7 ventajas de consumir marisco para tu cerebro - La Mente es Maravillosa

7 ventajas de consumir marisco para tu cerebro

Maria Prieto 30 junio, 2018 en Dieta y nutrición 0 compartidos
Mujer comiendo gambas

Las ventajas de consumir marisco para tu cerebro son múltiples y valiosas. En los últimos años, los científicos han establecido que la alimentación tiene un impacto significativo en cómo trabaja nuestra mente.

Los mariscos son considerados por los nutricionistas como un alimento muy completo porque nos aporta una gran cantidad de nutrientes esenciales para nuestro cerebro a medio y largo plazo. Además, son una base alimentaria indispensable para todos aquellos que quieren perder aquellos kilos de más, ya que contienen muy poca grasa.

Los últimos estudios sobre alimentación saludable hacen hincapié en el consumo de marisco, ya que cubre el 80% de las necesidades nutricionales en todos los grupos de edad, además de ser uno de los alimentos más exquisitos y sabrosos que conocemos. Además, la mayoría de los mariscos contienen los mismos beneficios que el pescado blanco porque cuentan con similares nutrientes y proteínas.

No importa el tipo de marisco que consumamos, lo verdaderamente relevante es que nos proporcionan una vida más saludable -sin abusar, claro-, en particular cuando se trata del corazón y el cerebro.

Fortalece la memoria

Consumir marisco de forma habitual interviene directamente en la concentración, la memoria y la actividad intelectual ya que contiene una proporción moderada de manganeso, que tu cuerpo no fabrica por sí mismo y es necesario ingerirlo de forma externa para que tus neuronas rindan al máximo.

Las vitaminas, los minerales y las grasas que contiene el marisco ayudan a que el cerebro tenga un óptimo desarrollo, por ello mejorarás tu agilidad mental e incrementarás la capacidad de retención.

La mejora de los niveles de concentración, memoria y actividad intelectual son ejemplos de algunos de los numerosos beneficios de consumir marisco para tu cerebro.
Compartir

Incrementa la autoestima

La cantidad de triptófano que posee el marisco, hacen que su consumo sea fundamental en tu estado de ánimo y por tanto en la forma en que afrontas la vida.

El triptófano es uno de los 8 aminoácidos esenciales de la dieta humana. Este es el precursor metabólico de la serotonina. Esta hormona transmite señales entre las células nerviosas y esto afecta directamente a tu estado de ánimo. Por otro lado, si tu índice de masa corporal es alto y quieres bajarlo, el consumo de marisco te puede ayudar: tiene un bajo contenido en grasas, por lo que es uno de los alimentos ideales a la hora de hacer dieta. Sin pasarte, claro.

Mejora el desarrollo neurológico

En un estudio llevado a cabo en la Universidad de Amsterdam con madres embarazadas, se demostró que los lactantes y niños pequeños mejoraban su desarrollo neurológico cuando el marisco es consumido por las madres antes y durante el embarazo.

Disminuyen la fatiga intelectual

Todos los crustáceos son ricos en zinc, que es un mineral que ayuda al cerebro a estar alerta y rebajar el nivel de estrés y ansiedad.

Pese a que el marisco es de fácil digestión por su moderada carga calórica, está comprobado que te proporciona la energía necesaria para poder realizar tus actividades cotidianas, por lo que es una excelente opción para quienes practican ejercicio, tanto intelectual como físico.

Mejoran el estado de ánimo

Los psicólogos y neuropsicólogos recomiendan el consumo de vitamina B12 como una costumbre para protegernos frente a la depresión. La administración de suplementos de esta vitamina equivale al consumo de 50 gramos de marisco a la semana.

Una de las ventajas de consumir marisco para tu cerebro es la cantidad de vitamina B12 que proporcionaremos a nuestro organismo.
Compartir

Tienen un alto poder antioxidante

Los mariscos ofrecen un alto poder antioxidante ya que contienen selenio: uno de los nutrientes que el cuerpo necesita para evitar la oxidación.

El oxígeno es un elemento indispensable para nuestra vida, sin él no podríamos vivir, pero, si no controlamos la alimentación, será fácil que acabemos afectados, enfermos y con un envejecimiento acelerado. Los antioxidantes, como el selenio, nos ayudan a prevenir alteraciones del organismo, enlenteciendo las reacciones producidas por la oxidación.

Plato lleno de marisco

Protegen frente al Alzheimer

Un estudio reciente publicado en el Journal of the American Medical Association (JAMA) encontró que el consumo de marisco como parte de una dieta regular reduce el riesgo de padecer la enfermedad de Alzheimer en un 47%.

Los autores del estudio realizaron las autopsias de los cerebros de 286 participantes fallecidos después de seguir sus hábitos dietéticos durante años como parte de un estudio sobre la memoria y el envejecimiento. Ninguno de los participantes había sido diagnosticado de la enfermedad de Alzheimer cuando comenzaron la investigación, pero los que comían marisco con frecuencia fueron significativamente menos propensos a desarrollar la patología neurológica degenerativa.

Otra de las ventas de consumir marisco para tu cerebro es que reduce el riesgo de padecer la enfermedad de Alzheimer.
Compartir

Como conclusión, podemos afirmar que una dieta rica y variada, donde abunden las frutas y verduras frescas, hidratos de carbono: cereales, pan, pasta o arroz (mejor integral), productos lácteos, pescados, y en la que el marisco forme parte de nuestra rutina nutricional, nos proporcionará grandes beneficios a medio y largo plazo.

Maria Prieto

Soy psicóloga y escritora. Siento curiosidad, desde siempre, por entender lo que ocurre a mi alrededor y por transmitir mi visión de la mente humana.

Ver perfil »
Te puede gustar