9 supersticiones que quizás no conocías

¿Eres supersticioso? ¿Realizas determinadas acciones para evitar algún mal, aunque lo consideres irracional? Te traemos 9 supersticiones de diferente temática, país y origen, que quizás no conocías.
9 supersticiones que quizás no conocías
Laura Ruiz Mitjana

Escrito y verificado por la psicóloga Laura Ruiz Mitjana el 04 diciembre, 2020.

Última actualización: 04 diciembre, 2020

Todos, en mayor o menor medida, presentamos en ciertas ocasiones un pensamiento mágico o creemos en cosas que no pueden ser demostradas científicamente (o racionalmente). Con esto tienen mucho que ver las supersticiones, que son, según la RAE, ‘creencias extrañas a la fe religiosa y contrarias a la razón’ o ‘una fe desmedida o valoración excesiva respecto a algo’.

En el lenguaje coloquial, entendemos por supersticiones todas aquellas historias o creencias que no han sido demostradas, pero que explicarían el por qué de algunas costumbres o acciones. Suelen ser acciones o rituales que realizamos para eludir la mala suerte, para evitar algún daño o para obtener alguna especie de beneficio.

Un ejemplo de superstición sería la creencia que dicta que si nos cruzamos con un gato negro, tendremos mala suerte. Esta es de las más conocidas, pero aquí os traemos algunas que quizás no te han contado nunca, junto a una pequeña explicación sobre su origen, procedencia y significado.

Gato negro en una carretera

Supersticiones que quizás no conocías

Os traemos 9 supersticiones que quizás no conocíais, de diferentes países, temáticas, origen y significado. Veremos supersticiones gastronómicas, relacionadas con la boda, con números, con acciones… Algunas atraen la mala suerte, otras la repelen y otras atraen otros elementos… ¡Descubre su origen y su significado!

“La superstición es la poesía de las gentes sencillas y posee también algo de fascinante”.

-Herta Müller-

1. Número 4: ¿mala suerte?

En China el número 4 es considerado un número que atrae a la mala suerte. ¿Y por qué? Porque su pronunciación es muy similar al de la palabra “muerte” en mandarín. Por esta razón las numeraciones que contengan este número (incluido el 13) no son incorporadas en edificios u hoteles.

2. Dormir con un ventilador

En Corea del Sur existe la creencia de que si se duerme en una habitación cerrada con un ventilador encendido, este podría matarte. Es por ello que los ventiladores siempre disponen del apagado automático, just in case

3. Las ventanas de las brujas

Más supersticiones alrededor del mundo; esta vez os traemos una de Estados Unidos. ¿Sabías que en este país, en diferentes granjas construidas durante el siglo XIX se colocaron ventanas inclinadas, ya que se creía que si aparecían brujas, estas no podrían salir con sus escobas por la inclinación de la ventana? Además, recibían el curioso nombre de “ventanas de las brujas”.

4. Silbar en espacios interiores

Otra superstición, esta vez de Lituania. Se cree que si se silba en espacios interiores, podrías estar invocando a demonios que durante la noche nos pueden aterrorizar. Es por ello que evitan realizar esta acción.

5. Tirar monedas a un pozo

Tirar monedas a un pozo o a una fuente se ha relacionado con la buena suerte. Esta superstición viene del antiguo rito adivinatorio de arrojar alfileres o piedras a un pozo, con el objetivo de saber si un hecho se iba a cumplir o no. Se suponía que, si al caer aparecían burbujas, eso significaba que lo que se había pedido se iba a cumplir.

6. Los palillos chinos

En China cuentan con un sinfín de supersticiones relacionadas con la gastronomía. Una de ellas tiene que ver con la colocación de los palillos; se cree que dejar los palillos introducidos en el bol es invocar o augurar una muerte prematura, y por lo tanto jamás se debe hacer. ¿Por qué lo relacionan con la muerte? Porque esta posición recuerda al incienso que se pone para velar a los seres queridos fallecidos.

7. Supersticiones del té

Otra superstición, también de China y también gastronómica, concretamente relacionada con el , es la siguiente: si dejas la tetera reposando sin tapa, esto atraerá las malas noticias o la visita de algún extraño.

¡Pero hay más supersticiones sobre el té! Tienen la creencia de que si se derrama el té, se sabrá de algún acontecimiento, y otra más; si quedan restos de azúcar en el fondo de la taza, eso es augurio de amor.

8. Supersticiones de boda

El hecho de que llueva el día de tu boda también es una superstición. En algunas culturas, esto simboliza fertilidad y purificación.

Más supersticiones de bodas: según el folclore, un cuchillo representa una relación rota y por ello se piensa que puede traer el infortunio a quien lo reciba como regalo. Para “salvarnos” de ello, si alguien tiene la intención de regalarnos uno el día de nuestra boda, debemos darle una moneda a cambio; de esta forma, convertimos el regalo en una compra, rompiendo así con la superstición.

9. El velo el día de la boda

Llevar velo el día de nuestra boda es una costumbre que tiene su origen en la antigua Roma. Se cree que protege a la novia y que le permite esconderse de los espíritus malignos celosos de su felicidad.

Novia con velo

El pensamiento mágico

¿Y tú, crees en las supersticiones? ¿Cambias de acera si debes pasar por debajo de una escalera, o se te cruza el día si te levantas con el pie izquierdo? Sea como sea, el pensamiento mágico es algo que nos influye a todos (o casi todos), en mayor o menor medida, ya sea a través de supersticiones o de otro tipo de creencias y pensamientos.

La realidad es que muchas veces “necesitamos” de ello para desconectar de nuestra mente tan rígida y racional a veces. Es interesante conocer el origen de estas historias, ya que muchas veces esconden relatos de lo más curiosos e interesantes. Y es que, quizás la ciencia no pueda explicarlo siempre todo

“Hasta en los espíritus más racionales perdura un fondo de superstición”.

-Miguel Gutiérrez-

Te podría interesar...
La psicología de la superstición
La Mente es MaravillosaLeerlo en La Mente es Maravillosa
La psicología de la superstición

La psicología de la superstición forma parte de nuestro pensamiento desde siempre. Su origen y efectos son conocidos por la ciencia de la conducta.



  • Claver, I. (2010). El gran libro de las supersticiones. Barcelona: Editorial Océano Ámbar. Schmitt, J.C. (1992). Historia de la superstición. Barcelona: Crítica.