Amos Tversky: biografía de un psicólogo cognitivo y matemático

Raquel Lemos Rodríguez · 4 septiembre, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la psicóloga Gema Sánchez Cuevas el 4 septiembre, 2019
Amos Tversky fue un psicólogo pionero que introdujo un término novedoso, el de los sesgos cognitivos. Pero ¿qué podemos saber más sobre este autor?

Amos Tversky nació en el año 1937 en Haifa, ciudad de Israel; es conocido por ser un psicólogo cognitivo y matemático que introdujo un término completamente novedoso en el campo de la psicología: los sesgos cognitivos. Además, se le considera un pionero del cognitivismo, área que se ocupa del estudio de los procesos mentales que están implicados en el conocimiento.

A lo largo de su trayectoria profesional, Amos Tversky mantuvo una profunda amistad con Daniel Kahneman, uno de los psicólogos que goza de un gran reconocimiento por haber ganado un Premio Nobel del que Tversky también fue colaborador. Por todo esto, vamos a descubrir más sobre este psicólogo profundizando en su biografía.

Mente con mecanismos

Biografía de Amos Tversky

Como mencionamos, Amos Tversky nació en Haifa. Su padre era veterinario y su madre era una trabajadora social que se convertiría, pasados los años, en miembro del parlamento del partido de los trabajadores (Mapai). Tversky también tenía una hermana mayor con la que se llevaba unos 13 años.

Durante su adolescencia, Tversky no solo se interesó por la crítica literaria, sino que llegó a convertirse en líder del Nahal, un movimiento juvenil que luchaba contra el servicio militar. Más tarde, Amos Tversky se desempeñaría como paracaidista de las Fuerzas de Defensa de Israel en las que ganó una condecoración por su valentía.

«Es aterrador pensar que no sabes algo. Es más aterrador pensar que el mundo está dirigido por personas que creen saber lo que hacen».

-Amos Tversky-

Tras estas experiencias, ya en el año 1961, Tversky consigue graduarse en la Universidad de Hebrew. Unos años después, 4 para ser exactos, realiza su doctorado en la Universidad de Michigan y trabaja como profesor e investigador en psicología y economía.

Sus últimos trabajos los llevó a cabo en el Centro Avanzado de Estudios en Ciencias del Comportamiento de la Universidad de Stanford. Ahí permaneció hasta su muerte, en el año 1996. Amos Tversky fallecía a causa de un melanoma a la edad de 59 años.

Trabajo con Daniel Kahneman

La amistad que mantenía Amos Tversky con Daniel Kahneman no pasó desapercibida, ambos psicólogos trabajaron juntos en diversas ocasiones. La primera publicación que hicieron fue un artículo titulado «Creencia en la ley de los números pequeños» que tuvo una gran influencia en el campo de la economía. No obstante, los dos realizaron numerosas publicaciones posteriores, como: «Juicio bajo incertidumbre: heurística y sesgos» o «En la psicología de la predicción».

El trabajo que realizaron de manera conjunta fue tan importante que, 6 años después de la muerte de Tversky, cuando Daniel Kahneman recibió su Premio Nobel, pronunció: «[…] el premio se me concede en gran medida por el trabajo que realicé hace muchos años con mi cercano amigo y colega Amos Tversky, quien muriera en 1996». El texto completo de su discurso se recoge en Daniel Kahneman: Premio Nobel de Economía 2002.

Kanheman dando una conferencia
Daniel Kahheman

Premios de Amos Tversky

Las aportaciones que realizó Tversky al campo de la psicología cognitiva fueron muy importantes. Por esta razón, fue obsequiado con diversos premios y reconocimientos a su trayectoria investigadora. Entre ellos, destaca el hecho de haber sido electo miembro de la Academia Americana de las Artes y las Ciencias.

Otro de los premios que recibió fue el de la APA (Asociación Americana de Psicología), debido a la contribución científica tan distinguida que había realizado. Por último, Amos Tversky fue reconocido como doctor con honores en varias universidades, entre las que se encuentran las universidades de: Chicago, Tale, Gotemburgo y la Estatal de Nueva York.

«La inteligencia no es solo la capacidad de razonar, es también la capacidad de encontrar material relevante en la memoria y enfocar la atención cuando se necesita».

-Amos Tversky-

Como podemos ver, Amos Tversky fue un pionero en la psicología cognitiva que realizó contribuciones muy interesantes junto a su gran amigo Daniel Kahneman. Además, Tversky lanzó una prueba de inteligencia que lleva su nombre y cuyos aspectos importantes recoge el artículo Incertidumbres del análisis dimensional de la inteligencia.

Todas las publicaciones de Amos Tversky son verdaderamente interesantes y pueden ser comprendidas tanto por un público familiarizado con cuestiones de psicología como por un público más amplio. El concepto de los sesgos cognitivos y cómo congeniaba la psicología y las matemáticas fue y es, sin duda, algo asombroso. No obstante, te recomendamos la lectura de El proyecto de deshacer: una amistad que cambió nuestras mentes. Lo escribió Michael Lewis y es una lectura que te ayudará a profundizar en la amistad y todo el trabajo que realizó Amos Tversky junto a su amigo Daniel Kahneman.

  • Fernández León, Ángel Manuel, De Guevara Cortés, Rogelio Ladrón, & Madrid Paredones, Rosa Marina. (2017). Las finanzas conductuales en la toma de decisiones. Fides et Ratio - Revista de Difusión cultural y científica de la Universidad La Salle en Bolivia13(13), 127-144. Recuperado en 12 de agosto de 2019, de http://www.scielo.org.bo/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S2071-081X2017000100009&lng=es&tlng=es.
  • Fonseca Patrón, Ana Laura. (2016). El debate sobre las heurísticas. Una disputa sobre los criterios de buen razonamiento entre la Tradición de Heurística y Sesgo y la Racionalidad Ecológica. Valenciana9(17), 87-115. Recuperado en 12 de agosto de 2019, de http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S2007-25382016000100087&lng=es&tlng=es.
  • Lewis, M. (2016). The undoing project: A friendship that changed the world. Penguin UK.
  • Pascale, R., & Pascale, G. (2007). Toma de decisiones económicas: el aporte cognitivo en la ruta de Simon, Allais y Tversky y kahneman. Ciencias Psicológicas1(2), 149-170.