Las apps para ligar desde la Psicología

22 Diciembre, 2019
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Marián Carrero Puerto
Las formas para ligar y conocer gente han evolucionado, los tiempos han cambiado y la era de las nuevas tecnologías ha irrumpido en nuestras vidas. Las apps para ligar, como las apps en general, están de moda.
 

¿Quién iba a imaginar que las apps para ligar interesarían a la psicología? Las formas para ligar y conocer gente han cambiado en la era de las nuevas tecnologías.

Para algunos, sin la ayuda de un ordenador, de un teléfono móvil o de las apps para ligar resulta difícil interaccionar con los demás. Para otros la simple comodidad. Y para otros tantos, la completa instauración, en sus vidas, de la nueva era tecnológica.

Es por esto que interesan las apps para ligar desde la psicología. La forma en que nos relacionamos e interaccionamos con los demás han cambiado de unos años atrás, y hemos dado un salto abismal con respecto a cómo nos relacionábamos antes, conocíamos a gente nueva o nos acercábamos para conquistar a otra persona.

Las aplicaciones invaden las pantallas de nuestros smartphones. La oferta es enorme, y en el tema que nos ocupamos no lo es menos. Un dato curioso que nos revelan los estudios es que por norma no solemos utilizar más de seis aplicaciones (¡Con todas las que la mayoría tenemos instaladas!). Sorprendente, ¿verdad?

“La tecnología hizo posible las grandes poblaciones; ahora las grandes poblaciones hacen que la tecnología sea indispensable”.

-José Krutch-

Chica hablando por móvil
 

¿Por qué interesan las apps para ligar desde la psicología?

El interés de las ciencias sociales por el papel que juega la tecnología en las relaciones afectivas ha aumentado con la popularidad de las mismas.

La psicología se ha visto en la necesidad de involucrarse, viendo el impacto que las apps para ligar están teniendo en nuestra sociedad y raíz de los datos que los estudios aportan sobre el tema.

Un estudio del Pew Research Center encontró que el 27% de las personas en relación de pareja afirmaron que Internet ha tenido un impacto considerable en su vida de pareja, ya sea de forma positiva o negativa.

Lo más interesante del estudio es que, gracias a la popularidad de los teléfonos inteligentes, al menos un 30% de los encuestados comentaron sentir más cercanía o intimidad al intercambiar mensajes de texto con sus respectivas parejas, además de haber solucionado alguna discusión de una manera más sencilla.

No obstante, otro 33% de los encuestados afirmaron haberse sentido ignorados por el tiempo que sus parejas le dedican al dispositivo móvil (Lenhart & Duggan, 2014).

“Estaremos realmente atrapados con la tecnología cuando todo lo que realmente queramos sean sólo cosas que funcionen”.

-Douglas Adams

Relaciones y tecnología

El uso de dispositivos móviles ha sido asociado tanto al inicio como a la consolidación de las relaciones. En lo referente al inicio de la relación, se nota la rapidez de apps para ligar basadas en locación o micro-citas. Por mencionar algunas de ellas: Tinder, Grindr o Flirtie (Alvídrez & Rojas-Solís, 2017).

 

El abanico que ofrecen las apps para ligar facilita los encuentros mediante “prueba y error” en comparación con formas más aleatorias o tradicionales de conseguir citas.

La empresa eHarmony, en el Reino Unido, estima que para el año 2040, 7 de cada 10 relaciones se formará en línea. Serán las personas de 56 a 64 años las que más usen este tipo de servicios (Alvídrez & Rojas-Solís, 2017).

¿Quiénes son más propicios a usar apps para ligar?

Los escasos perfiles elaborados en torno a Tinder, por ejemplo, señalan que las personas más sociables, impulsivas y que tienen necesidad constante de experimentar nuevas emociones son las más propensas a implicarse en citas de sexo casual (Carpenter & McEwan, 2016).

Por otra parte, Carpenter y McEwan (2016) destacan la orientación socio-sexual como otro posible moderador de estos encuentros: “las personas con mayor auto-restricción en términos de relaciones sexuales prefieren tener encuentros íntimos sólo con personas con quienes mantienen una relación estable. Por otra parte, los usuarios sin este tipo de restricciones serán más propicios a tener relaciones casuales con personas sexualmente atractivas sin buscar una relación a largo plazo”.

“El verdadero peligro no es que los ordenadores empiecen a pensar como los hombres, sino que los hombres empiecen a pensar como los ordenadores”.

-Sydney Harris-

Chico hablando con una chica desde una app para ligar
 

Las formas de ligar cambian con la llegada de la tecnología

En alguna ocasión, hemos podido llegar a preguntarnos cómo una app puede saber de nosotros mismos más que cualquier otra persona de nuestro entorno. Realmente nadie está exento y probablemente conozcamos a alguien que ha utilizado las apps para ligar, incluso nosotros mismos, y ahora tenga o tengamos una relación estable. Las formas de ligar han cambiado, igual que lo ha hecho el entono y las posibilidades.

Con las apps para ligar, las personas pueden navegar por la aplicación, visualizar infinitud de fotos y perfiles de usuarios diferentes, casi tantos como deseen. Basta simplemente con echar un vistazo y deslizar el dedo para aceptar o no. Antes nos conocíamos en la escuela, el trabajo o los círculos sociales, ahora nos basta con un solo dedo.

 
Alvídrez, S., & Rojas-Solís, J. L. (2017). Los amantes en la época del smartphone: aspectos comunicativos y psicológicos relativos al inicio y mantenimiento de la relación romántica. Global Media Journal14(27), 1-18. Canseco, E. G. El modelo de educación sexual trasmitido por las aplicaciones para ligar en 2017. Comunicación y desarrollo en la Sociedad Digital: nuevos discursos y viejos valores del poder cultural. Carpenter, C.J. & McEwan, B. (2016). The players of micro-dating: Individual and gender differences in goal orientations toward micro-dating apps. First Monday, 21(5), 1-13. eHarmony (2014, mayo). The Future of dating. A study of trends in relationship formation in the UK 1996-2040. Future Foundation. Lenhart, A., & Duggan, M. (2014, febrero) Couples, the Internet, and social media: How American couples use digital technology to manage life, logistics, and emotional intimacy within their relationships. Pew Research Center. Liébana Morcillo, C. (2015). El Appmor: El fin del cara a cara en las relaciones personales.