Bedtime pass, un método que ayuda a dormir a los niños

27 agosto, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga María Alejandra Castro Arbeláez
El Bedtime pass puede ser la solución para que los niños duerman mejor, no se resistan a dormir y duerman en su cama durante el tiempo estimado para ello. Está comprobada su eficacia.

La hora de ir a dormir se puede convertir en un asunto realmente estresante para la familia. Gritos, llanto, miedo, angustia, y un constante dormir y despertar pueden convertirse en rutina cuando no hayamos un método eficaz para gestionar este problema. Afortunadamente existen algunos como el Bedtime pass.

A veces, podemos llegar a pensar que solo le sucede a nuestra familia, pero tranquilo, todos podemos pasar por estas dificultades. Lo importante es encontrar cómo actuar con asertividad para lograr un sueño tranquilo y reparador en cada uno de los miembros de la familia.

Los pequeños de la casa, quizá, son quienes más dificultades tienen a la hora de ir a dormir, pero que sea más fácil no depende exclusivamente de ellos. Te mostramos a través de este artículo cómo lograr que la hora de dormir sea más saludable mediante el método denominado Bedtime Pass. ¡Comencemos!

Niño llorando

Bedtime pass, ¿qué es?

Es muy común que los niños no quieran ir a la cama a la hora de dormir. Las razones pueden ser muchas, veamos algunas:

  • Prefieren quedarse más tiempo jugando.
  • Desean pasar más tiempo con su familia.
  • Por rebeldía.
  • Sienten miedo (a quedar desatendidos, a la oscuridad, a las pesadillas…).

Pueden ser muchas las causas, por ello, hay que revisar todas aquellas rutinas que rodean al sueño. ¿Qué hace el niño cuando las horas antes de irse a dormir? ¿Qué hace si se despierta por las noches?

Un método efectivo que ayuda a que los niños duerman es el Bedtime pass. Se trata de una técnica viable para emplear en los niños que presentan dificultades o rechazo a la hora de acostarse. Además, es respaldada por diferentes investigaciones.

Las dificultades que se suelen abordar este método son la resistencia de ir a la cama y a quedarse dormido. Además, resistirse a participar en la rutina de ir a la cama, llamar desde la cama o salir de la habitación después de acostarse o al despertarse durante la noche.

Lo que sucede es que los comportamientos se refuerzan o se sostienen ante el retraso de la hora de ir a la cama y al mantener el contacto con los cuidadores.

Para ello, el Bedtime pass puede ser una estrategia adecuada. De hecho, es recomendable también, en niños que son capaces de iniciar el sueño de forma independiente en sus propias camas o habitaciones.

¿Cómo implementar el Bedtime pass?

El Bedtime Pass es una forma de enseñar a nuestros pequeños a estar en su cama y dormir de forma independiente, con protestas mínimas. Veamos qué pasos seguir según este modelo:

  • Sentarse con el niño y explicarle lo que vamos a hacer.
  • Explícale al niño que cuenta con dificultades para dormir y que se te ha ocurrido una idea de cómo ayudarlo. Por ejemplo, puedes decirle: «Sé que es difícil para ti dormir, por ello, pensé en una idea».
  • Explicarle la estrategia al niño de la siguiente manera. «Tú y yo haremos un pase para que lo uses todas las noches, obtendrás un pase por noche» Luego de que mamá y papá te haya acostado, podrás usar el pase para un viaje gratis fuera de la habitación, deberá ser por una razón específica, por ejemplo, ir al baño, abrazar a mamá y a papá. Si usas el pase, debes dárnoslo (a mamá a papá o al cuidador), y posteriormente volver a la cama».
  • Hay que hacer énfasis en que debe haber una razón específica breve (5 minutos aproximadamente).
  • Explicar qué pasa después de que el niño ya haya usado el pase. Por ejemplo, «Después de haber usado el pase tú debes volver a la cama y quedarte ahí por el resto de la noche».
  • Realizar el pase junto a tu hijo(s). Entre más creativos mejor. Debes permitir que el niño participe, así lo sentirá suyo.
  • Justo antes de acostarse debes entregarle el pase a tu hijo y recordarle el propósito.
  • Si tu hijo usa el pase, permíteselo, toma el pase y recuérdale que luego de haberlo usado es hora de quedarse en su habitación y permanecer en silencio.

