El asombro: la emoción que protege mente y cuerpo

Por desgracia, al contrario que a los niños, no hay demasiadas cosas o acontecimientos que nos asombren. Decimos por desgracia, porque el asombro parece tener más efectos positivos de los que podíamos pensar...
El asombro: la emoción que protege mente y cuerpo
Cristina Roda Rivera

Escrito y verificado por la psicóloga Cristina Roda Rivera.

Última actualización: 01 abril, 2022

El asombro es la capacidad de maravillarnos con la belleza del mundo, las accionas bondadosas o las experiencias positivas inesperadas. Es una emoción vinculada fuertemente a la sensación de estar vivos. De hecho, varios estudios encuentran que el asombro nos protege de una mala salud a todos los niveles si la experimentamos frecuentemente.

El Dr. Dacher Keltner, autor de un estudio titulado Acercándose al asombro, una emoción moral, espiritual y estética, afirmó que el asombro se inspira en algo más grande que el yo individual, protegiendo nuestra mente.

Por otra parte, Jennifer Stellar publicó el estudio Afecto positivo y marcadores de inflamación: las emociones positivas discretas predicen niveles más bajos de citocinas inflamatorias. En él refleja que el asombro promueve la presencia en nuestro cuerpo de citocinas saludables, protegiendo el organismo.

Todo esto sugiere que las cosas que uno hace para experimentar esta emoción, como un paseo por la naturaleza o perderse en la música, tienen una influencia directa en la salud y en la esperanza de vida.

Mujer dormida escuchando música

El asombro tiene beneficios psicológicos

En la década de 1970, el antropólogo Paul Ekman propuso que las personas experimentamos seis emociones básicas: ira, miedo, sorpresa, asco, alegría y tristeza. Desde entonces, los científicos han cuestionado el número exacto de emociones humanas.

Algunos investigadores sostienen que solo hay cuatro emociones, mientras que otros llegan a identificar hasta 27. Los científicos también debaten si son universales o el papel que juega la experiencia en su asimilación. Incluso la definición de emoción es un tema de controversia. Sin embargo, más allá de cualquier debate, parece innegable que las emociones surgen de la actividad en distintas regiones del cerebro.

Tres estructuras cerebrales parecen estar más estrechamente relacionadas con las emociones: la amígdala, la ínsula o corteza insular y una estructura en el mesencéfalo llamada sustancia gris periacueductal.

Jennifer Stellar, profesora asistente en el departamento de psicología de la Universidad de Toronto Mississauga, es especialista en el estudio de emociones “prosociales”. Algunas de ellas serían la compasión, la gratitud y el asombro. Su investigación sugiere que estos sentimientos contribuyen al propio bienestar.

Stellar afirma que la compasión, junto con la gratitud y el asombro tienen beneficios psicológicos porque permiten mirar más allá de las necesidades personales para concentrarnos en alguien o algo más.

El asombro y su relación con las citocinas

El papel de las emociones positivas en la salud física apenas está dando sus primeros pasos en la investigación contemporánea. En el Laboratorio de Interacción Social de Berkeley, Jennifer Stellar y sus colegas descubrieron que las emociones positivas están relacionadas con niveles más bajos de citocinas proinflamatorias.

Los niveles elevados de citocinas proinflamatorias se han implicado en el inicio y la progresión de numerosas enfermedades crónicas, como la diabetes, las enfermedades cardiovasculares y la depresión. Así se reflejó en un estudio publicado en la revista Emotion. 

Este equipo de Berkeley encontró que “el asombro, medido de dos maneras diferentes, fue el predictor más fuerte de niveles más bajos de citocinas proinflamatorias”.

Un experimento sobre el efecto de las emociones positivas

A través de dos experimentos diferentes, 200 personas informaron sobre sus emociones a lo largo del día, junto a una evaluación de cómo se sintieron. También se tomaron muestras de sus mejillas para obtener una evaluación de citoquinas, más específicamente interleuquina 6, que es un marcador de inflamación.

Los resultados, publicados en la revista Emotion, mostraron que experimentar emociones positivas significa tener niveles bajos del marcador de inflamación (Stellar et al., 2015). Lo sorprendente es la fuerte asociación con niveles bajos de citoquinas.

