Así te puedes conocer mejor

Trabajar con una definición más adaptada de tu situación, de tus inclinaciones y tus objetivos es una gran ventaja. Ahora, ¿cómo lograrlo?
Así te puedes conocer mejor
Ebiezer López

Escrito y verificado por el psicólogo Ebiezer López.

Última actualización: 19 junio, 2022

¿Alguna vez te miraste al espejo y te preguntaste quién eras? A menudo, abusamos del piloto automático, desligando nuestra consciencia del presente y viajando a través del tiempo y del espacio como si estuviéramos en un vagón de tren en el que las pequeñas ventanas hacia el exterior no son suficientes para hacer un buen análisis de nuestras emociones y motivaciones.

Por otro lado, reconocernos a nosotros mismos implica ver partes que quizá no nos agraden tanto; espacios que hace tiempo que no limpiamos y que de alguna manera están sucios. Sin embargo, el autoconocimiento puede ser una herramienta poderosa para tu crecimiento personal. Por eso, te diremos 6 estrategias para conocerte a ti mismo.

Bondades y problemas del autoconocimiento

El autoconocimiento es un concepto que hace referencia a la capacidad de analizar el propio comportamiento, las motivaciones, las emociones, los pensamientos, etc. De manera que podamos crearnos una imagen más o menos precisa de quiénes somos, alineándola con nuestros objetivos. En este mismo sentido, solemos pensar que conocemos nuestra identidad y que la tenemos bien definida, cuando no es así o lo es en un porcentaje muy pobre.

Para demostrarlo, Vazire y Carlson (2010) hicieron una revisión de estudios sobre el autoconocimiento. Los resultados revelaron que, en efecto, las personas tenemos una idea de quiénes somos y cómo nos perciben los demás, pero no es exacta. De este modo, es posible decir que todos tenemos varios “puntos ciegos” cuando se trata de observarnos.

Lo anterior no significa que poner en práctica estrategias para conocerte a ti mismo no sirva para nada. Una investigación de Wilson y Dunn (2004) analizó los beneficios potenciales del autoconocimiento. Se concluyó que los beneficios se relacionan con el modo en que nos aproximemos a nuestra propia identidad. Es decir, que, si nos vemos desde una óptica optimista, como cuando nos sentimos confiados sobre un talento, es ventajoso.

No obstante, una perspectiva más pesimista sobre uno mismo y las capacidades puede reducir la motivación al logro. En esos casos, el autoconocimiento se vuelve un problema debido a que las percepciones sobre los fallos y debilidades predominan.

Hombre pensando despacio

6 estrategias para conocerte a ti mismo

Continuando con lo anterior, vimos que el autoconocimiento será beneficioso para nosotros siempre y cuando lo hagamos desde una postura realista, pero gentil. Las siguientes estrategias para conocerte a ti mismo te ayudarán a indagar más en tu interior y descubrir tu potencial.

1. Atención plena o mindfulness

El mindfulness es una técnica psicoterapéutica que busca aumentar el grado de atención que dedicamos a la experiencia del presente. La técnica ha sido empleada de forma exitosa para el tratamiento de la ansiedad, las rumiaciones y otras alteraciones. Además, la evidencia sugiere que podría ser una herramienta útil para el autoconocimiento.

Una investigación de Aránega, Sánchez y Pérez (2019) utilizó el mindfulness como método para mejorar el autoconocimiento. Al finalizar el experimento, los autores encontraron que la muestra estudiada reportaba un mayor nivel de consciencia de sí mismos. De igual manera, se halló que el mindfulness redujo el estrés en un 15 %.

2. Escribir un diario

Una actividad recomendable para el propósito del que hablamos hoy es anotar tus pensamientos y sentimientos en un diario. Después de un tiempo, puedes releer lo anotado, pudiendo identificar patrones que hasta ese momento no habías identificado o pensamientos que son más recurrentes de lo que estimas.

3. Hablar con personas cercanas

Como se dijo al principio, todos tenemos nuestros puntos ciegos con respecto a la forma en que somos. Por esa razón, una de las estrategias para conocerte a ti mismo es contar con la perspectiva de alguien que nos conozca muy bien. Conversa con ellos acerca de la manera en que te perciben y presta atención a esas cosas que no sueles advertir.

Si logras identificar alguna acción no consciente, intenta analizar cuál es posible motivo que tienes para hacerlo.

4. Practica yoga

Una parte de nosotros mismos es el cuerpo, y el autoconocimiento también engloba a su conocimiento. En esta misma línea, el yoga es un ejercicio que nos ayuda a prestar atención a las sensaciones corporales. Por ende, es una excelente práctica para tomar más consciencia del cuerpo y nos ayuda a estar sanos.

5. Define tus intereses

Las aficiones de las personas de alguna manera hablan de las personas que las practican. Por ejemplo, la enfermería como vocación puede hablar de una orientación de entrega hacia los demás.

Así, definir nuestras pasiones podría brindarnos información muy valiosa para tomar decisiones.

Mujer pensando

6. Considera el acompañamiento psicológico

Por lo general, la gente cree que solo debemos ir al psicólogo cuando estamos pasando por un mal momento. No obstante, la realidad es que el espacio terapéutico es un lugar donde también podemos explorar espacios positivos, como un proyecto de vida.

Para finalizar, ten en cuenta que los psicólogos son profesionales capacitados para analizar la conducta y aplicar técnicas para potenciar capacidades. En consecuencia, son los más indicados para ofrecerte estrategias para conocerte a ti mismo y descubrir tus recursos personales.

Te podría interesar...
La línea de la vida, una técnica para conocerte mejor
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
La línea de la vida, una técnica para conocerte mejor

Aprende qué es la técnica de la línea de la vida y utilizala para mejorar tu autoconocimiento y comenzar tu camino de desarrollo y superación perso...



  • Aránega, A. Y., Sánchez, R. C., & Pérez, C. G. (2019). Mindfulness' effects on undergraduates' perception of self-knowledge and stress levels. Journal of Business Research, 101, 441-446.
  • Vazire, S., & Carlson, E. N. (2010). Self‐knowledge of personality: Do people know themselves?. Social and personality psychology compass, 4(8), 605-620.
  • Wilson, T. D., & Dunn, E. W. (2004). Self-knowledge: Its limits, value, and potential for improvement. Annual review of psychology, 55(1), 493-518.