Aprender, crecer y seguir caminado

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gema Sánchez Cuevas el 2 mayo, 2014
Okairy Zuñiga · 2 mayo, 2014

Cada uno de nosotros tiene su propia historia muy particular y distinta, pero ¿estás viviendo como víctima? o ¿estás aprovechando pasado para tener un mejor presente y futuro.

Todos tenemos un pasado y una historia. Hemos enfrentado experiencias retadoras y poco agradables. También hemos vivido momentos muy felices, que nos han hecho crecer y que no han dado recuerdos muy agradables. Algunos pueden tener una historia más intensa y turbulenta que otra, hemos sufrido y al final hemos tomado experiencia y conocimientos que nos han llevado al punto donde estamos ahora mismo.

Pese a que nadie ha tenido una vida sin contratiempos, pareciera que hay personas que se quedaron estacionadas en el papel de víctima y que no son capaces de ver más allá. No pongo en duda que algunas de estas personas hayan vivido situaciones muy complejas, que tengan recuerdos muy profundos y que hayan sido fuertemente marcados.

Esto no implica que debamos quedarnos estacionados en ese estado de tristeza, frustración y demás sentimientos negativos. Al contrario, es importante trascender y aprender a ver el pasado desde una perspectiva distinta y más amigable. Debemos entender que esas experiencias previas nos pueden dar la clave de los pasos a tomar para llegar a donde queremos.

Encuentra las preguntas correctas para crecer

A veces, la única diferencia entre quienes aprovechan el pasado para tener un buen futuro y quienes se quedan como víctimas son las preguntas que se hacen. Las preguntas y frases negativas solo nos llevarán a un punto más profundo en el papel de víctima. Estas preguntas y frases negativas son similares a:

¿Por qué tenía que pasarme a mi?
No tiene caso intentarlo más, siempre termino…
Merezco lo peor y por eso siempre…
¿Por qué a mi nunca …?

Si en lugar de concentrarnos en estas preguntas o frases nos enfocamos en otras más amigables y útiles, lograremos encontrar el camino adecuado para encontrarla vida que queremos. Puedes probar con las siguientes:

¿Qué aprendí de mi mismo con esta situación?
De esta forma no funcionó, pero puedo intentar hacerlo distinto
Eso no era para mi y por ello se fue de mi vida
¿Cómo puedo usar este conocimiento para estar más cerca del éxito?

Todos tenemos historias, pero no todos decidimos ser víctimas

Algunas veces podemos pensar que lograr el éxito no es fácil o no es para todos. En realidad no es así, lo que no es para todos es ser víctimas y quedarse estancados en el pasado. Por ejemplo, cuando yo era pequeña sufrí lo que ahora se llama bullying. Claro que en ese entonces no era visto como algo tan grave y durante muchos años estuve y me sentí bastante sola.

Un día me dí cuenta que esta situación no tenía por qué ser realmente mala, me permitió aprender a ser independiente y a no estar atada a los comentarios o críticas ajenas. Hoy en día soy una profesionista independiente que vive su vida viajando y haciendo lo que le gusta.