Los gestos pueden representar un mundo

Roberto Muelas Lobato · 27 julio, 2017

Todos los días realizamos una gran variedad de gestos voluntariamente. Los realizamos porque mediante ellos retransmitimos información que las demás personas entienden. La frecuencia con la que esto sucede, realizamos gestos y los demás comprenden su significado, a veces hace que demos por hecho que un gesto tienen un significado. Al contrario, los gestos no tienen significado, el significado se lo damos los que lo interpretamos.

Cuando viajamos a sitios donde la gente tiene culturas diferentes, la mímica de las personas pueden resultarnos extraña. Puede que no entendamos el significado de signos muy similares a los que realizamos en nuestro día a día. La verdad es que cada gesto es un mundo, o al menos puede serlo.

Los guiños

Tómese como ejemplo un guiño. Este gesto consiste en cerrar un ojo durante un corto período de tiempo, mientras el otro permanece abierto. Es un gesto fácil de reconocer pero no tan fácil de interpretar.

Imagínese esta situación. En una terraza de un bar hay varias personas tomando café. Un chico guiña un ojo a la chica que lo está mirando. En otra mesa, otro chico que no mira a nadie directamente también guiña un ojo. La chica devuelve el guiño al chico mientras que otra chica, que observa los tres guiños, guiña un ojo.

Chica haciendo un guiño como gesto

¿Cómo resolver este cruce de guiños? Si quieres, piensa cuál es el significado de cada guiño para que a medida que sigas leyendo puedas compararlos con el significado real. A continuación presentamos la interpretación de esta historia:

  • El primer chico que guiñó lo hizo intencionalmente. Su intención era llamar la atención de una chica por la que se sentía atraído. El gesto de guiñar intencionalmente tiene un significado de ritual de cortejo y sirve para mostrar las intenciones, un interés sexual. También es un gesto que en ocasiones pretende confirmar o resaltar una complicidad. En otro contexto, también puede significar burla, especialmente cuando acompaña al sarcasmo.
  • El segundo chico que guiñó lo hizo involuntariamente. Este chico tenía un tic y por eso guiñó el ojo. Debido a que era un tic, no dirigía la mirada a nadie.
  • En cuanto a la chica que devolvió el guiño al chico, su intención era quedar bien. La chica no era del mismo país y tenía otra cultura. En su cultura el acto de guiñar un ojo no tiene ningún significado. Esta chica devolvió el guiño porque pensó que era algo culturalmente aceptable, como si fuera un saludo.
  • Por último, nos queda la chica que ve la escena y guiña. Esta chica guiña simplemente porque algo ha entrado en su ojo. El acto de guiñar, en este caso, es un acto reflejo para sacar la partícula que ha entrado en su ojo. Por tanto, el guiño es involuntario.

Con esta historia, a pesar de ser inventada, demostramos que los guiños pueden tener varios significados y ser tanto voluntarios como involuntarios. ¿Has acertado el significado de algún guiño? Imagínate lo difícil que puede ser interpretar un signo. Sin evidencias sobre el significado que suele tener un signo en un contexto y en un momento dado, adivinar el significado de un signo puede ser muy complicado.

Saussure: significado y significante

Para Ferdinand de Saussure, los signos están compuestos por la unión del significado y el significante. El significado es lo que significa mientras que el significante es la palabra que lo representa, tanto su escritura como su pronunciación. En el caso que nos concierne, el de los gestos, el significante sería el gesto.

La unión de ambos, entre significante y significado, no presenta ninguna motivación por lo que su relación es arbitraria. Esto quiere decir que un simple movimiento de mano puede tener un significado con el que no guarde ninguna relación. De ahí que, en ocasiones, sea tan difícil conocer el significado de los gestos.

Los gestos en otras culturas

Las diferentes culturas suelen tener gestos con diferentes significados. Algunos de estos gestos, que tienen distinto significado, al menos en España, son los siguientes:

  • Levantar el dedo pulgar significa que todo va bien. Pero en Alemania es el número uno y en Medio Oriente es un gesto de enfado con alguien.
  • Terminar toda la comida del plato significa que la comida estaba muy buena. Sin embargo, acabarse toda la comida del plato en China y Filipinas indica que la ración era escasa y que el anfitrión era un tacaño.
  • Extender la palma de la mano hacia fuera es un signo que realizamos para indicar a alguien que pare o se espere. En Grecia, colocar así la mano significa la denominación de criminal o asesino.
  • Poner los cuernos puede tener muy diferentes significados. En España se usa para indicar que la pareja de alguien le es infiel pero en Hawai sirve para dar la bienvenida. En África, este gesto indica una maldición y en Estados Unidos es el símbolo de la Universidad de Austen.
  • Regalar flores sirve para demostrar amor o simpatía. La gente, normalmente, no se para a contar el número de flores, pero en Rusia regalar un número de par de flores escenifica el deseo de que fallezcas.

Mano con el pulgar levantado como ejemplo de gestos

La próxima vez que viajes ten cuidado con la interpretación que des a los signos y, muchos más cuidado, con los gestos que hagas. Cuando no conocemos una cultura ni el contexto podemos dar lugar a conclusiones absurdas. Ante la duda, una pregunta puede solucionar un conflicto.