Características y cualidades de las relaciones entre hermanos

Este artículo fue redactado y avalado por el psicólogo Alejandro Sanfeliciano
19 diciembre, 2018
Los hermanos son esas figuras tan especiales que nos acompañarán buena parte de nuestra vida, prestándonos en muchas ocasiones una ayuda de inestimable valor.

A pesar de que la investigación científica acerca de las relaciones entre hermanos no tiene demasiado recorrido, es de gran importancia: los hermanos juegan un gran papel en nuestra vida y en nuestro desarrollo. A lo largo de la historia estos han estado presentes en multitud de historias, leyendas y cuentos; ejemplos de estos son la historia de amor entre hermanos de Isis o Osiris o la relación que tienen los hermanos en la obra de Mozart de la Flauta mágica.

Todos sabemos por propia experiencia o por lo que hemos visto en otras familias que la relación entre hermanos no solo es importante por su incidencia en el ámbito social, sino también en el nivel de desarrollo cognitivo. Los padres vuelcan gran parte de sus esfuerzos a la hora de formar y educar a sus hijos, pero los hermanos también van a influir en la educación de los mismos; ya sea de forma positiva o de forma negativa.

En la actualidad, tanto los psicólogos educativos como los clínicos son conscientes de la incidencia que tiene la naturaleza de las relaciones entre hermanos. Por esta razón podemos encontrar multitud de estudios e investigaciones alrededor de este campo de estudio. En el presente artículo, vamos a hablar concretamente de dos hipótesis: (a) La hipótesis de la compensación de hermanos y (b) la hipótesis de hostilidad por el favoritismo. Ambas hipótesis están relacionadas con el trato de los padres hacia los distintos hijos.

Hermano abrazando a su hermana pequeña

La hipótesis de compensación de hermanos

Antes de nada, es relevante matizar que las relaciones entre hermanos no se pueden estudiar o investigar de manera aislada; es decir, es importante tener en cuenta otras variables, como el trato diferencial de los padres hacia los hermanos. Aquí nace nuestra primera pregunta ¿qué ocurre si los padres muestran un trato deficiente hacia sus hijos? ¿Los hermanos podrían compensar ese déficit a través de su relación?

La hipótesis de compensación de hermanos defiende que los hermanos pueden desarrollar una relación más cercana y cálida y ayudarse mutuamente en aquellas situaciones en la que experimentan una relativa carencia de cuidado paterno. Es decir, los hermanos actuarían compensando o sustituyendo a los padres y logrando de esta manera un desarrollo normal a pesar del déficit de crianza paterna.

Los estudios acerca de esta hipótesis muestran resultados a favor de la misma. Parece ser que existe una correlación inversa entre la calidad de la interacción padres-hijos y la calidad de las relaciones entre hermanos. En un estudio de Bryant y Crockenberg en laboratorio, se encontró que la indiferencia de la madre hacia sus hijos correlacionaba con un mayor número de conductas prosociales del hermano mayor al menor.

Esto resultados nos hacen pensar que los hermanos en edad escolar se apoyan y enseñan mutuamente en ausencia del apoyo paterno. Pero, hay que tener cuidado al interpretar estos datos, ya que los estudios a veces muestran datos contradictorios. Esto se debe a que existen muchos más factores además del trato paterno que regula las relaciones entre hermanos.

La hipótesis de hostilidad por el favoritismo de los padres

Anteriormente hemos hablado de cómo las relaciones entre hermanos pueden volverse cálidas y cercanas debido al trato paterno, pero también la conducta paterna puede generar hostilidad entre los hermanos. Y aquí es donde aparece la hipótesis de hostilidad por el favoritismo de los padres. Esta va hablar acerca de las percepciones que tiene los hijos acerca de cómo los padres tratan a sus hermanos.

Niño celoso de su hermano

La hipótesis de hostilidad por el favoritismo de los padres postula que los hermanos pueden desarrollar relaciones hostiles si alguno de ellos percibe que es peor tratado que el otro. Es decir, si un hijo observa que sus padres muestran favoritismo hacia su hermano aparecerá una respuesta de celos; la cual desencadenará conductas hostiles hacia su hermano.

En un experimento, Hetherington encontró que cuando a uno de los hermanos se le trata con menor calidez y afecto, aumenta probabilidad de que la interacción entre hermanos sea agresiva y primen las conductas de rivalidad. Pero al igual que la anterior hipótesis hay que tener en cuenta que existen muchos más factores que pueden modular el trato entre hermanos.

En cualquier caso, los diferentes estudios acerca de las relaciones entre hermanos nos muestran la importancia que tienen los mismos en nuestra vida y desarrollo. Al final un hermano es en muchos casos esa referencia de conocimiento y confianza que nos acompañará la mayor parte de nuestra vida.

Bryant, B. K., & Crockenberg, S. B. (1980). Correlates and dimensions of prosocial behavior: a study of female siblings with their mothers. Child Development. https://doi.org/10.1111/j.1467-8624.1980.tb02575.x