9 características de los padres narcisistas

Los padres narcisistas suelen ser autoritarios, pero sobre todo muy limitantes. En la mayoría de los casos su único objetivo es lograr que los hijos cumplan sus expectativas y queden supeditados a sus deseos grandilocuentes.
9 características de los padres narcisistas
Valeria Sabater

Escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater.

Última actualización: 06 marzo, 2022

Una de las características más evidentes de los padres narcisistas es considerar a los hijos como un objeto. Son un medio para un fin, y ese fin es satisfacer las necesidades de esa figura materna o paterna que vetará el desarrollo psicológico y emocional del niño. Lo moldearán y manipularán para satisfacer de manera exclusiva sus expectativas.

Son muchos los hombres y mujeres adultos que evidencian claras secuelas de una educación ejercida por estas figuras. Por lo general, suelen darse dos fenómenos: los padres narcisitas modelan hijos igual de narcisistas o dan al mundo hijos co-narcisitas, es decir, personas heridas que tienden a quedar ancladas a esas figuras paternas o maternas.

Evidentemente, hay quien logra dejar atrás ese vínculo doloroso, ese entorno que funciona como una secta y una fábrica de sufrimiento continuado. Sin embargo, las secuelas están ahí, latentes y en forma de estrés postraumático. Es decisivo, por tanto, saber reconocer este patrón de comportamiento del padre o la madre con un trastorno de la personalidad narcisista.

Padre castigando a su hijo simbolizando las características de los padres narcisistas
Un padre o una madre narcisista nos inocularán el miedo a la desaprobación. Quedaremos supeditados a obedecer sus normas y satisfacer sus expectativas.

Estas son las características de los padres narcisistas

En primer lugar, es importante diferenciar a los padres con altas expectativas sobre sus hijos de aquellos con claros rasgos de un narcisismo patológico. En ocasiones, solemos mezclar términos y caemos en equívocos. Un padre o una madre narcisista es aquel que veta por completo la autonomía vital de un hijo, sin importar su edad. 

Un ejemplo, una investigación de la Universidad de Ámsterdam destaca cómo los padres con un trastorno de la personalidad narcisista establecen relaciones abusivas en las que se puede culpar a los hijos de la infelicidad del progenitor.

Es más, los efectos del narcisismo parental afectan incluso al desarrollo cerebral de los hijos. Se han visto incluso variaciones en el volumen de la materia gris cerebral y un menor tamaño del hipocampo; efecto todo ello de la alta carga de estrés mantenida durante años.

Veamos ahora cuáles son esas características de los padres narcisistas.

El narcisista es como un planeta sobre el cual deben girar todos los demás, incluidos los hijos, que se convierten en pequeños satélites supeditados a los deseos de esa figura tiránica y dañina.

1. Coartan la libertad

Lo hemos señalado anteriormente. Los padres narcisistas poseen unas narrativas internas sobre cómo desenvolverse la arquitectura familiar. Y en esa estructura nadie es libre. De ahí que a menudo se compare este escenario con el de una secta. Hay uno o varios líderes ideológicos y los demás deben integrarse y cumplir esos mandatos.

Porque lo único que importa es satisfacer al líder, a ese progenitor al que hay que reforzar y hacer feliz. Esto implica que el hijo debe cumplir toda expectativa personal y académica que, seguramente, el narcisista no satisfizo en su día.

2. Minan la autoestima de sus hijos

Una de las características de los padres narcisistas es marginar el autoconcepto y la autoestima de los hijos. Lo último que puede suceder en ese escenario familiar es que los hijos destaquen y sean exitosos.

Si el hijo es mejor que el padre o la madre en algún aspecto aparece la ira o la frustración. Brillar es algo inadmisible en estos entornos patológicos.

3. Tienen una imagen distorsionada de ellos mismos

Estas personalidades habitan en el mundo ocupando espacios, opacando y pisoteando todo derecho ajeno. Les define una visión de sí mismos distorsionada e inflada. Se perciben como figuras con más necesidades y virtudes que los demás, y esto les inclina a usarles como objetos para reforzar sus egos.

Un hijo es el combustible perfecto para nutrir y oxigenar su autoestima y su autoimagen. Lo manipularán hasta el extremo para que viva siempre a su alrededor satisfaciendo todo mandato, todo capricho.

