Amor vacío: cuando las relaciones solo se sustentan en el compromiso

El compromiso es necesario para que una relación perdure, pero rara vez es suficiente para que una relación permanezca en el tiempo y sea satisfactoria. Descubre qué elementos son importantes en este tipo de vínculos.
Amor vacío: cuando las relaciones solo se sustentan en el compromiso
Elena Sanz

Escrito y verificado por la psicóloga Elena Sanz.

Última actualización: 13 diciembre, 2021

El concepto que cada persona tiene del amor es diferente y, por supuesto, las dinámicas de cada pareja pueden variar en gran medida. Hay quienes priorizan el tiempo compartido y quienes valoran la libertad, están aquellos para los que la sexualidad es un pilar clave y otros para quienes no es más que un complemento. En cualquier caso, cuando una relación se sustenta solo en el compromiso, estamos ante un amor vacío.

Paradójicamente, esta es una situación a la que se enfrentan muchas personas que llevan años juntas. El paso del tiempo aleja emocionalmente a los miembros de la pareja, la rutina desgasta el vínculo, consiguiendo que sean solamente el día a día y el compromiso -que un día se adquirió- los factores sobre los que se asienta la relación.

Es tan común que esto suceda que hemos llegado a normalizarlo. Nos resignamos a vivir un amor vacío, asumiendo que es inevitable y que no podemos aspirar a más. Sin embargo, ser pareja es mucho más que convivir y compartir obligaciones; no importa el tiempo que pase, está en nuestra mano cultivar un vínculo más completo y enriquecedor.

La teoría triangular del amor de Sternberg

El concepto de amor vacío surge de la afamada teoría triangular de Sternberg. Este psicólogo estadounidense realizó aportaciones relevantes a la comprensión de las relaciones interpersonales y afectivas, desarrollando una teoría que sigue siendo referencia.

Para Sternberg, el amor es como una pirámide con tres vértices; en cada uno de ellos se sitúa un elemento indispensable para conformar el amor:

Pasión

Alude a la atracción física, la excitación y el impulso o la necesidad de estar cerca de la otra persona. Incluye todo el ámbito de la sexualidad, pero no se limita al mismo, también abarca el deseo romántico de gran intensidad y la tendencia a buscar la unión física y emocional con el otro. Está muy presente al inicio de la relación y es común que disminuya con el paso del tiempo.

Pareja besándose en la cama

Intimidad

La intimidad es la conexión, la complicidad y la confianza que existe entre los miembros de la pareja. Designa a los sentimientos de amistad, afecto y cercanía mutua. La intimidad permite que los integrantes de la relación se conozcan, alimentando de esta manera la confianza que tienen en el otro.

Este elemento predomina en estados más avanzados de la relación, cuando la pasión se estabiliza y las personas se redescubren en el cambio.

Compromiso

Este último aspecto hace referencia a la decisión de continuar en la relación a largo plazo. Es la voluntad de permanecer en el vínculo a pesar de las dificultades, en pro de la historia compartida y el proyecto de vida en común.

El amor vacío: una consecuencia del descuido

En función de los tres elementos planteados por Sternberg pueden surgir diversas combinaciones que dan lugar a siete tipos de amor. Por ejemplo, el encaprichamiento surge cuando únicamente existe pasión; el amor sociable cuando se combinan la intimidad y el compromiso. En el caso del amor vacío, solo está presenta la voluntad de continuar, pero no existe complicidad ni deseo sexual o romántico.

Este tipo de amor es propio de relaciones interesadas o de conveniencia, pero también, como hemos apuntado, es frecuente que surja en parejas con una larga trayectoria. Se permanece en el vínculo por los hijos, por los amigos en común, por la casa que se comparte, pero los miembros de la relación son prácticamente dos extraños.

Es cierto que el propio paso del tiempo hace que las relaciones se transformen. Sustancias, como la dopamina, la serotonina, la oxitocina o las endorfinas, muy presentes al inicio, disminuyen tras los primeros años, haciendo que las sensaciones experimentadas reduzcan su intensidad. Sin embargo, el amor no está determinado por la biología, sino que depende de cuánto cultivemos y cuidemos el vínculo,

Distintas investigaciones han encontrado que hay parejas que, tras 20 años de relación, presentan la misma activación cerebral al ver a sus compañeros que las personas de parejas que acaban de empezar. Es decir, sienten la misma pasión, intimidad y deseo de cercanía que en los primeros años. Y esto se debe a los hábitos y comportamientos que han mantenido para cuidar el vínculo.

Pareja mirándose en la distancia

Del amor vacío al amor consumado

Para Sternberg, el amor consumado es la máxima aspiración de una relación afectiva, ya que este incluye a los tres componentes de la pirámide. Es innegable que el compromiso es fundamental para que una pareja perdure, pues sin esta decisión no hay amor que pueda ser lo suficientemente flexible e intenso como para sobrevivir a los cambios que impone la vida. Sin embargo, es posible trabajar para restaurar la pasión y la intimidad perdidas.

Para ello, hemos de abordar las áreas que suelen conducir al amor vacío:

  • Descuido de la imagen física que provoca una reducción en la atracción de la pareja.
  • Exceso de obligaciones, rutinas y compromisos que impiden a los compañeros pasar tiempo de calidad juntos.
  • Escasa autorrevelación, no compartir con la pareja las preocupaciones, tribulaciones, sueños y deseos.
  • Una rutina monótona y repetitiva que conduce a una pérdida de alicientes para ambos.
  • Estrés mal gestionado que nos lleva a estar irascibles y a iniciar dinámicas de interacción negativas con la pareja.
  • Descuidar la relación y darla por sentada, abandonando elementos esenciales como los detalles, la amabilidad, la gratitud y las muestras de afecto diarias.

En definitiva, está en nuestra mano potenciar los aspectos que fallan en este momento en la relación comprendiendo las causas y trabajando en equipo para revitalizar el vínculo. La terapia de pareja puede ser de gran utilidad en estos momentos, aportando herramientas de comunicación y pautas para volver a despertar ese amor dormido.

Recuerda que la pasión y la intimidad pueden fluctuar en diferentes momentos al vínculo y esto no significa que haya que conformarse con un amor vacío.

Te podría interesar...
El compromiso en las relaciones
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
El compromiso en las relaciones

El compromiso en las relaciones es uno de los tres componentes fundamentales de las mismas que llevado al extremo puede causar más problemas que be...



  • Sternberg, R. J. (1986). A triangular theory of love. Psychological review93(2), 119.
  • Acevedo, B. P., Aron, A., Fisher, H. E., & Brown, L. L. (2012). Neural correlates of long-term intense romantic love. Social cognitive and affective neuroscience7(2), 145-159.