Los 27 tipos de emociones según la ciencia: ¿las conoces?

A lo largo de tu vida experimentarás múltiples emociones que guiarán tu comportamiento, tus decisiones y hasta la forma de reaccionar ante determinadas circunstancias. La ciencia dice que lo común es que expreses hasta 27 tipos de emociones.
Los 27 tipos de emociones según la ciencia: ¿las conoces?
Valeria Sabater

Escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater el 18 Mayo, 2021.

Última actualización: 18 Mayo, 2021

¿Cuántos tipos de emociones existen según la ciencia? A lo largo de estas décadas orientadas a la comprensión del universo emocional han surgido múltiples teorías, enfoques y estudios al respecto.

Se considera eso sí, que existen seis emociones básicas tal y como lo especificó el psicólogo Paul Eckman: miedo, ira, asco, tristeza, sorpresa y alegría. Todos las conocemos. Ahora bien, lo interesante al respecto de este tema es que esas emociones básicas constituyen a su vez la base para las llamadas emociones complejas.

El propio doctor Eckman, a lo largo de toda su vida investigando las expresiones faciales en diversas culturas, llegó a concluir que hay hasta 7000 formas de expresar estados de ánimo, sensaciones y maneras de vivenciar este complejísimo mundo psicofisiológico.

Según el neurólogo Antonio Damasio, las emociones no son más que programas de acción, huellas impresas en el cerebro que se activan ante un evento, una circunstancia, un estímulo externo o interno… Toda esa complejidad interna es la que nos hace humanos. Profundizar en la comprensión de los distintos tipos de emociones nos permitirá conocernos mucho mejor.

La universidad de Berkeley estableció que existen 27 emociones humanas. Cada una de ellas describe y perfila todo nuestro espectro emocional, todas nuestras alegrías, tristezas, ilusiones, tipos de miedos, decepciones…

chica feliz sintiendo diferentes tipos de emociones

Hay 27 tipos de emociones según la ciencia

Pocos estudios han sido tan meticulosos, delicados y exhaustivos como el que realizó la Universidad de Berkeley hace solo unos años con un fin muy claro: delimitar de manera rigurosa cuántos tipos de emociones existen.

Para ello, se analizaron las reacciones de miles de personas a diferentes situaciones: vídeos cortos, películas, tipos de músicas, experimentos… Los datos fueron significativos y se pudo concluir que existen 27 tipos de emociones.

Hubo algo que quedó además en evidencia en este interesante trabajo. Buena parte de las personas no son capaces de describir o etiquetar muchos de sus estados emocionales. Lo cierto es que sabemos diferenciar las que son de valencia positiva de las de valencia negativa —las agradables de las desagradables—. Sin embargo, existe un amplio espectro de estados psicofisiológicos que no sabemos identificar.

Son vivencias tan subjetivas que a menudo nos cuesta ponerlas en voz alta o identificarlas en los demás. Descubramos cada una de esas dimensiones.

1. La admiración, cuando algo resplandece ante nuestros ojos

Admirar es posiblemente una de las emociones más enriquecedoras. Es deleitarnos al observar algo que nos agrada, pero que al mismo tiempo nos despierta curiosidad e interés psicológico.

Admiramos cosas o escenarios, pero sobre todo admiramos a otras personas. Es por ello que se la considera una emoción social.

2. Adoración, más allá del amor y la fe

Entre los tipos de emociones está la adoración, la cual describe un amor profundo hacia alguien o bien, la devoción/culto a alguna entidad o manifestación.

3. La apreciación estética, placer por el arte

Las emociones estéticas describen una parte de nuestro comportamiento: es rendirse ante la belleza de una obra pictórica, deleitarnos ante un amanecer, la arquitectura, la música…

4. Una gran conocida: la ansiedad

La ansiedad es un mecanismo de defensa natural del organismo que nos permite hacer frente a riesgos o amenazas. Todos conocemos bien este estado, en especial, cuando dejamos de tener el control sobre él y nos aboca entonces hacia estados de sufrimiento e indefensión.

5. Asco, una emoción básica

El asco es una emoción necesaria y básica que nos permite reaccionar ante aquello que es desagradable e, incluso, contraproducente.

6. La alegría, la chispa de la vida

La alegría está hecha de felicidad, ilusión y satisfacción. Es uno de los tipos de emociones más gratificantes.

7. El asombro, el placer por la novedad

Entre los tipos de emociones hay un estado que nunca deberíamos dejar de experimentar: el asombro. El placer por abrazar lo inesperado es algo que siempre debería acompañarnos.

8. El aburrimiento, el impulso al descanso o lo creativo

El aburrimiento es el óxido de la rutina, pero también el estímulo que a menudo nos permite soñar despiertos, dejar que la mente divague o que impulse la creatividad.

Mujer bostezando y sintiendo diferentes tipos de emociones

9. El antojo o el ansia, el deseo por lo que no tenemos

Ansia es anhelar algo que no tenemos y el antojo es el capricho momentáneo por consumir o lograr algo concreto. Ambas emociones nos son sobradamente conocidas, pero lo cierto es que suelen generar a menudo una alta molestia.

