El amor está en los pequeños detalles

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gema Sánchez Cuevas el 20 septiembre, 2017
Raquel Aldana · 8 mayo, 2015

El amor está en los pequeños detalles. En abrazarte. En dormir juntos. En leer un libro a tu lado. En sentarme y pensar en ti. En estar esperando tu llamada y que me llames. En acostarme y que acudas a mis pensamientos. En sentir felicidad al oler tu colonia. En sonreír porque de pronto acuden a mí grandes recuerdos…

Sé que sin todo eso el amor no sería amor, sería la nada. Porque esto es lo que refleja que nos amamos y, sobre todo, que nos conocemos. El amor es esa aventura de conocerte a ti mismo y a tu pareja cada día, en los pequeños detalles, reinventando lo que la relación es y significa.

“Me gusta tu forma de tratarme… Esos pequeños detalles que hacen que mi corazón se acelere, que me enamoran una y otra vez”

-Anónimo-

Haz algo pequeño constantemente y verás como logras grandes cosas

Tratamos de llegar a lo más alto y de tener los detalles más costosos sin darnos cuenta de que lo más simple es lo más valioso. Los buenos días, los pequeños besos, los actos de atención y de comprensión es lo que realmente mantiene el amor.

La rutina en el amor no es mala, lo malo es el aburrimiento y la falta de emoción. El truco está en que esas costumbres encanten a los dos miembros de la pareja, porque entonces merecerán la pena. En la rutina, cualquier detalle puede convertirse en un gran recuerdo.

Caer en la rutina en una relación no debería convertirse en un drama. Lo que sí deberíamos preguntarnos es ¿sigo enamorando a mi pareja cada día? Pues, a veces, nos acomodamos y dejamos de brindarle afecto y detalles a quien más amamos

En la vida cotidiana hay instantes repletos de magia

El artista Puuung nos ha ilustrado momentos en la vida cotidiana, dejando patente que lo maravilloso de vivir amando es poder apreciar los más íntimos y pequeños detalles. Son estos instantes los que están llenos de magia y nos reconfortan cada día…

Pareja abrazada en la cocina mientras hacen la comida

“Porque sin buscarte te ando encontrando por todos lados, principalmente cuando abro los ojos”

-Julio Cortázar-

Hombre arropando a su mujer dormida en la cama

 “El amor es, sobre todo, un regalo propio”

-Jean Anouihl-

Pareja comiendo palomitas viendo una película

 El amor no se compone de felicidad, sino de estabilidad

Hombre abrazando a su mujer cuando llora

  “El amor es intensidad y por esto es una distensión del tiempo, estira los minutos y los alarga como siglos”

-Octavio Paz-

Pareja sentada en un sofá

 “El amor no tiene cura, es la cura de todos los males”

-Leonard Cohen-

Mujer d´dandose un baño pensando en su chico

 El amor hace posible la paradoja de que dos puedan ser uno sin ser dejar de ser dos

Pareja dormida en su cama

 Amar no solo es querer…

Mujer dándole helado a su marido

 Amar significa mirar juntos en la misma dirección

Pareja sentada feliz cantando

Los que con el corazón se quieren, con el corazón se hablan

Hombre arropando a su mujer mientras duerme

“El amor viene en gestos y detalles que en el día a día en ocasiones olvidamos”

Pareja lavándose los dientes

 “El beso es lo único que no admite teoría…”

-Samuel Ros-

Pareja dándose un beso

No le exijamos tanto al amor

Tendemos a tener expectativas demasiado altas con respecto al amor. Expectativas que lo empañan, lo ensucian y que hacen que un sentimiento tan bonito se transforme en dolor y sufrimiento. El amor está en los pequeños detalles. En ese beso, caricia o abrazo que cada día se da. En esas miradas que se dedican.

No se necesita mucho para demostrarle lo mucho que amamos a alguien. Bueno, sí se necesita interés y ganas. A veces exigimos mucho, pero damos poco. Otras veces creemos que con amar ya basta. Pero, ese amor hay que cuidarlo, alimentarlo cada día, regarlo y prestarle la debida atención.

Empecemos a tener más en cuenta todos esos instantes de la vida diaria donde el amor está en los pequeños detalles de los que no nos damos cuenta. Valorémoslos. Porque ahí es donde reside la verdadera magia del amor.

No necesitas a alguien perfecto o a alguien que te pueda regalar muchas cosas. El amor hay que cuidarlo, sin embargo eso no tiene que suponer un esfuerzo muy grande. Dejemos que fluya y apreciemos los pequeños detalles