4. De puertas hacia fuera son los padres perfectos (y no dudarán en proclamarlo)

Hay una característica recurrente que explican todas las víctimas de un padre o ambos padres narcisistas. De cara a la sociedad, a los vecinos y amigos, aparentan ser una familia idílica. Al narcisista le gusta mostrar al mundo que sus hijos son perfectos y que su vida es un reflejo absoluto de una felicidad deslumbrante.

Se enorgullece de que sus vástagos sean los más solícitos y obedientes. Recurre casi siempre a la mentira, esa que distorsiona realidades como que “sus hijos los adoran”. Asimismo, no duda en criticar a otras familias, en menospreciar lo que otros hacen e inculcar así a sus hijos esa idea de que “son mejores que nadie”.

5. Necesitan ser validados

Si hay algo que necesita el narcisista es ser validado; a cada momento y en cualquier circunstancia. Esto es especialmente lesivo cuando tienen una familia. Ellos son el foco sobre el que gira cada dinámica, y lo que necesiten, sientan o piensen sus hijos carece de importancia.

Su grandiosidad es tan opresiva que asfixia toda oportunidad para que los niños desarrollen su propia identidad. Esto hará que lleguen a la adolescencia y madurez interiorizando un claro sentido de inferioridad.

6. Son expertos en el juego de la culpa

Entre las características de los padres narcisistas está sin duda el juego de la culpa. Cuando el narcisista se siente frustrado por algún aspecto, culpabiliza de su infelicidad y malestar a sus hijos. Es una forma evidente de maltrato psicológico.

7. Tratan de impedir la independencia de sus hijos

No importa los sueños que tenga su hijo. Carecen de importancia sus objetivos vitales. Cuando se tiene como progenitor a un narcisista, se instala la obligación soterrada de cuidar de por vida a esa figura hostigadora. Esto significa que se boicoteará cualquier intento de independencia, incluidas las metas laborales o relaciones afectivas.

Adolescente enfadada con su madre representando las características de los padres narcisistas
Los narcisistas son personas celosas, envidiosas y hostiles. Esto significa que un hijo no puede destacar en ningún área, porque eso se procesa como un desafío al propio ego.

8. Tienen celos y ejercen el victimismo

Cuando se tiene un padre o una madre narcisista nadie puede osar ser mejor que él en cualquier aspecto. Se sentirán humillados y recurrirán al victimismo.

Si un hijo logra un buen trabajo y es feliz, se le recriminará, por ejemplo, que lo haya abandonado o que se priorice más a sí mismo que a ese padre o a esa madre.

9. Practican amor egoísta carente de empatía

Una de las características de los padres narcisistas es su frialdad emocional y la empatía instrumental. Es decir, sí reconocen las emociones y necesidades de sus hijos, pero lo que les interesa es manipularlas para obtener un beneficio.

Al fin y al cabo, las personas, en su repertorio psicológico, son meros objetos, no hijos, parejas o amigos que respetar y a quienes procurarles su felicidad.

Para concluir, si hemos sido víctimas de este tipo de crianza, no dudemos en solicitar ayuda experta para sanar la herida de ese trauma; la lesión invisible que deja la convivencia con todo narcisista.

Te podría interesar...
¿Por qué los narcisistas se hacen las víctimas?
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
¿Por qué los narcisistas se hacen las víctimas?

¿Por qué los narcisistas se hacen las víctimas? Bajo esta conducta se esconde una estrategia abusiva para ejercer el control sobre nosotros.



  • Bajwa, Ruqia & Batool, Iram & Abid, Momina. (2016). Narcissistic Personality and Family Relationship among Adults: A Correlational Study. Imperial Journal of Interdisciplinary Research (IJIR). 2. 121-124.
  • Day, N.J.S., Townsend, M.L. & Grenyer, B.F.S. Living with pathological narcissism: a qualitative study. bord personal disord emot dysregul 7, 19 (2020). https://doi.org/10.1186/s40479-020-00132-8
  • Jabeen, F., Gerritsen, C., & Treur, J. (2021). Healing the next generation: an adaptive agent model for the effects of parental narcissism. Brain informatics8(1), 4. https://doi.org/10.1186/s40708-020-00115-z
  • Minullina, A.. (2018). Psychological Trauma Of Children Of Dysfunctional Families. 65-74. 10.15405/epsbs.2018.09.8.
  • Kintner, M., Boss, P., & Johnson, N. (1981). The Relationship between Dysfunctional Family Environments and Family Member Food Intake. Journal of Marriage and Family, 43(3), 633-641. doi:10.2307/351764