10. La calma, el estado placentero

Es posible que muchos se sorprendan al descubrir que la calma es una emoción. En efecto, esa experiencia de armonía interna, paz y equilibrio es el estado mental más gratificante para el cuerpo y la mente.

11. Confusión, la mente turbada

¿Por qué ha sucedido esto? ¿A qué se debe aquello otro? Cuando estamos confundidos por no comprender ciertas cosas, aparece otra emoción conocida: la frustración.

12. El disgusto, la emoción inesperada

Entre los distintos tipos de emociones está el disgusto. Surge cuando algo que dábamos por sentado se cae en pedazos. Los disgustos son esas experiencias negativas que difieren ante nuestras expectativas, y que pueden minar bastante el ánimo.

13. El deseo sexual, el motor de lo íntimo

Entre todo el caleidoscopio de emociones, hay una esencial para nuestra sexualidad: el deseo. Es la atracción que nos impulsa a anhelar un encuentro más íntimo hacia alguien.

14. La diversión, la chispa infantil que no debe apagarse

La diversión es juego, impulsividad, desinhibición y también curiosidad revestida de alegría. ¿Qué sería de nosotros si no supiéramos divertirnos?

15. El sufrimiento empático, sentir el dolor del otro

La empatía es el pegamento social que nos permite comprendernos y relacionarnos mejor. Así, entre los diferentes tipos de emociones, el dolor empático es esa experiencia que nos hace vivir en piel propia el dolor del otro.

16. Los enfados, el ego sensible

El enfado es una de las emociones más comunes y difíciles de gestionar. Surge cuando se nos ofende o nos hacen daño.

17. Envidia, quiero lo que tú tienes

Pocas emociones nos hacen tan humanos como querer lo que tiene el otro: sus cualidades, sus posesiones, sus virtudes… La envidia es la raíz de infinitos males, decía Miguel de Cervantes.

18. Más allá del miedo: el horror

Hablábamos al inicio de que las emociones básicas son la base de las emociones complejas. El horror va más allá del miedo; parte de él, pero traza un extremo más intenso y hasta bloqueante.

19. El éxtasis, la exaltación de la alegría

Entre los diversos tipos de emociones, encontramos esa que ensalzaban los románticos del siglo XVIII. El éxtasis es llevar toda emoción positiva al extremo, una sensación que puede experimentarse con el amor, la admiración, el placer al aprender o descubrir algo nuevo…

20. El interés, la base para aprender

El interés es la emoción que favorece el aprendizaje, que nos empuja a descubrir cosas nuevas, a conectar entre nosotros…

21. Un clásico, el miedo

El miedo es la emoción que más ha favorecido nuestra supervivencia. Sin este mecanismo no hubiéramos evitado riesgos y amenazas.

22. La satisfacción, el bienestar existencial

Pocas emociones son más reconfortantes que la satisfacción. Es ese estado en que nada sobra y nada falta. Es equilibrio y perfección.

23. La nostalgia, la tristeza por lo dejado atrás

La nostalgia es el retrovisor de la vida, esa superficie donde llevamos la mirada para evocar lo que ya no está y echamos en falta.

“Entonces empezó el viento, tibio, incipiente, lleno de voces del pasado, de murmullos de geranios antiguos, de suspiros de desengaños anteriores a las nostalgias más tenaces”.

-Gabriel García Márquez-

Mujer japonesa triste y estresada

24. La tristeza, la caracola que nos aísla

Entre los diferentes tipos de emociones está la eterna compañera: la tristeza. Este estado emocional tiende a aislarnos en esas circunvoluciones de la introspección y la pesadumbre tan comunes. No obstante, su compañía nos permite a veces a replantearnos ciertas cosas y tomar mejores decisiones.

25. La simpatía, el pegamento social

La simpatía es la emoción social por excelencia, ya que favorece la conexión más auténtica e inmediata entre los seres que habitamos este mundo.

26. La vergüenza, el filtro que invisibiliza

La vergüenza es la emoción que no te deja ser, que te bloquea y te invisibiliza. Es un estado que nos aísla de diferentes escenarios sociales, aunque también nos protege de ponernos en evidencia en contextos desfavorables.

27. El triunfo, el yo vencedor

Experimentar el triunfo en algún momento de la vida es tan gratificante como satisfactorio. Sentirnos orgullosos de nosotros mismos es algo que deberíamos experimentar con mayor frecuencia.

Todos estos tipos de emociones nos son sobradamente conocidos. No obstante, no basta con saber identificarlos en nosotros. Para movernos con mayor eficacia e inteligencia por nuestros entornos sociales, es esencial que sepamos leerlas en los demás para actuar en consecuencia.

El dominio y comprensión del universo emocional es nuestra mejor competencia de vida.

Te podría interesar...
Valores y emociones: las fuerzas que nos guían en la vida
La Mente es MaravillosaLeerlo en La Mente es Maravillosa
Valores y emociones: las fuerzas que nos guían en la vida

Valores y emociones guardan una relación directa y determinan también nuestra salud psicológica. Lo analizamos a continuación.



  • Cowen, A. S., & Keltner, D. (2017). Self-report captures 27 distinct categories of emotion bridged by continuous gradients. Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America114(38), E7900–E7909. https://doi.org/10.1073/pnas.1702247114