agradable, no caben las sapientísimas cátedras alrededor de géneros musicales, intérpretes o tecnicismos. La música une cuando cada quien puede expresar libremente sus gustos espontáneos. Cuando puede hablar acerca de lo que la música despierta en él o contar las historias de su vida en donde la música ha sido protagonista.

5. Mascotas y animales

Los seres humanos hemos convivido con los animales domésticos desde hace miles de años. A unos les gustan los loros, a otros los peces, a muchos los perros y los gatos. Ellos no son solamente un habitante más en cada casa, sino que se convierten en parte de tu vida, de tu familia y de tus afectos. Hablar acerca de mascotas siempre dará lugar a una conversación feliz.

gato en una ventana

A la vez, todos hemos escuchado o leído historias acerca de los animales. Nos intriga su comportamiento y su forma de vida. Nos interesa conocerlos mejor, para conocer mejor a los humanos, ya sea por contraste o por semejanza. Rara vez el tema de los animales no da pie a una buena conversación. Además, nos da una idea de la forma como cada uno se relaciona con los seres diferentes y vulnerables.

6. Comidas y bebidas

Hablar sobre las comidas que nos gustan y nos disgustan suelen ser temas de conversación muy entretenidos. Detallar por qué te gustan los champiñones hechos en mantequilla y dar buenas razones para no comer espinacas. A algunos puede parecerles un tema baladí, pero en realidad es algo que toca con lo más humano y lo más cotidiano de las personas.

Es interesante compartir las experiencias sobre aquellas comidas exóticas que cada quien pudo probar alguna vez. O referir esas historias relacionadas con los alimentos, como por ejemplo, las ocasiones en que te ofrecen algo extraño y no sabes ni siquiera cómo empezar a comerlo. O cuando probaste algo delicioso y luego te enteraste de que era una pequeña asquerosidad. Sin duda, sobre las comidas y las bebidas todo el mundo tiene algo que decir.

7. Deportes y aficiones

Se puede afirmar que no hay una sola persona en el mundo que no tenga alguna afición. Todos tenemos ratos libres. Y en esos lapsos nos dedicamos a hacer algo que nos agrada más. Algunos lo hacen más consciente, mientras que otros no lo tienen tan claro. Pero lo cierto es que todos sentimos gusto por alguna actividad “gratuita”, bien sea cuidar las plantas, o ver televisión, o mirar por la ventana.

Mujer haciendo deporte

También es usual que cada quien tenga un deporte favorito, ya sea que lo practique o que simplemente sea espectador del mismo. Como el deporte implica competencia, es posible que algunas conversaciones se tornen controvertidas, así que se debe tener tacto al tratar este tema.

Finalmente todos los temas de conversación que dan pie para una agradable charla son pre-textos que nos permiten conocer a otros y permitir que nos conozcan. Siempre vale la pena escuchar a los demás. Toda persona te aporta mucho con el simple acto de dedicar tiempo para compartir contigo. Siempre, también, vale la pena hablar de lo tuyo a los demás. Ninguna conversación es banal porque, de un modo u otro, te vincula con el mundo.

Edith Sánchez

Escritora y periodista colombiana. Ganadora de varios premios de crónica y de gestión cultural. Algunas de sus publicaciones son "Inventario de asombros", "Humor Cautivo" y "Un duro, aproximaciones a la vida".

Ver perfil »
Te puede gustar