Bajo el sol de la Toscana: empezar de nuevo tras el divorcio - La Mente es Maravillosa

Bajo el sol de la Toscana: empezar de nuevo tras el divorcio

Cristina Calle Guisado 15 septiembre, 2018 en Cine, series y psicología 0 compartidos
Pareja de Bajo el Sol de la Toscana

Contamos con una buena variedad de canciones, series de televisión, películas o libros que nos pueden ayudar a empezar de nuevo tras, por ejemplo, un divorcio o una ruptura sentimental. Bajo el sol de la Toscana es una de esas películas, protagonizada por la actriz Diane Lane. Quien también protagoniza entre otras: Y que le gusten los perros Noches de tormenta. Bajo el sol de la Toscana cuenta la historia de una mujer que tiene la oportunidad de empezar de nuevo tras divorciarse.

Una ruptura sentimental conlleva un cambio brusco en nuestro proyecto vital que nos obliga a replantearnos la vida y a reinventarnos. Todo un proceso de autodescubrimiento que puede permitirnos ser quien realmente deseamos ser.

Es cierto que durante una separación se pueden vivir momentos realmente duros, hay que enfrentarse a la soledad, aprender a convivir con uno mismo, a quererse y a mimarse… Todo ello nos resultará útil para elegir mejor a quienes merecen estar a nuestro lado y dejar que el amor nos encuentre sin necesidad buscarlo.

“Una separación nos lleva a vivir una etapa dura en nuestras vidas que al mismo tiempo puede resultar increíblemente hermosa”.
Compartir

La vida aparentemente perfecta

Al inicio de Bajo el sol de la Toscana podemos ver a su protagonista Frances Mayes en una vida aparentemente perfecta, rodeada de prestigio personal y profesional. Sin embargo, su proyecto vital se rompe cuando descubre que su marido la engaña con otra mujer. En un instante todo cambia y la vida aparentemente perfecta y envidiable se transforma en una especie de pesadilla, donde Frances se siente totalmente perdida. Su única opción es empezar de nuevo.

Al producirse una ruptura sentimental se da un cambio muy importante, pasamos de ser dos a ser uno, de compartir nuestro proyecto vital a tener que seguir o construir uno propio. Algo que se refleja en la película a través de la NO aparición del exmarido de Frances, ya que él no es importante en este caso. Lo importante es que la protagonista encuentre el valor suficiente de descubrir quién es ella.

Frances con una maleta

Reconstruir nuestra vida

Tras una separación, siempre hay una parte de reconstrucción, la vida tal y como la conocíamos ya no existe, y por lo tanto hay que afrontarla de otra manera. Este proceso será más o menos duro dependiendo de varios factores, y uno muy importante es el grado de dependencia afectiva. En muchos casos el proyecto vital construido es prácticamente una fusión de los miembros de la pareja, han olvidado casi por completo su individualidad, algo que dificulta el reinicio para ambos.

Las personas dependientes emocionalmente suelen sustituir rápidamente a sus parejas o quedar gravemente heridas y cerrarse al amor. Aunque en la película no se deja del todo claro, Frances parece salir de una relación donde depende en gran medida de su marido, a pesar de que lo mantiene económicamente.

No perder la esperanza

A pesar del dolor, la protagonista no pierde la fe en el amor, observa el mundo que la rodea con curiosidad y con esperanza. Observando al anciano que deja flores para una mujer desconocida, a dos jóvenes comenzando una hermosa y loca historia de amor, a los hombres que la rodean con cierta curiosidad….

Es importante mantener la esperanza, observar que el amor es posible y está presente a nuestro alrededor y que incluso puede pasarnos a nosotros y que por supuesto lo merecemos. La verdad es que llegará cuando sea el momento preciso, que suele coincidir con ese en el que nos desembarazamos de la ansiedad de buscarlo.

“Aunque sacudas con fuerza el reloj de arena, cada grano caerá a su tiempo.

No fuerces nada. Todo llega”.

-Anónimo-

Un viaje lleno de metáforas

Bajo el sol de la Toscana describe el viaje a un lugar desconocido y hermoso como es la toscana italiana. Este viaje a la toscana no es más que una metáfora, ya que el verdadero lugar desconocido y hermoso es el interior de Frances y de toda la fuerza y potencial que tiene por descubrir.

El viaje de protagonista comienza de forma inesperada, de repente se encuentra fuera de su zona de confort en un autobús lleno de parejas homosexuales que comienzan a aplaudirle en muestra de apoyo. Poco a poco la protagonista se abre a lo desconocido, empieza a escuchar su voz interior y a guiarse por su instinto. Hasta que su intuición la invita a comprar una casa en ruinas en un país extranjero.

