Mantén una autoestima sana frente al desempleo

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gema Sánchez Cuevas el 25 noviembre, 2015
Cristina Pérez · 14 septiembre, 2012

El paro está a la orden del dia, cada vez son más los casos de depresión y ansiedad por esta causa. Los pensamientos que tengamos acerca de nosotros mismos, influirán decisivamente a la hora de que nos afecte en mayor o menor medida.

A nadie le gusta quedarse sin trabajo, pero lo mejor que podemos hacer es apoyarnos y creer en nosotros mismos a pesar de perder el empleo.  Es importante quitar de nuestras creencias que valemos más o menos dependiendo del puesto de trabajo que tengamos.

Una persona no es ni sus posesiones, ni su puesto de trabajo, porque en el caso de que unas tu valía personal a esas cosas exteriores, corres el riesgo de hundirte cuando las pierdas.

Si quieres que tu autoestima no se resienta cada vez que pierdas cosas materiales o trabajos, une tu valía personal a valores interiores, como ser buena persona, sincera, honesta, etc… Esos valores son estables, son los que te definen y por mucho que pierdas cosas, tú seguirás siendo la misma persona de siempre, así te afectarán en menor medida las pérdidas, el dolor será inevitable pero no te quedarás en el estancamiento y seguirás hacia adelante abriendo un nuevo camino.

5 CLAVES PARA LLEVARLO MEJOR:  

1. Tener esperaza y pensar que vamos a conseguir otro empleo mejor. Es importante que en vez de pensar en lo bueno que tenía tu anterior trabajo, te centres en las desventajas, así te enfrentarás a tus nuevas opciones con más motivación, sabiendo que puedes mejorar las condiciones en las que has trabajado antes.

2. Mantenerse activo/a y además de buscar empleo hacer actividades que te gusten. El deporte es altamente positivo, te renovará de buenas energías.

3. Dar un enfoque positivo a la situación. La mente es un jardín que hay que cultivar y regar a diario o de lo contrario nuestras emociones se verán afectadas. Todas las situaciones tienen un lado positivo y negativo, pensar en lo malo no te beneficiará en nada, por lo tanto debemos poner todas las energías en buscar el lado bueno de la situación en la que nos encontramos.

A veces hay quien gracias a una etapa de desempleo se ha planteado cosas que antes jamás hubiera pensado, como por ejemplo poner un pequeño negocio o aprender el oficio que siempre había soñado pero que por falta de tiempo lo había dejado por imposible. Indudablemente perder un empleo es motivo de preocupación pero para salir del bache es necesario que nuestros pensamientos se centren en la búsqueda de soluciones con un enfoque esperanzador.

4. Socializar y rodearse de buenas personas. Cuando alguien está desanimado, se tiende al aislamiento, obsérvate y trata de mantenerte en contacto con gente. Hablar y divertirse es la mejor medicina para la mente y te distraerá de la mala situación en la que te encuentras.

5. Cuidarse es la mejor manera de demostrarse a uno mismo que a pesar de los problemas nos queremos.

El amor por uno mismo es altamente curativo. Come sano, haz ejercicio, no tomes sustancias que te perjudiquen, disfruta cuidando tu aspecto. Todo ese cuidado te aportará bienestar. Los problemas son como acertijos, en vez de que nos estanquen y nos dejen en la tristeza y el desánimo, hay que poner empeño en encontrar la solución, con motivación, esperanza y sobretodo constancia, porque siempre hay una salida.