Amor no correspondido - La Mente es Maravillosa

Amor no correspondido

Valeria Sabater 27 julio, 2014 en Psicología 0 compartidos
Persona paseando sola con un paraguas

Ojalá existiera un sencillo mecanismo con el cual, pasar página sin sentir apenas nada; dar la espalda a los fracasos y avanzar con libertad y sin sufrimiento en la mochila, en busca de un horizonte mejor sobre todo cuando nos enamoramos de alguien que no siente lo mismo… ¿Cómo dejar atrás un fracaso emocional o un amor no correspondido?

Las personas nos adherimos a las emociones y a las ilusiones como un alimento con el cual subsistir. Pero cuando nos hieren, cuando nos decepcionan, seguimos cargando con las mismas emociones ahora trasformadas en sufrimiento. 

El amor no correspondido es una huella profunda en nuestra corazón que nos hace sentir solos, sumiéndonos en la más profunda tristeza. Amar y que no nos correspondan es un vacío que nos cuesta llenar…

En estos casos nos podemos encontrar dos vertientes: la de aquellas personas que han pasado determinado tiempo junto a una pareja para, darse cuenta al final de que sus sentimientos no eran correspondidos. Que todo el esfuerzo personal no recibía ninguna reciprocidad.

Y también pueden darse esos casos en que nos prendamos absolutamente de alguien que, en ningún momento y a pesar de nuestros esfuerzos, ha mostrado ningún interés por nuestra persona. ¿Cómo se superan estas dimensiones?

1. Racionaliza tus dudas

Suele ocurrir muy a menudo. Ante un fracaso, ante un rechazo, es habitual que de inmediato nos asalten las dudas acerca de muchos aspectos. ¿Habrá algo en mí para que me rechacen así?, ¿qué he de cambiar de mi personalidad?, ¿no seré quizá lo bastante atractivo/a?, ¿seré siempre rechazado/a como ahora? Ten cuidado.

Obsesionarnos con estas ideas puede hacernos caer en una grave crisis de autoestima. Ahí donde nuestro auto-concepto se ve amenazado.  Hemos de ir con cuidado sobre las atribuciones personales, evitando ante todo cargar sobre nuestras espaldas toda la culpa.

Chica unido a un corazón con un hilo fruto del amor no correspondido

Es mejor no buscar responsables ante lo ocurrido y racionalizar la situación manteniendo a flote en todo momento nuestra autoestima. Hemos sido rechazados, sí. Sufriremos, desde luego… Pero el mundo no va a terminarse con ello y, sin lugar a dudas aparecerán nuevas personas que nos quieran por lo que somos.

2. Caer es comprensible, levantarse obligatorio

Ser rechazados implica sufrimiento, un ataque a nuestra autoestima en ocasiones, además de un acontecimiento en el que todos tenemos derecho a caer. Pero solo durante un tiempo, tenlo en cuenta.

Esa caída momentánea es a veces necesaria para pensar en lo ocurrido, para atravesar y superar un ciclo. Es nuestro duelo particular y como tal hemos de vivirlo, para después levantarnos con más aprendizajes y fuerza.

La caída forma parte del proceso del amor no correspondido y por lo tanto, tendremos que atravesarla pero con la idea de seguir creciendo.

De ahí que tengamos derecho a buscar instantes de soledad, refugiarnos con las lágrimas y enfadarnos. Pero después de esto, debe llegar la racionalización de lo sucedido, ahí donde obtener unas conclusiones y un aprendizaje particular.

Todo el mundo es rechazado alguna vez, debemos normalizarlo y pensar que no ha sido más que una etapa de nuestra vida. Y que llegarán otras mucho más satisfactorias, ahí donde encontrar la felicidad que merecemos.

3. Sí a las distancias saludables

No quiero una relación contigo, pero podemos quedar como amigos”, es una frase habitual con la que debemos ir con cuidado. ¿Crees que pactar una amistad puede ser bueno para ti? En ocasiones, es mejor establecer distancias, dejar de ver y de tratar a esa persona como medio necesario para pasar una etapa, para superar una decepción y avanzar en nuestra vida.

No solo estableceremos distancias con dicha persona, también es necesario relativizar lo ocurrido para evitar que nos impida hacer vida normal, evitar caer en la obsesión.

Pareja mirándose en la distancia

4. Establecer nuevos planes, nuevas metas

Un amor no correspondido es un fracaso emocional a superar, lo sabemos, pero no pongas muros a tu futuro y te impidas ser feliz de nuevo. Deja a un lado los pensamientos negativos y evita ante todo atribuirte a ti todas las culpas, toda la responsabilidad.

Tal vez sea el momento ideal para replantearte nuevas cosas en tu vida… ¿debería quizá fijarme en otro tipo de personas?, ¿deberé ser más cauto/a a partir de ahora y no hacerme ilusiones tan rápido? Un fracaso no es un fin…

Vivir la experiencia del amor no correspondido puede abrirnos nuevas metas siendo un poco más prudentes, pero sin perder en ningún momento la ilusión. Deja a un lado la tristeza de tu corazón, mantén a flote tu autoestima, y apuesta siempre por nuevas oportunidades.

Valeria Sabater

Soy psicóloga y escritora. La curiosidad por el conocimiento humano es mi cerradura particular, la psicología mi llave, la escritura, mi pasión.

Ver perfil »
Te puede gustar