“Para mantener vivo en un niño su innato sentido del asombro, se necesita la compañía de al menos un adulto con quien poder compartirlo, redescubriendo con él la alegría, la expectación y el misterio del mundo en que vivimos”.

-Rachel L. Carlson-

En la depresión, por ejemplo, se cree que las citoquinas proinflamatorias son muy importantes, ya que tienden a bloquear hormonas y neurotransmisores clave, como la dopamina y la serotonina, que afectan a la memoria, el sueño, el apetito y el estado de ánimo.

Las personas que están deprimidas tienen niveles más altos de algunas citoquinas inflamatorias. Sin embargo, el estudio aún no puede decirnos qué causa qué. Es posible que tener menos citoquinas circulando en el cuerpo haga que las personas sientan emociones más positivas, o que la relación sea bidireccional.

Sin embargo, este es uno de los primeros estudios que vincula una emoción positiva como el asombro o el sentimiento de belleza con un mayor impulso en las defensas del cuerpo contra enfermedades mentales y físicas.

El asombro y la percepción del tiempo

Melanie Rudd, profesora asistente de la Universidad de Houston, leyó sobre experiencias de que el asombro hace que el tiempo se alargue. Decidió investigarlo y lo confirmó en un estudio. Experimentar asombro, en comparación con otros estados, disminuyó la impaciencia y provocó que las personas percibieran que tenían más tiempo disponible.

La autora establece una relación causal entre la falta de tiempo para experimentar asombro y efectos no deseados como problemas para dormir o estrés. El equipo de Rudd también concluyó que el asombro aumentó la voluntad de ofrecer tiempo como voluntario y elevó la satisfacción con la vida.

El asombro y las relaciones sociales

Los profesores de psicología Dacher Keltner y Jonathan Haidt delinearon las cualidades clave del asombro en un artículo. Sugirieron que el asombro típicamente incluye sentimientos de inmensidad y acomodación. Es decir, el asombro se inspira en algo más grande que el yo o la experiencia de una persona, y ese encuentro ayuda a ampliar su comprensión del mundo.

Esta emoción también se ha relacionado con una mejora en la interacción social. Keltner explica que “estar en presencia de grandes cosas provoca un yo más modesto, menos narcisista, lo que permite una mayor bondad hacia los demás”.

Amigas contentas

Múltiples opciones para asombrarse

Las experiencias que provocan asombro se pueden producir de muchas maneras en nuestra vida diaria, ya sea a través de un paseo por la naturaleza, escuchando una historia de vida, perdiéndose en la música u observando el comportamiento de un bebé.

Según la investigación, las personas tienen un promedio de tres momentos de asombro por semana. Si aumentamos nuestro promedio personal, es posible que no solo mejoremos nuestra salud, la percepción del tiempo y las habilidades sociales, sino que también seamos más felices.

Al fomentar el sentido de nuestra vida, podemos responder positivamente al desafío de Dacher Keltner: “cultivar el asombro es parte de desbloquear el verdadero sentido del propósito de la vida”.

Te podría interesar...
La habilidad de sentir asombro, el secreto de percibir las maravillas que te rodean
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
La habilidad de sentir asombro, el secreto de percibir las maravillas que te rodean

Para los niños, el mundo es muy estimulante... ¿Qué pasa durante el proceso de convertirse en adulto, que hace que perdamos esa habilidad de sentir...



  • Rudd, M., Vohs, KD, Aaker, J. (2012) El asombro amplía la percepción del tiempo de las personas, altera la toma de decisiones y mejora el bienestar. Ciencia psicológica, 23(10), 1130–1136.
  • Stellar, JE, John-Henderson, N., Anderson, CL, Gordon, AM, McNeil, GD y Keltner, D. (2015). Afecto positivo y marcadores de inflamación: emociones positivas discretas predicen niveles más bajos de citoquinas inflamatorias. emoción _ Publicación anticipada en línea. dx.doi.org/10.1037/emo0000033
  • Alma, corazón y vida. Asombrarse tiene efectos positivos y potencia las emociones saludables. El Confidencial, https://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2020-09-22/asombro-efectos-positivo-emociones-saludables_2757263/. 22/09/2020.
  • Keltner D, Haidt J. Approaching awe, a moral, spiritual, and aesthetic emotion. Cogn Emot. 2003 Mar;17(2):297-314. doi: 10.1080/02699930302297. PMID: 29715721.