Autismo en la edad adulta - La Mente es Maravillosa

Autismo en la edad adulta

Carolina López De Luis 10 agosto, 2016 en Psicología clínica 552 compartidos
Autismo en la edad adulta

El autismo es un trastorno generalizado del desarrollo que se suele detectar a una edad temprana, aunque en los casos leves, algunos sujetos no saben que padecen este trastorno hasta la edad adulta. Todos tenemos una idea general de lo que es el autismo y de cómo afecta, pero no todo el mundo sabe que es un trastorno que tiene su eco toda la vida. ¿Qué ocurre cuando el autismo en la edad adulta está presente?

Es natural que nos surjan preguntas como: ¿qué dificultades tienen las personas con un diagnóstico de autismo en la edad adulta?, ¿son capaces de llevar una vida normal?. Estas preguntas pueden tener una respuesta muy distinta dependiendo del grado de afectación de cada persona.

Lo que sí es verdad es que, a lo largo de los años, la enfermedad y la sintomatología puede ir cambiando con la ayuda de diferentes terapias que pueden hacer que mejoren sus capacidades e incluso que puedan adaptarse a un trabajo y vivir de manera independiente.

¿Qué es el autismo?

Es una enfermedad neurológica que acarrea graves dificultades en las relaciones sociales, la comunicación y  el comportamiento. Recientemente el  DSM-5 la ha catalogado como trastorno del espectro autista precisamente por la heterogeneidad de sus síntomas y por los diferentes grados de implicación que puede tener la enfermedad en la persona.

A una edad temprana se pueden ver algunos rasgos identificativos.
Compartir

Por ejemplo, el lenguaje se desarrolla de una manera lenta para su edad, evita el contacto visual, se intuye una falta de entendimiento de los sentimientos de los demás y una penalización en las pruebas estándar de inteligencia. Por supuesto, cada uno de estos síntomas tiene sus excepciones.

Cómo evitar errores y malentendidos en la comunicación

Las alteraciones se dan en diversas áreas del desarrollo:

  • Relaciones sociales. Son torpes a la hora de hacer amigos o tienen comportamientos que para el resto pueden ser raros. Además, no entienden las intenciones de los demás y tienen dificultades para empatizar y entender qué sienten o piensan los demás.
  • Comunicación. También suele darse un retraso en el lenguaje, en los casos más graves no son capaces de hablar o de comunicarse con los demás de ninguna manera, tampoco muestran interés en hacerlo.
  • Intereses, comportamientos o actitudes estereotipadas. Pueden mostrar interés solo sobre un tema y además estar obsesionado con el mismo.
  • Funcionamiento cognitivo. Es habitual que exista una discapacidad intelectual con un cociente intelectual alrededor de los 70 puntos, lo que se encuentra debajo de la media. Aunque existen casos en los que la inteligencia es normal o incluso está por encima de la media.

Dificultades que se presentan con el autismo en la edad adulta

Aunque, como he dicho anteriormente, lo síntomas comienzan en la infancia y perduran en la edad adulta, ¿qué características nos pueden indicar que la persona que tenemos enfrente sufre un trastorno del espectro autista?

  • Es una persona que no entiende los tonos sarcásticos, que puede tomar una broma al pie de la letra y que puede entender tu risa respecto a la broma como una burla. Por eso hay que ser especialmente sensibles con la utilización de expresiones sarcásticas e intentar utilizar un lenguaje más literal.
  • Además es socialmente torpe, teniendo momentos incómodos con otras personas: muchas veces no son hábiles interpretando la intención que hay detrás de la comunicación de los demás, lo que puede dar lugar a muchos malos entendidos. Además pueden malinterpretar la falta de contacto visual.
  • Muestran sus obsesiones en momentos inadecuados. Muchos de los sujetos muestran un interés exagerado y fuera de lo común por algo y son incapaces, en ocasiones, de reprimir las ganas de hablar sobre el tema en cuestión, incluso en momentos en los que no es adecuado hacerlo.
  • Muestran poco interés por asuntos que no les conciernan directamente y que no estén relacionados con algunos de sus intereses.

Conflictos en la comunicación

Es esencial destacar que el perfil varía de una persona a otra, por lo que esto solo es un esbozo de las características principales de este trastorno. Dependerá de la gravedad de la enfermedad del autismo en la edad adulta la necesidad de ayuda o la dependencia de cada uno.

En los casos más leves pueden llegar a trabajar y llevar una vida relativamente normal, mientras que en los casos más graves son totalmente dependientes e incluso carecen de la capacidad del lenguaje o de la de relacionarse.

Diferencias entre el autismo y el asperger

Aunque hay que recalcar que en el manual diagnostico DSM-5 se considera a los trastornos del espectro autista como el Asperger o el autismo como diferentes grados de un continuo, siendo el síndrome de asperger el grado más leve, en el ámbito clínico se siguen utilizando estos términos. La principal diferencia entre ambas sería que el asperger es mucho menos incapacitante:

  • El asperger se detecta más tarde, entre a los 7 años de edad y la adolescencia.
  • No hay retraso cognitivo, teniendo un cociente intelectual dentro de la normalidad incluso con buenos resultados, por encima de la media.
  • Utilizan un vocabulario adecuado, sin retraso en el lenguaje, aunque pueden hacer un uso raro o  poco común ya que utilizan un lenguaje con palabras muy cultas y poco coloquiales.
  • Pueden tener problemas de coordinación o movimientos torpes, pero no movimientos estereotipados como ocurre en el autismo grave como el aleteo o el balanceo.
  • Surge un interés por un área muy limitada que puede llegar a ser obsesivo, este rasgo se da en ambos. Pero en el Asperger son de alto nivel como la física o las matemáticas, por ejemplo. Suelen ser unos grandes profesionales en su área de conocimiento.

En definitiva, el Asperger comparte varios rasgos con el autismo pero en un grado más leve, de tal manera que una persona con este síndrome puede ser considerada “peculiar” en sus comportamientos y en su forma de relacionarse, pero las dificultades para el desempeño de una profesión y el desarrollo de una vida normal no se ven tan afectados.

El autismo en los medios de comunicación

Tanto en películas como en series o libros se han retratado personajes con un trastorno del espectro autista. Uno de los rasgos que más destacan en la caracterización de un personaje que tiene un trastorno de este espectro es el de los problemas de interacción social.

En su desempeño entre páginas o letras suelen manifestar problemas para relacionarse, especialmente con las personas que no conocen. También es muy habitual que muestren un individuo con una inteligencia muy superior, los denominados  “Savants” que son aquellos que tienen un enorme conocimiento en un área particular. Desgraciadamente esta característica no es tan común como puede parecer.

Mujer pensativa

El autismo en la edad adulta ha sido retratado en el cine y en la televisión en numerosas ocasiones, aunque la mayoría de veces el personaje suele ser un niño, también hay algunas en la que el protagonista es un adulto. Una de las primera películas en retratar esta enfermedad en un adulto fue Rain Man, interpretada por Dustin Hoffman y  que cuenta la historia un autista “Savant” basada en una persona real, Kim Peek.

Hoy en día hay una gran cantidad de series y películas que pueden ayudarnos a comprender el comportamiento de las personas afectadas por el autismo en la edad adulta. Algunos de los títulos recomendables son los siguientes: Mi nombre es Khan, Ben X, Temple Grandin y The story of Luke.

Carolina López De Luis

Psicóloga, Máster y doctoranda en Neurociencias. Me apasiona estudiar los procesos neurológicos que subyacen a nuestro comportamiento, emociones y salud.

Ver perfil »
Te puede gustar