La casa simboliza el estado emocional en el que Frances se encuentra, ya que necesita una profunda reforma. Ella encuentra la fuerza y el valor para empezar de nuevo y rehacer su proyecto vital, comenzando con una dura reforma en su nuevo hogar.

Justo antes de comprar la casa conocerá un hombre que será clave en su recuperación, un hombre que la tratará con respeto y la acompañará de forma platónica durante su evolución. Este es sin duda uno de los personajes más importantes de la película.

Escenas imprescindibles de Bajo el sol de la Toscana

Durante Bajo el sol de la Toscana se forja una relación muy especial entre ellos, dando lugar a varias escenas imprescindibles. Una de ellas cuando tras la tormenta eléctrica, Frances tendrá que enfrentarse a sus miedos y él aparece para preocuparse por ella. En este momento la protagonista parece sentirse afortunada de contar con un buen amigo, un hombre dispuesto a ayudarla sin buscar nada a cambio, un hombre íntegro que es fiel a su esposa.

Otra escena muy importante con este personaje es cuando Frances comparte sus deseos de que en aquella casa llegue a vivir una familia y se pueda celebrar una boda en el jardín. De manera que la protagonista siente que puede ser ella misma y compartir libremente sus pensamientos y sentimientos con su amigo.

Durante la boda en el jardín, este gran personaje le recuerda a Frances que se han cumplido sus sueños. Ella reflexiona y se da cuenta que es cierto, que se han cumplido, aunque no de la forma que esperaba. En ese final Frances ya es una persona completa y feliz, y está preparada para que el amor pueda encontrarla. 

Frances

Etapas de recuperación

Al empezar de nuevo la protagonista va modificando su forma de relacionarse con los demás, pasando por distintas etapas. Durante un tiempo necesita sentirse segura y refugiarse en el trabajo de reformar la casa, llega un momento que se siente cansada de todo ello y realiza un nuevo viaje, esta vez a Roma. Ese es un paso importante.

Tras una separación se solemos necesitar estar tranquilos y solos, sentirnos libres pero sin distracciones, simplemente estar con nosotros mismos, en un entorno seguro. Llega un momento que las paredes de casa se caen sobre nosotros, nos sentimos más fuerte y comenzamos a necesitar relacionarnos con los demás, salir y disfrutar de la vida. Salir de nuevo de la nueva zona de confort y enfrentarnos a nuevas situaciones y a nuevos retos.

El amor en sus distintas formas

Hay que destacar como Frances cambia su forma de relacionarse con los hombres. La protagonista solo ha estado con su esposo de forma física y emocional, de manera que en su ausencia se siente claramente perdida en este terreno. Durante la película, podemos ver cómo se ilusiona con un coqueteo con el que resulta ser un hombre casado, como claramente siente algo que no sabe definir hacia el amigo que la acompaña de principio a fin, como otros hombres la hacen sentir incómoda, como finalmente conoce a Marcelo y vive una loca aventura….

A lo largo de Bajo el sol de la Toscana, Frances descubre que existen muchas personas a su alrededor que puede amar de distintas formas, descubre que la vida es algo más que compartirla con una sola persona. Cada personaje le devuelve y le descubre una parte de ella misma. Le prestan ayuda para que sea cocinera, restauradora, amiga, escritora, madre, tía, amante, niña…. Descubriendo que existen distintas formas de amor y que la amistad es una gran forma de amor en sí misma.

Empezar de nuevo

Bajo el sol de la Toscana es una película que nos permite viajar por hermosos parajes, mientras que a nivel emocional nos permite recordar y conectar con etapas de nuestro propio proceso, de nuestro reencuentro con nuestra esencia, con nuestro reinicio.

Pero no solo veremos nuestro propio reflejo, también podremos identificar etapas de otras personas, el empezar de nuevo de amigos y familiares tras divorcios o rupturas sentimentales. Como corazones rotos se recuperan descubriendo el amor en sus distintas formas y dándose la oportunidad de reconstruirse, al igual que una casa en ruinas.

En Bajo el sol de la Toscana podemos ver cómo a medida que la casa se va reconstruyendo el estado emocional de Frances mejora. Finalmente el anciano de las flores la saluda, y de un viejo grifo en ruinas vuelve a fluir agua libremente, que simboliza el fluir de la vida.

Bajo es sol de la Toscana es sin duda un canto a la vida. Un canto de esperanza, un viaje de transformación lleno de pérdidas y ganancias, de finales para que puedan llegar nuevos principios. De ese modo, durante la película podremos ver distintas historias de amor que nacen… mientras otras llegan a su fin.

Cristina Calle Guisado

Tengo dos grandes pasiones la psicología para observar y comprender el mundo que nos rodea y la escritura para transmitir lo que pienso y siento sobre ello. ¿Quieres descubrirlo?

Ver perfil »
Te puede gustar