Ahora bien, si tu hijo te llama después de haber usado el pase, se trataría de ignorar este comportamiento, incluso si insiste. Y, si sale de la habitación después de haber usado el pase, debes guiarlo de regreso a su habitación físicamente, sin hablar. Recuerda imponer estas reglas con cabeza, evaluando que el nivel de sufrimiento no sobrepase determinados límites.

Las primeras noches es importante recordar las reglas a tu hijo, hasta que estas queden interiorizadas. Además, no olvides recompensar a tu hijo por haber usado el pase y permanecer en su habitación después de eso. Si eres consistente, aumentarán las posibilidades de éxito. Además, asegúrate de que otras personas que cuiden a tu hijo mantengan esta rutina.

Niño durmiendo

¿Cuáles son los beneficios del Bedtime pass?

Ya que has visto de qué se trata este método y cómo llevarlo a cabo, te mostramos las ventajas principales de usarlo, veamos:

  • El niño aprenderá rápidamente que es mejor mantener el pase, ya que de no hacerlo no recibirá la atención, como desea.
  • Se reduce la incomodidad a la hora de ir a la cama.
  •  Es un plus para la higiene del sueño.
  • Se puede llegar a eliminar la resistencia a dormir.
  • Disminuye la resistencia a dormir de forma independiente.
  • Incrementa el nivel de satisfacción.
  • Brinda a los padres y a los niños un elemento de control.
  • Disminuye la angustia.
  • Se potencia la gestión emocional asertiva.
  • Mejora la capacidad de tomar decisiones.

Aunque hayan todos estos beneficios es oportuno recordarte, que al principio si el niño insiste en mantener los comportamientos de protesta, puede resultarte angustiante no acudir a él, pero con el pase del tiempo cuando veas los resultados esa angustia debería disminuir, así como dichas conductas.

Sin embargo, se trata de un método efectivo comprobado por la investigación. De hecho, en el artículo titulado «Brief Report: Evaluating the Bedtime Pass Program for Child Resistance to Bedtime-A randomized Controlled Trial«, escrito por Patrick Friman y colaboradores publicado en la Revista de Psicología pediátrica, se expone el estudio que realizaron los autores.

Se trató de un ensayo controlado aleatorio en diecinueve niños. Los niños del estudio eran resistentes a la hora de ir a dormir; en un comienzo lloraban regularmente, y llamaban y/o salían de sus habitaciones después de acostarse. La mitad de estos niños recibió pases para ir a dormir.

Aquellos que recibieron los pases, dejaron sus habitaciones y lloraron y gritaron significativamente menos que aquellos sin pase. Además, los familiares de estos niños reportaron niveles altos de satisfacción y aceptación del tratamiento.

En resumen, el Bedtime pass es un método efectivo para determinados casos cuando se presentan problemas de sueño. Usarlo podría disminuir notablemente las conductas no apropiadas a la hora de ir a dormir que mantienen algunos niños. Una maravillosa forma de afrontar los inconvenientes para ir a dormir y de potenciar hábitos saludables.

Moore, B.A., Friman, P.C., Fruzzetti, A.E, & MacAleese, K. (2007). Brief report: evaluating Bedtime Pass Program for child resistance to bedtime-a randomized controlled trial. Journal of Pediatric Psychology, 32(3) , 283-287. Schones, C.J. (2011). The bedtime pass. En Behavioral Treatments for Sleep Disorders (pp. 293-298). Academic Press.